Las empresas del sector retail muestran bastante optimismo cuando manifiestan su intención de apostar por estrategias de crecimiento. Uno de los motivos es debido a que goza de un nivel de absentismo relativamente bajo y no representa en la actualidad una barrera grave para el crecimiento del sector a corto plazo.

La economía española ha crecido de manera muy intensa en los últimos ejercicios. El impulso de la demanda interna (consumo de los hogares) ha sido decisivo. Además, la economía internacional europea también ha mostrado señales de más estabilidad y crecimiento. Todo ello ha dado como resultado un escenario óptimo para el sector retail, tal y como recogemos en los datos del informe El futuro laboral del sector retail, desde Randstad Research.

Según dicho estudio, “la gran parte de las empresas del sector disfrutan de esta situación favorable: más de la mitad han mejorado su situación en los últimos 12 meses como resultado de aumento de negocio en el mercado nacional. Como consecuencia, su previsión sobre la situación económica es bastante optimista tanto para la economía del país como para el propio sector y empresas del mismo. Dos tercios de las empresas apuestan por una estrategia de crecimiento de su negocio”.

De hecho, “en el último año casi 6 de cada 10 empresas del sector han mejorado su situación como consecuencia del crecimiento de sus ventas en España y solo para el 16% de las empresas del sector las ventas en el extranjero fueron el principal motor de su crecimiento en el pasado año, adicionalmente, la mayoría de las empresas (el 58%) de retail ha aumentado en el último año su plantilla”.

Además, “tanto el nivel de rotación como el de absentismo actualmente son relativamente bajos y no representan en la actualidad barreras graves para el crecimiento del sector a corto plazo”.

Hacia el futuro

Con nuestro estudio se pone de manifiesto que el sector retail vive un proceso de mejora y optimismo muy destacable. Este estado de ánimo es, en parte, gracias al resultado de los beneficios que ha aportado el e-commerce a la hora de revalorizar el mercado y al servicio que demandan, sobre todo, los millennials a través de él.

La mejor forma de llegar a esta generación es a través de múltiples canales. De esta manera, los comercios pueden adaptarse de manera muy diversa a todos los canales para dar respuesta a las necesidades adquisitivas de los potenciales clientes.

Con ello se puede decir que la tecnología ha ayudado a cambiar no sólo el canal de ventas del sector retail sino también los propios modelos comerciales adaptando las últimas tendencias:

  • Personalizar la oferta mediante la identificación de las preferencias del consumidor con aplicaciones en smartphones que chequean los hábitos de compra.
  • Vivir experiencias mediante una tienda que potencie la sensibilidad experiencial, es decir, aplicar estudios de neurobranding que vincula las reacciones nerviosas del consumidor con los estímulos que envía una marca.
  • Crear una comunidad de marca entre los compradores. Los canales que mejor potencian esta unión son las redes sociales.
  • Presencia onmicanal para ofrecer un acercamiento completo al consumidor.
  • Facilitar nuevas formas de pago para potenciar la comodidad de los compradores.
  • Usar las posibilidades del Big Data para extraer información valiosa sobre los hábitos de los consumidores.
  • Utilizar drones con el objetivo de hacer entregas de productos a domicilio de forma más rápida.

¿Un momento para la expansión?

Según el primer informe anual sobre “El Futuro del Retail Intelligence en 2019” elaborado por Geoblink, el 68% de los retailers planea abrir más establecimientos en 2019. “De hecho, el 88% declaró que abrirán la misma cantidad o más establecimientos que el año pasado”.

Además, según el mismo estudio, el 72% de los retailers ha abierto sus propias tiendas online. Un dato que “parece demostrar que los profesionales de todo el mundo entienden la importancia que tiene satisfacer las necesidades de sus clientes tanto en el plano digital como en el físico”.

Precisamente, como retos principales del sector durante 2018, el 46% de los profesionales consideraba que atraer clientes potenciales para visitar los establecimientos fue el aspecto más desafiante. En segundo lugar, estaba desarrollar la adecuada experiencia en tienda, con un 42%.

A modo de conclusión, se puede afirmar que el sector retail está en pleno proceso de revolución, ya que las tendencias comentadas anteriormente permiten renovar el concepto de venta sin perder de vista el comercio real en tienda.