Recursos humanos Hyundai

El grupo Hyundai es uno de los grandes conglomerados empresariales de Corea del Sur, conocidos como chaebol. En España, es más conocido por la parte de automoción, pero está compuesto por divisiones de negocios muy diversos.

 

¿Qué valores conforman la cultura corporativa de Hyundai?

Nuestra compañía tiene cinco valores fundamentales que están anclados en el ADN de la cultura y son el “Customer” (cliente), nuestra razón de existir y foco de todo lo que hacemos; “Collaboration” (colaboración), la ‘H’ de nuestro logo que, en su origen, simbolizaba la imagen de la marca y el cliente dándose la mano; “Challenge” (desafío), característica intrínseca a la cultura coreana que implica que siempre se puede hacer un poco más. “People” (personas), el ingrediente mágico y sobre el que se construye todo lo demás, y “Globality” (globalidad), concepto inventado que aúna una serie de palancas clave como la diversidad y la responsabilidad social corporativa.

 

¿Influye de alguna manera su matriz coreana?

Por supuesto, las empresas son el resultado de la cultura donde se crean, de la filosofía de su fundador, del sector, de los equipos que la conforman. De hecho, ya sabemos que la cultura impacta más en el día a día que otros aspectos más de negocio. En nuestro caso, además, contamos con expatriados cuyo impacto en los procesos de trabajo y en las formas es diario. Asimismo, ellos están encantados de trabajar en la subsidiaria española, se sienten muy cercanos a nosotros en algunos aspectos y eso hace el día a día más fluido.

 

¿Cómo describiría el estilo de liderazgo que hay en Hyundai?

Los chaebol son empresas familiares que se han convertido en grandes emporios y eso define un estilo de liderazgo particular. Considero que nuestro estilo tiene ciertas particularidades que mezclan esa visión familiar con una empresa en constante cambio, afrontando retos ambiciosos y con un estilo participativo y abierto al diálogo.

 

¿Qué busca Hyundai en sus empleados?

Lo que todas las organizaciones: personas que aporten, que se comprometan con el proyecto, que sean valientes para proponer y constantes para implementar, alegres y, sobre todo, buenas personas.

 

En su web corporativa su presidente afirma que una de sus misiones es seguir avanzando en materia de responsabilidad social para así crear un mundo más feliz para todos. ¿Cómo cuidan de puertas hacia dentro de la felicidad de su equipo?

Somos muy conscientes del impacto que el clima laboral tiene en las personas y por ello escuchamos las necesidades de nuestro cliente interno e intentamos satisfacerlas a través de programas o acciones puntuales. Desde la parte más higiénica, como horario flexible o jornada intensiva en verano (somos la única subsidiaria del mundo que la tiene), los planes de compensación flexible, etc. hasta un programa de Welbeing que se engloba en nuestra propuesta de Experiencia de empleado.

 

¿De qué manera retan y  promueven el desarrollo de sus colaboradores? ¿Cómo cree que ello les revalora  profesionalmente?

Ese espíritu de superación está dentro del ADN de la empresa. Hemos hecho concursos de innovación y apoyamos los nuevos proyectos con espíritu abierto. En un entorno de cambio tan rápido como en el que estamos, tenemos que estar atentos a las tendencias del mercado y a las necesidades del cliente y hemos de ser ágiles en la respuesta

 

Uno de los retos a los que se ha enfrentado desde su posición es la capacitación digital de sus empleados. ¿Cómo se ha implementado dicha capacitación?

Tenemos un plan de formación que contempla la capacitación digital desde la parte más tecnológica y de nuevas herramientas más ágiles hasta la parte de nuevo mindset a la hora de proponer soluciones, desde el Comité de Dirección a acciones específicas para cada departamento.

 

¿En qué otros aspectos hacen hincapié la formación que les imparten?  

Dentro del plan de formación tenemos diversos pilares sobre los que trabajamos: cultura corporativa, habilidades, competencias y conocimientos técnicos para cada puesto. Asimismo hemos definido itinerarios comunes para toda la compañía, al margen de su función.

 

¿Cómo han hecho para integrar la diversidad generacional, cultural y de género, en el seno de la empresa?

Hyundai lleva más de 25 años implantada en España y por tanto tenemos personas con alta antigüedad en la compañía que también son el adalid de los valores y cultura de la empresa, y, gracias al crecimiento de la marca, también incorporamos talento joven que nos reta en el día a día en procesos y formas de trabajar. Ese tándem es muy enriquecedor, todos aprenden de todos.

 

Además de españoles y coreanos tenemos personas de diferentes países que aportan una riqueza importante. Personalmente considero que la diversidad siempre es un valor, nuestros clientes son diversos y, si queremos tener en cuenta su punto de vista, lo mejor es disponer de esa diversidad para que la toma de decisiones sea la más adecuada.

 

¿A qué retos cree que deberá enfrentarse próximamente desde su posición?

Nuestro sector, como otros, vive un proceso de cambio muy importante: pasamos de vender productos a vender servicios de movilidad a un cliente cada vez más exigente, conectado y con mucha información. Por tanto, las exigencias de nuestros futuros colaboradores también van en la línea de sus necesidades como personas, conectados, con un propósito, con un proyecto que les aporte y donde sientan que aportan. Como compañía debemos ser atractivos para que vengan y coherentes para que quieran seguir con nosotros, acompañándoles en su desarrollo profesional para que sea una relación fructífera para ambos.