por qué las empresas demandan perfiles comerciales | 880

 

¿Tienes espíritu comercial, eres una persona abierta, comunicativa y te gusta estar en contacto constante con las personas? Si es así, tienes el perfil perfecto para trabajar en puestos con una clara vocación comercial.

Hablamos de posiciones tales como, asesores/ gestores comerciales, perfiles administrativos de soporte a venta. Como ya habrás deducido, todos ellos tienen algo en común: son empleos donde la actitud, la orientación al cliente son clave, por lo que la vocación y dedicación de estos profesionales suelen ser sus principales fortalezas.

 

¿Por qué trabajar en el sector ventas?
Según un estudio de Randstad Professionals, durante el año 2015 los sectores de marketing y ventas ganaron protagonismo, ya que el 15% de las ofertas de empleo correspondían a este sector.

Teniendo en cuenta los datos recogidos por el Servicio Público de Empleo Estatal en su Observatorio de la Ocupaciones, grupos ocupacionales como el de Directores de departamentos administrativos y comerciales, consultores/ asesores comerciales han aumentado las contrataciones durante los últimos meses. De hecho, este último grupo es uno de los que registra mayor variación interanual positiva (15,58%, en septiembre de 2016).

 

Los perfiles comerciales son cada vez más demandados por empresas de todos los sectores, ya que ven en estos profesionales una gran oportunidad para adentrarse en nuevos mercados y mejorar sus opciones de negocio.

Las compañías optan por perfiles multitarea que dispongan de un nivel medio de estudios, dominio de inglés y, a ser posible, experiencia previa. También es importante tener actitud, vocación, capacidad de negociación, visión de negocio y planificación, además de mostrarse fuerte ante la presión, los imprevistos o las frustraciones.

 

Asesores comerciales, administrativos de soporte a venta, salidas profesionales a tener en cuenta
Más allá de los perfiles STEM (Science, Technology, Engineering & Mathematics), los orientados a las ventas son algunos de los más demandados por las compañías en la actualidad. Dentro de estas opciones, destacamos: asesores comerciales y administrativos de soporte a venta. Pero… ¿en qué consiste cada uno de ellos?

 

  • Asesor/ Gestor Comercial: es el encargado de la ejecución de las ventas en una empresa. Además, establece relación directa con los clientes, por lo que suelen ser personas persuasivas, con don de palabra, resolutivas y perseverantes. La actitud que se tome frente al trabajo y la consecución de clientes son, en su caso, la clave para el éxito.
  • Administrativos/ Back office de soporte a venta: puestos que refuerzan la actividad de las empresas que se dedican al sector comercial. Las personas que trabajan en estos departamentos se encargan de ofrecer soporte al equipo de ventas, por lo que no mantienen contacto directo con el cliente.

 

¿Cómo desarrollar tu carrera como gestor/a comercial?
En esta línea, las empresas compiten por atraer los mejores profesionales y favorecer su desarrollo. Es el caso de CaixaBank, grupo financiero líder del mercado español, que busca gestores comerciales para su proyecto de desarrollo profesional.

 

En su iniciativa, la compañía ofrece un programa de formación continuada para los jóvenes seleccionados, posibilitando la actualización permanente de conocimientos y favoreciendo el desarrollo de sus capacidades.

Esta formación ofrece tres modalidades de fácil acceso a través de una plataforma e-learning:

  • La formación interna, recogida en un catálogo de programas institucionales, algunos normativos y otros optativos.
  • La formación externa, para necesidades no cubiertas dentro de la formación interna y que estén relacionadas con el puesto de trabajo, como -por ejemplo- cursos, jornadas, conferencias o seminarios.
  • Ayudas al estudio, para el aprendizaje de idiomas y para estudios de grado, másteres y posgrados en universidades públicas y privadas.

Por último, CaixaBank garantiza una serie de ventajas y beneficios para todos sus trabajadores, como la realización de un proceso de selección objetivo; iniciativas que reconocen el mérito y el esfuerzo de sus trabajadores; un sistema de retribución variable (en función de los objetivos individuales y/o del equipo); o una política de salarios que evite la discriminación.

 

¿A qué esperas? ¡Inscríbete y comienza a desarrollar ya tu carrera profesional!