Tiempo de lectura: 4 minutos

La ya conocida, pandemia de la Covid-19 ha afectado profundamente al sistema educativo de las naciones europeas. España ha evitado cerrar los centros educativos durante el último curso. Otros países como Holanda o Alemania sí que han dado por congeladas sus clases algunas semanas. En Bélgica, por ejemplo, han decidido apostar por un sistema de semiconfinamiento en los colegios según la edad. Este hecho ha sido estudiado recientemente por la Eurocámara y el resultado es que los países no estuvieron preparados para afrontar las clases a distancia

Una de las autoras del informe solicitado por la Eurocámara pone en manifiesto que solo el 58% de los ciudadanos europeos cuentan con aptitudes digitales básicas, pero mientras que un 80% de los ciudadanos finlandeses tienen conocimiento y en Italia esta cifra se ve mermada hasta el 30%. Esta tremenda desigualdad es uno de los principales problemas a los que la educación ha tenido que hacer frente durante los dos últimos cursos. También se han encontrado casos de alumnos de colegios durante las clases online que “han desaparecido” de las aulas ante la incapacidad de tener material como ordenador para seguir el curso.

Madres y padres contra la enseñanza online

La Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo ha lanzado los resultados de la encuesta Vida, trabajo y Covid-19. Miles de familias europeas respondieron a las preguntas de este cuestionario. Las conclusiones apuntan a que el proceso de digitalización de la enseñanza es, cuando menos, mejorable.

El 59% de los encuestados se posicionan en contra (25%) o muy en contra (34%) de continuar con la enseñanza online en el actual curso 2021-2022. Tan solo un 23% estaría a favor o muy a favor de seguir con el modelo de clases a distancia. Uno de los puntos más problemáticos ha sido el seguimiento en directo de la educación de los alumnos, según declaran las familias el 62% no cree que haya estado a la altura. También se afirma el problema que se ha tratado antes, la falta de medios y equipos para poder desarrollar de forma normal las clases.

La Comisión sobre el Plan de Acción de Educación Digital 2021-2027, se ha marcado como objetivo el incremento notablemente en todos los niveles de educación digital, pero en particular en infantil, primaria y secundaria. Pero para lograrlo es necesario apostar por una modernización y nuevos modelos de educación.

Los objetivos para encontrar un nuevo modelo de educación

Muchos profesores quieren compartir lo aprendido durante estos últimos dos cursos escolares. Y es que creen que hay seguir una serie de iniciativas para poder conducir la educación hacia un nuevo modelo híbrido que convenza a madres, padres, tutores, alumnos y docentes:

  • Crear un óptimo entorno educativo a través de la inversión en tecnología pedagógica. Además de pensar cómo adaptar e implementar los contenidos educativos a las distintas realidades tecnológicas.
  • Contar con un profesorado formado y preparado para adaptarse a los cambios, tanto en un entorno empresarial como en el puramente formativo.
  • Educar y formar también en el cambio de modelo. Dando mucho apoyo y asistencia para, poco a poco, ir modificando hábitos y maneras de hacer.
  • El rol del profesorado es clave a la hora de fomentar la interacción, la implicación y la comunidad. Por ello, se debe contar con profesorado que no solo tenga los conocimientos técnicos, sino que también sean excelentes comunicadores.
  • Finalmente, no se debe olvidar el cuidado de las emociones del alumnado que permitirá optimizar su rendimiento escolar y la buena respuesta de estos frente a los retos propuestos.

En Randstad, contamos con consultores especializados en el sector de la educación que son capaces de adelantarse a las necesidades del mercado en esta situación tan volátil. Trabajamos desde el convencimiento de que el talento es la mejor manera de contribuir a la recuperación de las empresas, independientemente del sector al que pertenezcan.

¿Necesitas ayuda? Contacta con nosotros.