el auge del ecommerce y de los perfiles digitales | 880

Comprar y vender con un solo clic. Ese es el principal atractivo del comercio electrónico, una práctica cada vez más extendida en el mundo. En 2016, el eCommerce logró un aumento de ventas del 15,6 % en Europa, un 14,4 % en Estados Unidos y un 28,4 % en Canadá con respecto a 2015. En el caso de Europa, las personas que compran por Internet ya representan el 53 % de la población.

Pero, ¿qué otros motivos pueden llevar a un usuario a comprar online? Entre ellos, la posibilidad de acceder a todo lo que nos podamos imaginar, ya que en la red es posible adquirir productos en tiendas del otro extremo del mundo, y factores como la rapidez y la comodidad del envío a domicilio hacen el proceso de compra mucho más atractivo. Todas estas razones, sumadas al hecho de que cada vez son más las personas que tienen acceso a Internet y también las que vencen la desconfianza que producía la compra online hace unos años, explican el crecimiento del eCommerce.

 

El éxito del eCommerce
Un ejemplo del peso que va ganando el comercio electrónico son los resultados que refleja un estudio de la plataforma de descuentos RetailMeNot realizado por el Centre for Retail Research (CRR): en 2016, las ventas en línea del sector retail representaron 232,6 billones de euros en todo el mundo y, en 2017, se estiman 265,7 billones de euros, un 14,2 % más. En el sector de la hostelería, según el Observatorio Sectorial DBK Informa, el envío de comida a domicilio, impulsado por la compra por Internet, ya supone el 12 % de las ventas y en 2016 alcanzaron en España los 380 millones de euros. Además, ya son varias las cadenas de restaurantes que cuentan con locales sin mesas ni atención al público: son cocinas exclusivas para los pedidos en Internet.

Al eCommerce tradicional ahora se suma el mCommerce, es decir, el comercio electrónico en móviles. Los smartphones y las tablets se han convertido en un aliado para numerosos usuarios y las empresas han visto en estos dispositivos una gran oportunidad de negocio y nuevos canales de venta. De hecho, el estudio de RetailMeNot señala que desde 2013 en países europeos como Francia, España y Reino Unido las ventas de retail en dispositivos móviles han aumentado un 527% frente a las de PC, que crecieron un 25 %.

En España, en concreto, el comercio electrónico ha tenido un gran impacto. Ya son 17 millones de personas entre 16 y 74 años (es decir, la mitad de la población) las que han comprado online alguna vez en su vida, según el Informe de Evolución y Perspectivas eCommerce 2017. Además, 7 de cada 10 internautas españoles compran online frecuentemente, sobre todo tecnología, ropa y complementos, viajes, ocio y cultura, en ese orden. Según el Estudio Anual eCommerce en España 2017 realizado por IAB y Elogia, el importe medio gastado es de 80 € y adquieren productos 2,9 veces al mes.

 

Impulso en contrataciones de perfiles digitales
Gracias al eCommerce, cada año se crean numerosos puestos de empleo. Según señala el último informe sobre exportación de las pymes de FedEx, en España, 8 de cada 10 compañías pequeñas y medianas venden sus productos por Internet y el 39 % prevé que durante el próximo año continúen aumentando sus ganancias a través de esa vía.

Debido al auge de venta online, son numerosas las empresas de nueva creación que se dedican de forma íntegra al eCommerce. Y es que los emprendedores cuentan, principalmente, con dos vías para sus negocios: o bien ofrecen sus servicios online o bien desarrollan apps enfocadas al comercio electrónico.

Al tratarse de empresas exclusivamente online, las posiciones digitales requieren cada vez más de una mayor especialización. En este aspecto, destaca el eCommerce manager, ya que es quien gestiona el proceso de venta. Este profesional necesita una visión estratégica del mercado, amplios conocimientos en logística operacional y habilidades tecnológicas. Asimismo, es indispensable el perfil de Catalog Curator, encargado del contenido del catálogo online de la empresa, y el de diseñador gráfico, responsable de aportar con sus imágenes el elemento diferenciador.

Otros perfiles también importantes son: Digital Marketing Manager, SEO/SEM Manager, Social Media Manager, Account Manager, Analytics Specialist o Community Manager, entre otros. Cabe destacar la importancia del SEO/SEM y de las redes sociales, ya que son tres de las principales fuentes de tráfico hacia la web junto al tráfico directo, según el Informe de Evolución y Perspectivas eCommerce 2017.

 

Transformación digital en sectores relacionados
El sector logístico ha adquirido en los últimos años mayor peso en la economía debido, en gran parte, al auge del eCommerce. Empaquetadores, mozos de almacén y carretilleros, entre otros, son algunos de los puestos más solicitados, sobre todo en campaña de rebajas o Navidad. El comercio electrónico requiere que los trabajadores estén mucho más cualificados que antes. Y es que la venta online ha supuesto cambios en esta área y los empleos se enfocan cada vez más al sector digital.

Relacionados con el auge del eCommerce también se encuentran los perfiles de atención al cliente y teleoperadores, dos áreas en las que los nuevos canales de comunicación digital son protagonistas. Un ejemplo de las nuevas técnicas que se emplean es el Entreprise Feedback Management (EFM), con el que se pueden registrar los comportamientos y las aspiraciones del consumidor.

Según apunta el informe ‘La digitalización: ¿crea o destruye empleo?’, en un futuro próximo los trabajadores técnicos ocuparán el 18% de los puestos disponibles y tan solo el 5% de las ofertas irán destinadas a operarios que desempeñen actividades poco cualificadas.

El eCommerce está revolucionando el concepto de venta y compra y las empresas necesitan adaptarse a los nuevos patrones. La demanda de perfiles digitales continuará aumentando, lo que a largo plazo podrá suponer un déficit de talento si los futuribles profesionales no se decantan por empleos tecnológicos.

 

Y a ti, ¿te gustaría enfocar tu carrera al sector digital?