Náutica Deportiva una fuente de empleo | News especialidades Puertos | marzo 2018

Según datos publicados por el Puertos del Estado, organismo público dependiente del Ministerio de Fomento, la náutica deportiva (construcción, reparación, industria asociada y servicios auxiliares) aporta aproximadamente un 0,7% del PIB nacional y más de 110.000 empleos, directos e indirectos. Un sector que se configura, junto con el turístico y de ocio, como un elemento de gran importancia dentro del desarrollo económico del país.

Las instalaciones exclusivas para la náutica deportiva y de recreo desempeñan un puente de unión entre la transición de áreas ciudadanas y los puertos comerciales. Por ello, según la entidad, en el período 2017-2021 un 10% de las inversiones portuarias estatales se dedicará al tráfico de pasajeros y a las relaciones Puerto-Ciudad.

Esta revitalización del sector se debe a los excelentes datos de cierre de 2017, unas cifras optimistas que recoge el estudio de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN), donde se demuestra que el mercado del chárter náutico, alquiler de embarcaciones de recreo creció un 24,7% y se matricularon 5.275 embarcaciones de recreo.

Con estos datos no es de extrañar que este sector vea incrementada su oferta laboral.

 

Saliendo a flote
Dejando atrás la crisis económica, el sector náutico en general está volviendo al boom que ya experimentó en la década de los 90, cuando se llegó al máximo de titulaciones expedidas por las escuelas náuticas hasta la fecha y se crearon 28 nuevos puertos deportivos. Ahora, se postula como uno de los sectores generadores de riqueza en España.

Además, la supresión de algunos impuestos que sesgaban la democratización de la náutica deportiva se posiciona como otro factor beneficioso para potenciar la accesibilidad.

Por último pero no menos importante, la reciente presencia de Puertos del Estado en la Feria Boot de Düsseldorf, la más importante del mundo en náutica deportiva, ha confirmado el propósito por parte del sector público estatal de dar un impulso al sector.

Los perfiles directos que se benefician de esta reactivación pueden clasificarse en:

– Tripulación: capitanes, marinería y fonda.

– Mantenimiento: mecánicos y carpinteros.

– Astilleros: ingenieros navales y trabajadores especializados.

– Marinas deportivas: responsables náuticos y administrativos.

– Comercio de efectos navales: especialistas en material náutico.

 

Beneficios colaterales
Además de la creación de empleo propia en el sector, el número de  beneficiarios indirectos es elevado. Las personas que atracan sus barcos en los puertos potencia el crecimiento económico de la región al verse necesitados de otros servicios, desde hotelería y restauración, hasta la búsqueda de instructores para practicar cualquier tipo de deporte acuático.

La diversidad de actividades de ocio que pueden desarrollarse en puertos de recreo es una buena carta de presentación para seguir atrayendo este tipo de perfil turístico y profesional.

 

Náutica deportiva y turismo náutico: el tándem perfecto
La relevancia de la organización de grandes eventos náutico-deportivos y salones asienta las bases para que la afluencia de turismo pueda generar más industria y reclamo mediático de las costas españolas.

El turismo náutico se define por la realización de actividades que se llevan a cabo gracias al contacto con el agua, como por ejemplo la navegación o actividades deportivas y de ocio. Con todas las posibilidades que ofrece, España engloba todo lo necesario para poder seguir fomentándolas:

– Gran variedad de puertos repartidos por toda la geografía

– Amplia variedad de actividades náuticas ofertadas

– Fomento de las competiciones y concursos náuticos

– Instalaciones náuticas preparadas

 

Beneficios del turismo náutico
El crecimiento económico generado por el auge del sector implica la demanda de perfiles especializados para cubrir las ofertas de empleo que puedan surgir. La formación y la innovación son los pasos lógicos a seguir para dar el mejor servicio con el fin de posicionarnos a la cabeza del mercado.

En conclusión, el creciente apoyo estatal que está recibiendo el sector náutico deportivo es una oportunidad para potenciar la empleabilidad a lo largo de la mayor longitud de costa de la Unión Europea (8.000 km.), una característica que posiciona a España, además, como área estratégica en el transporte marítimo internacional y como plataforma logística del sur de Europa.