La inversión en tecnología ha permitido que, en la última década, unas empresas hayan obtenido una gran ventaja frente a la competencia en el desarrollo y crecimiento de su negocio. De hecho, estas inversiones han permitido que nazcan constantemente innovadoras startups, generando un nuevo escenario en el que empresas pequeñas han ido ganando terreno frente a otras más grandes.

Sin embargo, estas nuevas startups solo consiguen superar los 3 años de vida en un 10% de los casos. La mayoría de las veces, esto se debe a que han sido capaces de posicionarse en el nicho adecuado y, cuando esto ocurre, aumentan su valor y experimentan un gran crecimiento en periodos muy cortos de tiempo.

 

Del unicornio al decacornio

En el mundo ya hay un total de 334 empresas de nueva generación que ya han superado los 1.000 millones de dólares de valor, tal y como apuntan desde CB Insights . A estas compañías se las clasifica como ‘unicornios’ debido a su brillante y capacidad única de generar ingresos. Sin embargo, con el tiempo, algunos de estos unicornios han evolucionado en ‘decacornios’, término con el que se conoce a las startups que logran llegar a los 10.000 millones de dólares.

Según la citada fuente, en enero de 2019 había 19 empresas decacornio, siendo el 5,7% respecto al número total de unicornios. La gran mayoría de ellas son estadounidenses o chinas y se basan en la economía colaborativa. Las áreas que predominan entre ellas son los servicios de movilidad y de internet. Bytedance, Uber y Didi Chuxing son las mejor valoradas, superando los 50.000 millones de dólares. Esta es la lista de los 10 decacornios más importantes:

 

Compañía

País

Valor (miles de millones de dólares)

Área de negocio

Bytedance

China

75

Creación de vídeos cortos y agregador de noticias

Uber

Estados Unidos

72

Red de transporte entre pasajeros y conductores de vehículos

Didi Chuxing

China

56

Vehículos en alquiler

WeWork

Estados Unidos

47

Red de ‘coworking’

Airbnb

Estados Unidos

29,3

Alquiler de viviendas entre particulares

Stripe

Estados Unidos

22,5

Pagos por internet

SpaceX

Estados Unidos

18,5

Aerospacial

JUUL Labs

Estados Unidos

15

Cigarrillos electrónicos

Epic Games

Estados Unidos

15

Videojuegos

Pinterest

Estados Unidos

12,3

Red social

Fuente: CB Insights

 

 

Claves de una empresa decacornio

Para que una empresa sea considerada como decacornio, debe estar en fase de crecimiento y disponer de un enorme potencial. A raíz de esto existen una serie de requisitos que debe cumplir para ganarse este apelativo, más allá de su valor:

  1. Ser joven: la empresa debe ser de nueva creación, teniendo menos de diez años de antigüedad. La edad media de las personas que la integran debe estar por debajo de los 40 años.
  2. Tener financiación privada y no cotizar en Bolsa: su capital debe ser 100% privado. Además, en el momento en el que cotice en Bolsa pierde su condición de startup.
  3. Experimentar una rápida fase de crecimiento: la startup consigue llegar de manera masiva a su público, goza de gran éxito en el sector y sus ingresos se multiplican de manera veloz.
  4. Estar vinculada a las nuevas tecnologías: las empresas que más rápido crecen basan su negocio total o parcialmente en innovaciones tecnológicas. La importancia de las redes sociales y las aplicaciones móviles suelen ser el denominador común.

 

El camino hacia una empresa decacornio

Crear una startup que acabe deslumbrando como un unicornio es más que improbable, pero más complicado es, si cabe, convertirla en decacornio. Pero, si tienes curiosidad o aún mantienes la esperanza de lograrlo, debes saber que el proceso de crecimiento se fundamenta en una serie de fases claramente identificadas. ¡Conócelas!

  • Una buena idea: lo primero de todo es dar con un producto o servicio original e innovador que tenga un valor extra dentro de un área de negocio. A la vez esta idea debe ser realista y disponer de un mercado objetivo interesado en ella.
  • Disponer de financiación inicial: es fundamental contar con el soporte económico necesario para el desarrollo y puesta en marcha de la startup. La autofinanciación, el apoyo de personas cercanas, incubadoras, aceleradoras, inversores o campañas de crowdfounding son algunas de las soluciones más habituales.
  • Afrontar adecuadamente el crecimiento: a medida que vaya desarrollándose la empresa y, en consecuencia, aumenten sus ganancias, es probable que se interesen en ella más y mejores inversores. Esta etapa se puede dividir en tres partes en función del valor de la empresa:
    • Serie A: tras la financiación inicial, la empresa ya ha empezado a operar y a obtener ingresos, aunque aún no consigue beneficios. Esto atrae a los primeros inversores externos y la compañía pasa a obtener un valor de uno a diez millones de dólares.
    • Serie B: la startup ya es rentable y empieza a dar beneficios, poniendo de manifiesto un gran potencial. Los inversores invierten mayores cantidades que en la fase anterior. La empresa alcanza el valor de 100.000 dólares.
    • Serie C: en esta fase la empresa recibe la última oleada de financiación. La magnitud de su impacto determinará si llega a ser un unicornio, incluso un decacornio.
  • Exit: cuando la startup ya ha alcanzado su valoración máxima y su negocio entra en periodo de madurez se enfrenta a dos escenarios: salir a bolsa o ser comprada por otra empresa.

 

Casos de éxito

Para poder llegar a ser una compañía decacornio hay que poner atención a los ejemplos de otras empresas que lo han conseguido. Hay múltiples casos de startups que surgieron de la nada y posteriormente consiguieron impactar en la vida de las personas. Dos de las empresas más relevantes de este tipo son las siguientes:

  • Uber: el segundo decacornio más valorado del mundo inició su actividad en San Francisco en el año 2010 bajo el nombre de UberCab. La idea innovadora de Garrett Camp y Travis Kalanick era la de que cualquiera pudiera pedir un taxi desde el teléfono, aunque para ello se utilizaban vehículos privados.

Las protestas de los taxistas provocaron que se eliminara el sufijo “cab” (taxi) quedándose en el actual “Uber”. Al siguiente año inició su expansión en París hasta establecerse en ciudades de los cinco continentes. Su gran crecimiento le ha permitido lanzar nuevos productos como UberEats, con el reparto de comida a domicilio.

  • Airbnb: en 2008, esta gran empresa de alojamientos fue fruto de una idea de dos estudiantes de diseño que buscaban ingresos para poder pagar su apartamento en San Francisco. Aprovecharon que había una gran demanda hotelera con motivo de una feria de diseño y alquilaron dos camas hinchables de la vivienda.

Para ello crearon una web llamándola Airbnb (Air Bed and Breakfast). Gracias al apoyo de la aceleradora Y-Combinator y de la firma Sequoia Capital la compañía consiguió la financiación necesaria para convertirse en el decacornio actual.

El impacto de estas startups en la economía global es de gran magnitud, ya que muchas de ellas han generado un cambio sustancial en la forma de consumir productos y servicios. Además, desde el punto de vista laboral, las innovaciones tecnológicas y de consumo que suponen se traducen en la creación de nuevos perfiles profesionales. Adaptarse a los cambios y aprovechar las oportunidades que ofrecen estas compañías es imprescindible para afrontar el presente y el futuro más próximo.