ponentes-desayunos-laborales.jpg
De izda. a dcha.: Oriol Mas, Randstad, Gabriela Uriarte, Cepyme, Mariola Sánchez, Randstad, y Jesús Mercader, Sagardoy Abogados
Randstad celebró este martes, 19 de mayo, en Madrid, una nueva edición de sus desayunos laborales.

En esta jornada se analizó el Real Decreto de Ley 4/2015 para la reforma urgente de formación profesional para el empleo en el ámbito laboral. A través de esta iniciativa, la compañía ayuda a sus clientes a entender el nuevo marco legislativo, da a conocer las modificaciones que se han introducido con la nueva normativa y cómo pueden aplicarse en el día a día.

Esta edición de los desayunos laborales de Randstad se celebró en el Hotel Meliá Castilla de Madrid y acudieron más de ciento cincuenta invitados.
La jornada contó con la participación de Oriol Mas, director general de M3, Direct y Training de Randstad España; Mariola Sánchez, directora del Departamento Jurídico de Randstad España; Jesús Mercader, catedrático de Derecho del Trabajo y “Of Counsel” de Sagardoy Abogados; y Gabriela Uriarte, directora de Desarrollo Corporativo y Relaciones Internacionales de CEPYME.
Oriol Mas fue el encargado de inaugurar los desayunos laborales. Mas aseguró que el objetivo de Randstad con esta iniciativa es “acercar a los clientes y colaboradores la nueva ley y ayudarles a poder cumplir con la normativa diaria”.
Durante la jornada, los distintos ponentes destacaron la importancia de dar a conocer los cambios normativos que se introducen con el Real Decreto Ley 4/2015 y cómo las empresas deben adaptarse a la nueva situación legislativa.
Las tres entidades que han participado en los desayunos laborales enfatizaron la necesidad de continuar con los planes de formación a pesar del cambio legislativo que está viviendo el sector.
Por su parte, Jesús Mercader, de Sagardoy Abogados, primer ponente del desayuno laboral ha profundizado en los motivos de esta reforma y en los objetivos que se quieren lograr con el cambio normativo.
Mercader aseguró que las principales razones para esta modificación son una escasa competencia, excesiva subcontratación en la formación profesional para el empleo y usos no regulados en las medidas de formación.
Desde Sagardoy Abogados hicieron hincapié en uno de los objetivos de la nueva norma: “el Real Decreto de Ley 4/2015 tiene entre sus objetivos fortalecer la cultura de la formación, sobre todo entre pymes y microempresas”.
La directora del Departamento Jurídico de Randstad España, Mariola Sánchez, que fue la encargada de continuar, con su ponencia sobre la Convivencia entre los sistemas de formación para el empleo​, aseguró que “el Real Decreto Ley 4/2015 es una reforma muy cuestionada tanto por la falta de apoyo de los interlocutores sociales como por la vía utilizada, que ha sido tramitación de urgencia”.
Además, Sánchez ha destacado que “la norma introduce importantes modificaciones y que, sin embargo, requiere de un desarrollo reglamentario. Aunque en algunos temas es continuísta, en otros no, lo que genera a las empresas una gran inseguridad jurídica”.
Mariola Sánchez ha subrayado que uno de los puntos más controvertidos de la reforma es el endurecimiento de las sanciones para todas las empresas que intervienen en el proceso de formación.
“La primera impresión que se extrae de la nueva legislación de la formación programada por las empresas es un endurecimiento del control y del régimen sancionador. Con respecto de las empresas de hasta 9 trabajadores se endurecen los requisitos, lo cual no parece que ayude a fomentar la formación en estas micro-empresas.”, ha afirmado Sánchez.
Para finalizar la jornada, Gabriela Uriarte de CEPYME, ha asegurado que uno de los puntos más controvertidos de esta reforma es que “no se haya tenido en consideración a los actores sociales y que a consecuencia de este nuevo cambio legislativo se hayan generado dudas técnicas acerca de cómo proceder desde que ha entrado en vigor el Real Decreto de Ley 4/2015”.
Mariola Sánchez ha afirmado que aún es pronto para tomar una decisión sobre el Decreto Ley y que “habrá que esperar a ver el desarrollo reglamentario de la norma y si en la tramitación parlamentaria de la misma se produce algún cambios significativo fruto de una deseable negociación”.
Randstad, Sagardoy Abogados y CEPYME coinciden en que el sector se encuentra en un momento de transición.
Actualmente, el sector está regulado por la Ley de Formación
Profesional para el Empleo, el Real Decreto de Ley 4/2015 y dos órdenes ministeriales, lo que se traduce en una situación de inseguridad jurídica para las compañías.

​​​