puntos fuertes de una persona

Cuando llega la hora de afrontar una entrevista de trabajo, aumenta la preocupación e interés por ofrecer respuestas directas y concisas con las que puedas demostrar tu mejor faceta. Aunque es imposible predecir cuáles serán las preguntas que formulará el entrevistador y cuál será la respuesta más adecuada, pero existe una que cuenta con muchas probabilidades de aparecer:

“¿cuáles son tus puntos fuertes y débiles?”

Es una de esas preguntas difíciles de las entrevistas de trabajo para la que no resulta fácil improvisar una respuesta. Por ello, es importante que te prepares para evitar un posible titubeo o bloqueo, sin perder la actitud natural y con honestidad en todo momento.

Pero, ¿qué buscan saber los entrevistadores con esta pregunta?

  • Si tus fortalezas están en línea con las habilidades requeridas para el puesto.
  • Saber si eres consciente y capaz de hablar sobre ti mismo con confianza.
  • Encontrar cualidades que te hagan resaltar sobre el resto de los candidatos.
  • Evaluar tus habilidades de comunicación.

A simple vista, puede parecer sencilla porque se trata de ensalzar lo mejor de cada uno, pero encontrar el equilibrio para dar una buena sensación al entrevistador requiere de un estudio previo. Responder con humildad puede dejar las habilidades subestimadas, y remarcarlas demasiado puede dar la sensación de arrogancia.

¿Cuáles son tus puntos fuertes?

¿Sabes qué es lo que más valoran las empresas a la hora de decidirse por un perfil u otro? Según el informe de Randstad Research Flexibility@Work2021: abrazando el cambio la demanda de soft skills o habilidades blandas se ha disparado en los últimos tiempos. Este estudio señala que las más deseadas son:

  • Pensamiento crítico: facilita la toma de decisiones y, por tanto, es una vía para mejorar el liderazgo y gestionar correctamente la resolución de conflictos.
  • Creatividad: es un valor en alza, facilita que el candidato enriquezca el trabajo con nuevas ideas, pensamientos y formas de entender la vida.
  • Inteligencia emocional: la tienen personas capaces de entender sus sentimientos y los de los demás, con habilidades comunicativas, adaptables y resolutivas.

Respecto a las hard skills más buscadas, resaltan las competencias digitales, siendo los expertos en ciberseguridad, big data y data scientist algunos de los perfiles favoritos, según nuestra área especializada en soluciones de recursos humanos del sector de las nuevas tecnologías, Randstad Technologies.

Nuestro test de competencias Randstad ADN

Definir qué virtud conforma tu personalidad no es sencillo, pero desde Randstad te lo ponemos muy fácil con nuestro Test de Competencias Profesionales, que te ofrecerá la respuesta más detallada a esta pregunta. Podrás descubrir tus competencias:

  • Individuales: tu capacidad de adaptación a los cambios, de innovación, de análisis… así como tu iniciativa o tu tolerancia al estrés.
  • De tareas: si eres capaz de organizarte y planificar, tu atención al detalle y tu orientación a los resultados.
  • Sociales: ¿qué tal llevas la cooperación con tus compañeros? ¿Y con tus clientes?
  • De gestión: nuestro test te revelará si estás capacitado para asumir tareas de responsabilidad como gestión de personas, toma de decisiones o management.

Lo único que tienes que hacer para conseguir tu informe personalizado es registrarte en My Randstad desde la web o la app, completar al menos el 90 % de tu perfil, ¡y hacer el test!

Qué puntos débiles decir en una entrevista

Ahora que ya conoces tus fortalezas, es la hora de enfocar tus debilidades. La persona que te entrevista no pretende poner a prueba tu honestidad ni conocer cuáles son tus áreas de mejora; su verdadera intención es saber cómo has hecho frente a los obstáculos que han surgido en el pasado. Todas las personas tienen habilidades menos desarrolladas, pero la manera de enfrentarse a ellas y adoptar medidas para mejorarlas, son indicadores que permiten al entrevistador saber cómo te desenvuelves en estos aspectos y tu actitud frente a las críticas.

¿Cómo transformar las debilidades en virtudes?

Estos consejos te ayudarán a proyectar de forma positiva tus puntos débiles:

  • Conoce tus debilidades:los resultados de nuestro Test de Competencias te ayudarán a descubrirlas para poder trabajar sobre ellas.
  • Sé honesto, pero no menciones habilidades básicas: es recomendable hacer un análisis de la descripción del puesto para ser selectivo con las debilidades y fortalezas que vas a mencionar en la entrevista. Ser claro y conciso con la información que aportas tendrá resultados positivos en la entrevista y facilitará la tarea al reclutador.
  • Habla sobre cómo te has sobrepuesto a tus debilidades: debes tratar este aspecto con precaución, ya que tienes que ofrecer argumentos sólidos. Trata de reflejar tu voluntariedad y capaz de superación y evita mencionar hechos o experiencias que no puedan vincularse de ninguna forma al puesto.

No prepares una respuesta exacta: es lógico que quieras preparar cada posible pregunta de la entrevista, especialmente las más intrincadas como la que proponemos en este artículo. Piensa sobre tus debilidades con antelación, pero no ensayes ninguna respuesta. Es posible que el entrevistador pueda notar un cambio respecto al resto de la conversación y es preferible ser natural, claro y mantener la coherencia del discurso.

Ejemplos de puntos débiles de una persona

Te mostramos varios ejemplos para salir airoso en esta cuestión. Lo importante y que siempre debes tener en cuenta es que el defecto no esté directamente relacionado con el puesto al que aspiras, ya que sería contraproducente para tu candidatura:

  • “Sé que soy joven y aún no tengo demasiada experiencia, pero estoy deseando aprender”: puede parecer que estés hablando de algo negativo, aunque en realidad estás remarcando tu juventud como algo positivo, así como tus ganas y tu interés en el trabajo. En este punto también puedes hablar de tu formación y de lo mucho que se adecúa al puesto.
  • “A veces mi timidez ha sido un obstáculo a la hora de integrarme en los equipos, pero he participado en distintas dinámicas grupales y creo que voy mejorando”. De esta manera haces ver al reclutador que te esfuerzas por mejorar tus debilidades.
  • “Antes solía entregar los proyectos el último día, pero he aprendido a planificarme”. El mensaje que le estás dando es que ahora eres una persona ordenada que cubrirá a tiempo los plazos y que eso lo has conseguido gracias a que te has esforzado en mejorar (con lo cual, si tienes algún otro punto débil, también te molestarás en trabajarlo).
  • “Soy una persona entusiasta y sin darme cuenta me sobrecargaba con demasiados proyectos. Ahora conozco mis límites”. Le estás diciendo que trabajas duro y que te encanta tu trabajo, además de que has aprendido a afrontarlo desde un punto mayor de madurez.

Ejemplos de defectos en una entrevista que debes evitar

Asimismo, aquí te traemos varias muestras de lo que nunca deberías decir. Son completamente desaconsejables si lo que deseas es que te contraten:

  • “No tengo ninguna debilidad”: esto probablemente conseguirá que te descarten ipso facto, no solo es mentira, sino que además refleja una profunda inmadurez, algo muy poco atractivo para una empresa. Si no eres capaz de reconocer tus defectos, tampoco harás nada por mejorarlos.
  • “Trabajo demasiado” o “soy demasiado perfeccionista”: es y suena falso, además de un cliché repetido hasta la saciedad que los reclutadores están cansados de escuchar. Reflexiona de verdad sobre tus puntos débiles antes de hacer la entrevista, nunca respondas algo así.
  • “Soy muy impuntual”: se podría considerar una ‘línea roja’ que nunca deberías cruzar y probablemente, un buen motivo para no contratarte.
  • “No soporto el estrés”: es habitual que en los trabajos haya momentos de cierto estrés, así que es mejor que evites este tipo de afirmaciones.

Los cuestionarios para las entrevistas son diferentes en cada empresa, ya que cada una tiene una serie de requisitos propios a la hora de elegir a un nuevo integrante del equipo, y estos varían en función del puesto que se vaya a desempeñar. No obstante, esta pregunta suele ser una constante en las entrevistas de trabajo para casi cualquier puesto porque muestra aspectos muy importantes sobre la personalidad del candidato. Esta parte del proceso de selección depende de dos aspectos importantes a tener en cuenta: la naturalidad y honestidad con la que responda a las preguntas formuladas y la intuición necesaria para saber cómo transformar las debilidades en fortalezas potenciales.

¡Accede a nuestro test de competencias y recibe tu informe al instante!