Tiempo de lectura: 6 minutos 

En este 2020 tan particular que ha cambiado nuestras vidas a causa del impacto del COVID-19, la tecnología está siendo un importante colchón que minimiza el impacto que sufren las personas y las empresas.

Este éxito supone un espaldarazo en la digitalización de las organizaciones y también marca la hoja de ruta de cara al futuro. Las tecnologías que consigan brindar una mayor flexibilidad posibilitarán que las compañías se adapten a los cambios de manera rápida y eficaz.

Sobre ello discurrió nuestro último encuentro digital de Randstad Technologies, que contó con la participación de cuatro profesionales de empresas referentes en el sector tecnológico para arrojar luz sobre los retos del presente y el futuro.

¿Qué tecnologías lideran la inversión de las empresas?

Los cuatro grandes pilares estratégicos que más están atrayendo las inversiones tecnológicas de las empresas de cara a 2021 son: transformación digital, eficiencia operativa, innovación customer centric y ciberseguridad, siendo los dos primeros las más prioritarios.

En cuanto a tendencias tecnológicas más concretas, se distinguen hasta diez tipos: realidad virtual y aumentada, blockchain, big data, ciberseguridad, RPA, machine learning, cloud, canales digitales, internet de las cosas y otras. Entre todas ellas, las más relevantes son: big data, cloud y canales digitales, sobre los que los participantes aportaron sus visiones en este encuentro.

La inversión en tecnología de cara a 2021 va a ser una de las principales apuestas. Según una encuesta realizada por Randstad, el 40% afirma que contará con un laboratorio de innovación, nueve de cada diez seguirán contando con partners para acelerar sus procesos y dos de cada tres mantendrán o aumentarán su presupuesto. Todo ello refleja una predisposición general por parte de las compañías a continuar con su digitalización.

La revolución cloud

Javier de la Cuerda, CEO de Enimbos, destacó el enorme crecimiento que está teniendo la tecnología en la nube. “En Europa estamos aproximadamente en un 20 % de movimiento de las plataformas de procesos de datos hacia el cloud, un 16 % en España, y en cuatro o cinco años nos iremos a un 80-85 % de toda la capacidad de procesos subida al cloud”.

Este gran crecimiento se explica por las inversiones de las grandes compañías y los incentivos que brindan a otras más pequeñas para facilitar su transición a esta tecnología, que ofrece interesantes oportunidades:

  • Innovación: los productos están al alcance de cualquiera, facilitando así que se puedan producir nuevos avances.
  • Flexibilidad: el cloud permite manejar recursos de forma cómoda.
  • Bajo coste: se trata de un sistema más barato que los tradicionales.

Por otro lado, existen una serie de riesgos asociados a esta tecnología que también se deben tener en cuenta:

  • Seguridad: la heterogeneidad y la gran accesibilidad de estos contenidos hace que estos sean más inseguros.
  • Coste: si no se optimiza adecuadamente, el cloud puede llegar a ser más caro que otros

La transición a la nube en una empresa debe realizarse de forma eficiente con el fin de aprovechar al máximo sus beneficios. El primer paso para lograrlo es tener un plan inicial analizando el punto de partida y el objetivo que se pretende. Además, existen otros cuatro desafíos principales a considerar:

  • Control del gasto: aunque esta tecnología suponga un ahorro de costes, es necesario ajustarlos adecuadamente dentro del presupuesto.
  • Gestión de equipos: esta tecnología resulta más beneficiosa con modelos organizativos horizontales y una estructura ágil.
  • Seguridad: el citado aumento de riesgos que implica el cloud requiere una nueva política de seguridad con sistemas más complejos y efectivos.
  • Maximizar el valor de la información: cloud permite manejar los datos de manera rápida y sencilla, con lo que se debe aprovechar al máximo esta visibilidad.

El cloud también está suponiendo un cambio destacable en el factor humano, porque la información ya no está exclusivamente en el principal responsable de una organización, sino que cualquiera puede autogestionar su entorno de forma más independiente. Esto supone un entorno más abierto, donde la mejor solución es apostar por la formación especializada del talento.

Las personas son la principal herramienta de desarrollo en las organizaciones.

Javier de la Cuerda, CEO de Enimbos

¿Cómo transformarse hacia el costumer centric?

La innovación será una de las prioridades en las empresas. Según la citada encuesta, un 65% de ellas tendrán un grupo dedicado a esa parcela y un 56 % de aquellas que invierten en canales digitales pone en primer lugar la innovación customer centric.

En esta transformación digital, Jordi Badía, CIO y CDO en Venca, destacó cuatro puntos:

  • Marketing automation + CRM: estas dos soluciones permiten elegir el canal, momento y contenido adecuados para ofrecer a cada cliente lo que necesita.
  • Inteligencia artificial: esta tecnología posibilita, a partir del big data, la creación de algoritmos con el fin de ofrecer a cada persona los productos que más se alineen con sus intereses.
  • Marketplace: la digitalización facilita, no solamente vender los productos propios, sino conseguir acuerdos con terceros para aumentar la oferta.
  • Transformación digital en el BackOffice: la empresa ya no opera entorno a un catálogo físico, sino que ha adaptado sus recursos y sus procesos al contexto online.

 

Si queremos ser relevantes para nuestros clientes, o ponemos tecnología multiplicando la inteligencia o difícilmente conseguiremos una experiencia diferencial.

Jordi Badía, CIO y CDO en Venca

 

Los beneficios de la RPA

Otra de las grandes tendencias tecnológicas es el machine learning, enfocado a facilitar operaciones, y, relacionado con ello, la RPA (Automatización Robótica de Procesos), que tiene prioridad top 3 en inversión tecnológica para el 16 % de las empresas de cara a 2021.

Maite Martín, Sales Manager EMEA de UiPath, profundizó sobre esta tecnología y su notable impacto. En primer lugar, destacó la necesidad de liberar la gran carga de trabajo que tienen las personas, algo que no ha disminuido pese a los avances tecnológicos. La solución pasa por una innovación que realice los procesos más tediosos y repetitivos, y esa es la RPA.

Esta tecnología emula las tareas de un humano a través de la robótica y supone importantes ventajas de cara a las organizaciones, haciéndolas más productivas y competitivas. Entre ellas destacan principalmente seis:

  • Minimización de errores
  • Mayor velocidad y productividad en las tareas
  • Reducción de costes y mejor trazabilidad de procesos
  • Eliminación de procesos que no aportan valor añadido para que las personas se enfoquen en tareas relevantes
  • Fácilmente escalable
  • Mayor cumplimiento normativo

Estos beneficios provocan que “el 53% de las compañías ya han comenzado su viaje hacia RPA y en dos años está previsto que el 78% de ellas lo tengan implementado”.

 

RPA puede cambiarnos la vida y hacernos más felices en nuestro puesto de trabajo.

Maite Martín, Sales Manager EMEA de UiPath

 

Big data, el motor de las innovaciones

Los avances tecnológicos hacen que los procesos digitales sean cada vez más complejos y es fundamental analizarlos. Por ello, el big data es tremendamente útil para las compañías y dos de cada tres lo señalan como una de las tres prioridades de inversión tecnológica.

Luis Molina, CEO de MedUX, quiso dar su visión sobre la importancia del big data en la experiencia del usuario digital, algo que repercute directamente en la calidad de los servicios que ofrecen las empresas.

La pandemia ha acelerado la tendencia del trabajo en remoto y, con ella, la conversión del usuario digital doméstico a usuario digital corporativo. Por tanto, las empresas buscan conocer cómo es la experiencia de sus empleados remotos.

Esta monitorización de la experiencia digital permite a las organizaciones mejorar la eficiencia operativa, las infraestructuras digitales, la satisfacción del empleado y la seguridad. Ese seguimiento deberá ampliarse en el futuro con el notable aumento a nivel de dispositivos y conectividad que supone el desarrollo del internet de las cosas.

La satisfacción del cliente está totalmente relacionada con la satisfacción del empleado.

Luis Molina, CEO de MedUX

2020 está siendo un año de multitud de dificultades que han desembocado en un gran aprendizaje. La tecnología supone un medio cada vez más valioso a la hora de simplificar retos, sin perder de vista que debe estar siempre al servicio de las personas.

¿Necesitas ayuda para afrontar estos retos?