entrevista Pedro Fernández | Florette | news ago marzo 2017
Pedro Fernández Panizo, Director Financiero y Recursos Humanos de Florette

La formación es un elemento clave del Employer Branding de Florette. En 2016 se llevaron a cabo más de 500 acciones formativas de las que se beneficiaron casi la totalidad de la plantilla y más de 400 nuevas incorporaciones fueron formadas por sus propios compañeros en lo que a competencias y valores se refiere.

 

¿Qué valores conforman la cultura empresarial de Florette?
La honestidad, la creatividad, la excelencia, la “cultura ultra-fresca” -una expresión muy nuestra para expresar que nos anticipamos a las necesidades y nos adaptamos a los cambios con agilidad- y el sentido de la responsabilidad. Definirlos entre todos ha sido vital para asegurarnos de que se trata de valores compartidos.

 

¿Cómo se acerca al talento la empresa?
Uno de los objetivos de nuestras políticas de RRHH es el desarrollo profesional de las personas que trabajamos en Florette. Por ello, nuestra primera fuente de selección es la promoción interna, de este modo aseguramos el crecimiento del talento con el que contamos en la compañía. Así, publicamos internamente todas las ofertas de empleo que se producen tanto en Florette Ibérica como a nivel de grupo en Europa. Mediante una serie de evaluaciones que realizamos y el mapa de talento también identificamos personas con alto potencial para poder contar con ellos en las promociones internas.

Además, también colaboramos con universidades, institutos y centros de formación para ayudar a los estudiantes a acceder a su primera experiencia laboral y todos los años incorporamos a la plantilla a jóvenes talentos que han hecho prácticas con nosotros. Por último, damos a conocer nuestras ofertas de empleo en nuestra web, en algunas de nuestras redes sociales, páginas de empleo especializadas o empresas de selección externa.

 

¿Cómo cuidan del compromiso de ese talento, una vez incorporado?
Nos importa mucho que el nuevo talento incorporado se sienta parte del equipo, mantenga su ilusión en el proyecto y aprenda con nosotros, por lo que seguimos formándole y dejando vías de desarrollo y promoción dentro de la empresa.  Cuidar de estas competencias y valores nos permite ser un instrumento de captación y retención de talento. Es algo que tenemos ya muy integrado en la organización.

 

¿Qué papel juega la formación en este Employer Branding?
La formación es uno de los elementos que cuidamos como parte fundamental de nuestros valores y que tiene una fuerte incidencia en la retención y captación del talento. La formación es un instrumento de desarrollo de las personas y permite, a su vez, tanto el desarrollo de Florette como de las posibilidades de crecimiento profesional dentro de la compañía.

 

¿Cómo cuidan del bienestar y la salud de sus empleados?
Tener un entorno sano y seguro es de vital importancia para mantener un clima de trabajo bueno y estable para las personas. Trabajamos día a día para hacer de Florette una organización lo más segura posible. Por ello, realizamos numerosas formaciones que nos ayudan a interiorizar que la seguridad empieza por uno mismo, un ejemplo de ello es que en nuestro centro de producción de Milagro –Navarra- hemos implementado un programa piloto de ejercicios ergonómicos para hacer antes y después de cada turno de trabajo, para asegurar la salud de nuestros trabajadores. Como no puede ser de otro modo para nosotros, la seguridad y ergonomía son dos de nuestros criterios prioritarios a la hora de decidir las inversiones anuales. Todo ello hace que nuestras fábricas sean modernas y seguras.

 

¿Potencian la implicación de la plantilla en acciones de RSE?
Florette se preocupa por alcanzar un desarrollo sostenible conciliando las dimensiones social, económica y medioambiental de la responsabilidad social. Así, por ejemplo, la atención que presta Florette al impacto derivado de nuestra actividad va más allá de las obligaciones legales. Valores como la transparencia y el respeto por los criterios éticos; responsabilidades distintas a las puramente económicas y una decisiva contribución al bienestar de la sociedad están dentro de la estrategia de Florette. Además, nos guiamos por una carta ética en la que recogemos todos estos principios.

No podemos obviar que nuestros empleados son los primeros embajadores de nuestra empresa y, por ello, tratamos de inculcar una mayor implicación en todos y cada uno de los niveles, potenciando la transversalidad para que las políticas de RSE lleguen a todo el mundo. La participación de todos ellos en el desarrollo de la RSE hace que se sientan más identificados con los valores de la empresa y que se sientan orgullosos de nuestra misión y de nuestras acciones.

 

¿A qué retos cree que se enfrentará en el corto plazo?
El mundo está en un cambio continuo y esto provoca que, como responsable del capital humano de Florette, deba asegurar que la compañía disponga de personas preparadas para dar respuesta a las necesidades del negocio con una orientación clara hacia el consumidor y sin olvidarnos, por supuesto, de una alineación a la misión y valores de nuestra empresa. Para ello, uno de los principales retos con los que nos encontraremos será integrar a las personas en la cultura del cambio y de la innovación como ejes de nuestro día a día.

Del mismo modo, deberemos ser capaces de desarrollar el potencial de nuestra gente para asegurar la máxima adecuación de las personas a las nuevas necesidades del mercado y, por lo tanto, de nuestra empresa. Sin duda, para conseguir estos objetivos deberemos reforzar el uso de las tecnologías digitales y saber gestionar el conocimiento en un entorno cada vez más colaborativo y transversal.