Los continuos cambios que experimenta el mercado laboral obligan a las organizaciones a trabajar en acciones que ayuden a cuidar el ciclo profesional completo de los empleados. Así, lograrán influir positivamente en lo que será un valor diferencial de la compañía: su imagen como marca empleadora. ¿Buscas la manera de conseguirlo invirtiendo en Employer Branding? Los programas de transición de carreras son una de tus mejores soluciones. ¡Descubre por qué!

¿Por qué cuidar el talento que abandona tu empresa?

La desvinculación laboral es uno de los principales factores de riesgo a los que puede enfrentarse cualquier organización. Supone un momento complejo para la empresa y el profesional, que además puede enrarecer el ambiente laboral, generar inestabilidad, afectar a la productividad y, sobre todo, amenazar a la reputación de la marca.

Para minimizar el impacto negativo de estas decisiones, cada vez son más las compañías que ponen a disposición de sus trabajadores los programas de transición de carreras u outplacement ofrecidos a través de una empresa de recolocación externa. Se trata de una iniciativa con un objetivo claro: cuidar al máximo el talento de la empresa, preocuparse por su ciclo de vida profesional y ofrecerle nuevas oportunidades cuando llega el momento de la desvinculación.

Esta medida logra transformar un contexto de cambio e incertidumbre en un espacio de reflexión y toma de decisiones que permitan al talento conducir las riendas de su carrera profesional. Se abre una ventana de posibilidades de desarrollo profesional y también personal para quien consigue ver en el cambio una oportunidad. 

La clave de esta inversión está en ofrecer al trabajador el programa de recolocación adecuado para su perfil, que le permita vivir el nuevo contexto con pleno optimismo. Contar con apoyo profesional y coaching en un momento de transición le llevará a disfrutar de un progreso profesional que le permitirá tener nuevas perspectivas y mejorar habilidades para afrontar con garantías los próximos retos laborales.

De esta manera, la última sensación que se llevará el trabajador de su vínculo con la empresa será notablemente más positiva, lo que influirá con determinación en la mejora de la imagen de marca.

Cómo incorporar estos programas en tus políticas de Recursos Humanos

Las empresas pueden ofrecer programas de transición de carreras adaptados y personalizados en función de los intereses y particularidades de cada persona con el fin de guiarla hacia las decisiones más adecuadas. ¡Sigue estos pasos para implantarlo con éxito en tu organización!

  • Plantéalo como parte de la política de RRHH: la manera en que le expliques la realidad a cada persona determina cómo se enfrentará a ella. Ante este tipo de situaciones debes establecer un procedimiento estándar a la hora de comunicar la desvinculación para minimizar los perjuicios que genera este proceso y que el afectado lo viva de la mejor forma posible.
  • Encuentra el proveedor perfecto: contar con la ayuda de un partner especializado es una de las soluciones óptimas que llevan a cabo las organizaciones. Esto significa poner el proceso en manos de profesionales especialistas y ofrecer las soluciones que necesita la empresa, atendiendo a diversos factores como el sector o la dispersión geográfica.
  • Da importancia a la comunicación: debes definir siempre quiénes son las personas encargadas de informar del despido. Para ello, es importante que estén especializadas en manejar este tipo de situaciones, capacitadas para gestionar emociones y tengan bien definidos los mensajes que se van a transmitir. Trata de generar un clima de positividad en esta conversación, intentando hablar del futuro y orientando al trabajador a aprovechar la oportunidad de seguir progresando en su carrera profesional.
  • Seguimiento posterior: una vez implementado el programa, es interesante que hagas seguimiento de la situación laboral del trabajador para asegurarte de que ha conseguido una reubicación en el mercado laboral, para garantizar que se cumplen con los compromisos y conseguir el efecto de generar un impacto positivo.

Si quieres invertir en employer branding es fundamental que gestiones bien las desvinculaciones, ya que es una forma de ser coherente con los mensajes positivos que das al resto de la plantilla.

Beneficios para la empresa de un programa de recolocación y ventajas para la persona que se marcha

En el momento de ofrecer estos programas de recolocación, el empleado debe conocer los beneficios que disfrutará, de manera que pueda valorar que estás ofreciendo algo positivo para su futuro.

Las empresas tienen claro que gran parte de su activo son sus profesionales y, por ello, ponen especial énfasis en construir una fuerte marca empleadora. Para lograrlo, los programas de transición de carreras se convierten en una herramienta perfecta para conseguir un doble beneficio, tanto para la empresa como para los profesionales:

Beneficios para la empresa: 

  • Aumenta el compromiso de los empleados: positivizar la imagen de la gestión de Recursos Humanos permite potenciar la implicación y fidelización del talento de la compañía, mejorar la calidad de las tareas y aumentar la productividad.
  • Potencia el Employer Branding para atraer talento: generar una potente imagen de marca es esencial para potenciar la reputación de la organización y mejorar la calidad de la contratación hasta en un 70 %.
  • Mejora de la imagen de RSC: invertir en responsabilidad social ayudará a asociar a la compañía por su gestión empresarial ética y a transmitir sus valores corporativos, así como generar impactos positivos en el entorno.
  • Ahorro en costes: el compromiso generado minimiza el riesgo de fuga de trabajadores y reduce el riesgo de judicializar el acuerdo de salida. Genera compromiso que minimiza el riesgo de fuga de clientes y de equipo.
  • Protege la marca y a sus clientes: el trabajador que se siente bien tratado será un embajador y no un detractor de la empresa. En el día de mañana puede ser un cliente.

Beneficios para el empleado: 

  • Apoyo emocional: ayuda al profesional a superar este proceso de cambio para definir un nuevo proyecto y conseguir su recolocación laboral.
  • Empoderamiento de la persona: facilita la identificación de sus puntos fuertes, ayuda a construir su marca personal y a definir su estrategia de búsqueda.
  • Reduce el periodo de inactividad del profesional: permite enfocarse en el mercado laboral con las herramientas adecuadas, ampliando la red de contactos para conseguir los objetivos.

De la mano de Randstad Outplacement, estos beneficios están asegurados, ya que ponemos a tu disposición a los mejores profesionales de nuestra Consultoría de Selección y Head Hunting para aprovechar las óptimas soluciones del mercado en Transición de Carreras.

Para conseguirlo, Randstad Outplacement es tu aliado perfecto. Nos avala nuestra dilatada experiencia y los resultados obtenidos. Somos especialistas en convertir los momentos de incertidumbre en oportunidades de crecimiento y reinvención personal, maximizando el potencial de desarrollo de tus trabajadores tanto a nivel personal como profesional.

Convierte este contexto en una ventaja competitiva para tu compañía, enfoca tus objetivos en humanizar el impacto de las reestructuraciones organizacionales que puedan darse en tu empresa y transforma esta ocasión en un factor diferencial al servicio del talento. ¡Ahora sí, llega tu momento!

¿Necesitas ayuda?