organización de RRHH | 880

Recursos Humanos: imprescindibles en cualquier empresa
Si la empresa es un jardín, los Recursos Humanos son los jardineros. Su labor consiste en seleccionar adecuadamente las semillas que se van a plantar, escogiendo con cuidado aquellas que, por sus condiciones y facultades, tengan más posibilidades de germinar, con el objetivo de que la compañía florezca y dé frutos.
También será responsabilidad suya cuidarlas, pues, como dijo el poeta William Wordsworth, “la naturaleza nunca ha traicionado a quien la ha amado”.
Los departamentos de RRHH no son todos iguales; deben adaptarse siempre a las necesidades y objetivos de la compañía de la que forman parte. A pesar de esto, sí que existen una serie de funciones y responsabilidades comunes en todos ellos. Si quieres conocerlas y ¡sigue leyendo!
Funciones
Aunque el objetivo del departamento de RRHH es la gestión del personal dentro de la empresa, ofrece distintos tipos de perfiles profesionales y se encarga de la realización de numerosas funciones. Las más significativas son:
  • Planificación y selección de personal: de acuerdo con las necesidades de la empresa se preparan las plantillas de personal, previendo las posibles necesidades a medio y largo plazo. También se definen las funciones y las responsabilidades de los trabajadores. Una vez terminado esto, comienza la que es quizás la función más importante del departamento de RRHH: la selección de personal. Los candidatos deben ser rigurosamente analizados para determinar si encajan o no en lo que busca la compañía en ese momento, estudiando sus cualidades, capacidades, áreas de potencial crecimiento… Este proceso es costoso, pero como afirmó Robert Half, “el tiempo gastado en la selección es tiempo bien gastado”.
  • Administración del personal: engloba toda la parte de gestión administrativa, como la realización de contratos, gestión de nóminas, seguros sociales, gestión de los permisos y vacaciones, horas extra, bajas por enfermedad, movimientos en la plantilla, etc.
  • Evaluación y desarrollo: comprende la creación de programas de desarrollo y la responsabilidad de asegurar el compromiso y la dedicación de los empleados. La gestión del talento avala el desarrollo del potencial de los trabajadores para que continúen en la empresa.
  • Formación: entre las funciones de Recursos Humanos, se encuentra también la de estudiar las necesidades formativas de los equipos para desarrollar conocimientos y habilidades, y poner la formación pertinente a disposición de los empleados. El objetivo es que los trabajadores consigan desarrollar su máximo potencial y sean capaces de adaptarse a un entorno en constante cambio.
  • Relaciones laborales: se trata de resolver los problemas laborales que puedan surgir entre la empresa y los trabajadores, utilizando como interlocutores a los representantes de los mismos (comité de empresa, sindicatos…). También se ocupan de garantizar que no existan desigualdades y se dé un equilibrio entre todos los empleados de una misma empresa.
Responsabilidades
Para garantizar el correcto funcionamiento de la empresa, los departamentos de Recursos Humanos deben afrontar una serie de responsabilidades:
  • Fomentar la comunicación interna: el departamento de RRHH no puede ser percibido como una entidad cerrada. Debe interactuar en todo momento tanto con los empleados como con los demás departamentos, así como atender las reclamaciones, consultas o peticiones. El tipo de comunicación depende del estilo de dirección, y puede ser descendente, ascendente u horizontal.
  • Crear un código de conducta: es necesario que existan una serie de normas que rijan el código ético de la empresa. Todos los trabajadores deben conocerlas y cumplirlas para asegurar un buen ambiente de trabajo.
  • Clima laboral: éste es otro de los aspectos más importantes para los departamentos de RRHH, conocer el clima laboral de la compañía mediante encuestas a los trabajadores y, en función de los resultados, elaborar planes de acción. El objetivo es mejorar la satisfacción laboral de los trabajadores.
Cómo mejorar la gestión del talento
Una correcta evaluación de las preferencias y necesidades de los distintos perfiles de empleados es imprescindible para una adecuada gestión del talento.
El informe “Cuando la percepción puede convertirse en realidad“, de Employer Branding presentado en los Randstad Award 2016, nos muestra algunos datos reveladores. Por ejemplo, pone sobre la mesa el top 3 de lo que buscan los trabajadores en un empleador: buen salario, seguridad laboral a largo plazo y un ambiente de trabajo agradable.
También pone de manifiesto que, según el perfil de trabajador, las necesidades varían. Así, por ejemplo, las mujeres buscan organizaciones laborales flexibles y gestión de la diversidad, mientras que los hombres prefieren más oportunidades de carrera profesional internacional, estabilidad económica e innovación.
La necesidad de una especial atención al capital humano, uno de los pilares fundamentales de cualquier compañía, es prioritario para las empresas y, en concreto, para los Departamentos de RRHH. Éstos no sólo deben ser capaces de seleccionar a la persona adecuada, sino también de velar por su desarrollo intelectual y emocional, asegurando su máxima competencia dentro de la compañía.
En Randstad somos líderes en soluciones globales de Recursos Humanos. ¡Descúbrenos!