Decidir cómo y cuándo apostar por políticas destinadas a potenciar el engagement puede ser decisivo para las organizaciones. Por eso, la manera de comunicar y presentar las propuestas es determinante para implicar a los empleados. La conjunción entre los departamentos de Marketing y Recursos Humanos de las empresas es indispensable.

Según nuestro último estudio sobre employer brand, el 96% de los encuestados piensa que tener valores personales en consonancia con la cultura de la empresa es clave para sentirse satisfecho en ella. Asimismo, el 80% de los líderes de RRHH coincide en que una employer brand potente aumenta significativamente su capacidad de contratar a los empleados adecuados.

Estos datos demuestran que, para que se cumplan los deseos de empleadores y empleados, se debe apostar por un nexo que sirva de unión: las políticas de engagement. Por un lado, poner a disposición de los profesionales actividades sociales, culturales y medioambientales potencia el aumento del nivel de compromiso, ya que coincidir en valores favorece la satisfacción laboral. Por otro, que los líderes de una organización apuesten por una propuesta de valor contundente da como resultado una implicación más elevada por parte de la plantilla.

Tal y como indica un estudio realizado por Gartner, el 87% de los empleados encuestados comunicó que las empresas deberían apostar por temas sociales relevantes para sus negocios y un 74% que incluso lo deberían hacer por cuestiones que no estuvieran tan relacionadas con el negocio. Además, otra encuesta de Gartner indica que “cuando las corporaciones toman una posición, pueden esperar un aumento en el número de empleados que van más allá del cumplimiento del deber en el trabajo. Este esfuerzo discrecional es un componente clave del compromiso de los mismos”.

Con todo ello, podemos decir que para que las políticas de engagement resulten exitosas se deben mezclar el marketing interno y el employer branding. ¿Cómo? Se pueden seguir una serie de pautas:

- Sentimiento de pertenencia. Para fomentarlo, es necesario hacer partícipe a los empleados de los logros de la compañía y comunicarlos de manera atractiva.

- Contenido interesante. Artículos, informes, comunicaciones internas, desayunos, eventos, encuestas…son ejemplos que funcionan para mantener una relación informativa que ayude a generar interés y a aprender más sobre su puesto de trabajo.

- Escucha activa. Para Marketing, tener un conocimiento de las necesidades de los clientes es primordial para seguir innovando y ofreciendo los mejores servicios. Lo mismo ocurre cuando los destinatarios del mensaje son los propios empleados, también a ellos les gusta sentirse valorados y partícipes de decisiones importantes que ha de tomar la organización para resolver problemas o encarar nuevas etapas.

- Encuestas de satisfacción. Para conocer a los clientes externos se envían encuestas de satisfacción, lo mismo ocurre para los profesionales que forman las organizaciones. Conocerlos significa saber su opinión y su sentimiento hacia la empresa, ¿qué debe mejorarse? ¿qué debe potenciarse? Ellos son una gran fuente de información.

- Recompensas. Para motivar a que la plantilla colabore en las diferentes campañas internas, es necesario ofrecer incentivos que eleven el número de participantes. Ofrecer recompensas puede ser la palanca para que los empleados se conviertan en un valor diferencial para la compañía como, por ejemplo: conseguir ofertas exclusivas y promociones, ofrecer programas de fidelización, celebraciones, obsequios…

Todas estas pautas generadas entre los departamentos de Recursos Humanos y Marketing deben ir alineadas con el objetivo de conseguir más engagement por parte de los empleados y, por consiguiente, aumentar la productividad y las ventas de la empresa, ya que ellos son:

- Los principales prescriptores de la compañía como marca

- Los mejores embajadores

- Los expertos que hacen crecer a la empresa

- Los que dominan los procesos relacionados con su trabajo

También cabe tener en cuenta que el papel de los responsables de la gestión de talento brinda apoyo adicional para equipar a los líderes y gerentes con el objetivo de que comprendan y actúen sobre los resultados específicos de sus equipos para garantizar que todos los miembros de la fuerza laboral entiendan claramente cómo pueden contribuir a los planes de acción de sus organizaciones.

A modo de conclusión, los departamentos de Marketing pueden aportar gran valor interno a las organizaciones, apoyando a los profesionales de Recursos Humanos en la tarea de potenciar el engagement.

¿Necesitas ayuda?