Tiempo de lectura: 2 minutos

El sector portuario se ha erigido en una de las áreas profesionales clave durante el confinamiento de la población derivado de la crisis del COVID-19. Mediante su labor, una gran cantidad de productos han continuado llegando a nuestras fronteras por vía marítima, manteniendo la cadena logística y el comercio a nivel nacional.

El sector portuario es una parte clave en el comercio internacional de exportaciones e importaciones, ha jugado un papel fundamental en el abastecimiento de productos y en el suministro para el comercio online, muy importante durante este confinamiento ante la imposibilidad de acudir tiendas físicas. Además, durante esta crisis sanitaria se ha cortado la llegada de visitantes a nuestras fronteras tanto por mar como por tierra, pero la llegada de mercancías no ha parado durante el confinamiento.

La economía española podría haber sufrido un enorme revés si la actividad portuaria se hubiese suspendido, ya que esto habría supuesto una reacción en cadena de falta de suministros, reducción del consumo…

El sector portuario ha sido uno de los pilares que ha sostenido a la economía española durante esta crisis sanitaria del COVID-19.

Un parón provocado por la falta de producción

A pesar de esto, el sector de las mercancías por vía marítima ha sufrido una importante caída. Ya en febrero, según la patronal de empresas de estiba Anesco auguraba una bajada en el tráfico de mercancías tras la caída del comercio con China durante los meses previos a la llegada del COVID-19 a Europa.

El sistema portuario de nuestro país estima que durante el mes de abril se produjo una caída del 10% de las operaciones, lo que supone cinco millones de toneladas menos que en 2019. En el tráfico de vehículos la caída es superior debido a las restricciones. En el caso del transporte de automóviles en embarcados o desembarcados en Barcelona, por ejemplo, la cifra es del 35% por culpa del cierre de las fábricas. Esto indica que el parón del transporte marítimo de mercancías se debía en muchas ocasiones por la falta de producción de muchas empresas consideradas como no esenciales.

Las previsiones de recuperación llevadas a cabo por Randstad coinciden en buena medida por las llevadas a cabo por las distintas autoridades portuarias y Puertos del Estados: El transporte portuario de nuestro país no estarán en condiciones de recuperar los niveles de tráfico y operaciones previos a la pandemia hasta finales de 2021 y comienzos de 2022. Esta recuperación dependerá de la evolución de la crisis sanitaria y del ritmo de recuperación productiva tanto en España como en el resto del mundo.

En Randstad somos especialistas en perfiles para la industria portuaria. Nos encargamos del reclutamiento, selección, contratación y puesta a disposición de candidatos para ti de forma rápida y eficaz, para que ganes en flexibilidad y asegures la productividad de tu negocio.

¿Necesitas ayuda?