entrevista Lidia Nicolau | habitissimo
Lídia Nicolau, Chief Happiness Officer de habitissimo

En su sede mallorquina, en pleno Parque Balear de Innovación Tecnológica, la firma cuenta con más de 160 empleados. Sus perfiles profesionales van desde los que cubren servicios de atención al profesional y particular; los más técnicos, con conocimientos en ingeniería informática, y el equipo de marketing.

 

¿Qué valores conforman la cultura corporativa de la compañía?
En habitissimo damos mucha importancia a nuestros valores corporativos e intentamos integrarlos en todo lo que hacemos. Nuestra cultura corporativa fomenta el bienestar de los empleados y tiene como objetivo fundamental generar un ambiente de trabajo óptimo para que todos puedan desarrollarse y alcanzar su máximo potencial.

Dicho esto, nuestros valores corporativos son siete: nos apasiona lo que hacemos, trabajamos en equipo, siempre queremos mejorar, estamos abiertos al cambio, hablamos las cosas, tenemos actitud positiva y nuestras acciones tienen impacto.

 

¿De qué manera incorporan el talento a la empresa?
Utilizamos fuentes de reclutamiento internas y externas. A nivel interno publicamos todas nuestras ofertas en nuestra web de empleo de la empresa. A nivel externo, utilizamos varias herramientas para la difusión de las vacantes, tales como portales de empleo, RRSS y empresas de selección como Randstad. Además, intentamos participar en ferias de empleo, ya que consideramos que son iniciativas muy buenas para captar a profesionales.

Destacar asimismo que hemos desarrollado un proceso de selección destinado a detectar a aquellos empleados que mejor encajan tanto en las características del puesto como en la cultura corporativa de la empresa. Este proceso de selección está compuesto por varias fases donde intervienen varias personas con el objetivo de obtener varios puntos de vista.

 

¿Cómo promueve y gestiona la empresa el talento tan diverso que aglutina?
La clave para gestionar un equipo diverso es crear políticas de desarrollo y crecimiento flexibles y adaptables a las necesidades concretas de cada trabajador. Nosotros evaluamos cada una de las formaciones que se imparten con la finalidad de detectar necesidades formativas específicas, así como para mejorar las ya existentes.

Además, las sesiones de feedback que cada empleado tiene con su supervisor le permiten tener información de cómo está siendo su desempeño, así como una evaluación personal de qué es aquello que debe mejorar o aquello que está haciendo bien y, por tanto, debe de mantener.

 

A esa diversidad se une el carácter global de habitissimo, presente además en Italia, Portugal, Brasil, México, Colombia, Argentina y Chile. ¿Qué hándicaps comporta esta dispersión geográfica?
Para empezar, hay que adaptar la jornada de cada trabajador a la hora local del país en el que trabaja, por lo que la primera dificultad es fomentar la cohesión de grupo cuando no todos los empleados comparten el mismo horario laboral. Para ello, ponemos a disposición de todos los empleados múltiples canales de comunicación interna para poder compartir todas aquellas experiencias e historias que nos alinean con un propósito común.

Así, por ejemplo, disponemos de una intranet exclusiva para nuestros trabajadores y también llevamos a cabo varias actividades fuera de las oficinas para que puedan participar todos los empleados y socializar en un contexto más informal. Aparte de la tradicional cena de navidad, celebramos el aniversario de la empresa, la Oktoberfest y una fiesta en la playa en verano.

Por otro lado, y lo más importante, es que los empleados dispongan de diversos canales en los que poder sugerir y proponer diversas ideas o propuestas de mejora. En habitissimo escuchamos a nuestros empleados y facilitamos medios de expresión totalmente anónimos como los buzones de sugerencias o la aplicación HappyForce.

 

¿Qué opciones de desarrollo existen en la empresa?
Creemos que los planes de carrera y las opciones de crecimiento profesional son un factor clave, tanto para atraer como para retener el talento. Para ello, hemos puesto en marcha distintas iniciativas destinadas a ofrecer una gran variedad de posibilidades para que los empleados puedan crecer en la empresa.

Para incentivar el aprendizaje y la actualización constante de los conocimientos, cada mes se ofrece una nueva oferta formativa constituida por distintos cursos a los que los empleados pueden inscribirse de manera voluntaria. El tiempo que dedica el empleado a la asistencia a la formación forma parte de su jornada laboral. Además, se puede asistir a formaciones impartidas por otros departamentos, lo cual fomenta un conocimiento global de las funciones desempeñadas por los demás equipos.

También fomentamos la promoción interna, mediante la publicación en la intranet de los procesos abiertos a los que los empleados pueden candidatarse. A aquellos empleados que tienen un rendimiento elevado se les otorga un bono de formación que oscila entre 1.000€ y 2.500€, acumulables durante tres años. El trabajador puede decidir en qué invertir dicha bonificación.

 

El pasado mes de diciembre Habitissimo recibió el distintivo de Empresa Saludable por su plan Happiness. ¿En qué consiste ese plan de RRHH?
La aplicación del proyecto Happiness comporta la integración de los principios de la felicidad en el trabajo a la estrategia global de la empresa. Todas las gestiones y políticas de la empresa buscan el bienestar del empleado. El objetivo principal es que los empleados se sientan realizados y a gusto llevando a cabo el trabajo que les gusta en las condiciones óptimas para llevarlo a cabo. De esta manera, pueden focalizar todos sus esfuerzos y atención en la tarea que desempeñan y así fluye el talento y aumenta la productividad. La gestión del proyecto se lleva desde el Departamento de Personas, Felicidad y Cultura y toma como referente el caso de éxito la empresa Zappo’s.