Tiempo de lectura: 7 minutos.

La digitalización ha hecho que los procesos de selección de candidatos sean más exhaustivos gracias al uso de la tecnología. Sin embargo, hay algo que no ha cambiado: la importancia del currículum.

Este documento suele ser el primer y principal recurso que sirve como filtro a las empresas, porque en él se recopila la información principal sobre tu perfil: experiencia, habilidades, capacidades, etc. Normalmente las compañías manejan una gran cantidad de CVs, lo que hace que deban decidir rápidamente dedicando poco tiempo a su lectura, ¿has oído hablar del filtro de los 6 segundos?

La importancia de mantener actualizado tu CV, ¿qué aspectos debes cuidar?

Para marcar la diferencia ante esta alta competencia, no solo basta con un currículum cuidado y de calidad, también debes actualizarlo regularmente, más allá de los periodos de búsqueda de empleo o cuando hayas adquirido experiencia o formación. Debes tener en cuenta que no solamente cambias tú, también tu entorno, por lo que debes adaptarte a él para encontrar las oportunidades que buscas. En esta actualización constante, has de poner el foco en los principales aspectos de tu CV:

1.- La fotografía

Incluir una fotografía en tu CV no es imprescindible, aunque puede servirte para proyectar una imagen profesional que refuerce tu candidatura.

Hoy en día, tenemos siempre encima una cámara, porque está integrada en nuestro smartphone y puede servirte para la foto de tu currículum. Sin embargo, es mejor que la fotografía te la haga otra persona con unas condiciones de iluminación adecuadas, con un fondo neutro y que así puedas transmitir profesionalidad.

2.- Ortografía y gramática

Por supuesto, es imprescindible revisar la ortografía del texto en tu CV, porque en muchas ocasiones hay faltas o erratas que perjudican la imagen de los candidatos. Además, la gramática es muy importante y debes cuidarla, estructurando correctamente las frases y demostrando riqueza en el lenguaje. Es recomendable que otra persona te lo revise para tener otro punto de vista y un segundo filtro.

3.- ¿Cómo ordenar la información? ¡Ve al grano!

No olvides que el currículum es una síntesis de información, por lo que no tienes que caer en la saturación, ¡ya tendrás tiempo de desarrollar la información en una entrevista! Identifica los aspectos relevantes y plásmalos, de manera que puedan servir como puntos diferenciales. Por ejemplo, no aporta nada que reflejes que cuentas con el graduado de educación secundaria si también tienes un título universitario.

En cuanto a las competencias, es necesario que hagas una selección, identificando aquellas en las que más sobresalgas, y teniendo en cuenta las exigencias de cada momento y sector. ¡El test de competencias de la app de Randstad te ayudará a tener claras tus fortalezas y puntos débiles!

4.- Adáptate a cada oferta

Al mismo tiempo, no olvides los requisitos de cada puesto al que optas, porque la información que es relevante para unos puede no serlo para otros y viceversa. Por ello, es interesante que dispongas de más de un tipo de currículum si quieres optar a puestos que demanden diferentes perfiles.

Si una empresa al leer tu CV encuentra la información que más le interesa destacada, le resultará valioso por su contenido y también percibirá tu interés en la oferta, ya que te has tomado el tiempo en realizar esa adaptación.

5.- ¡Qué corra el aire! Consejos de diseño

Más allá del contenido de tu currículum, también es decisivo el continente, es decir, su diseño. Si el tuyo, además de completo es agradable a la vista, tendrás un punto a favor.

Llamar la atención es importante, pero siempre teniendo en cuenta que tiene que ser algo práctico y útil para el lector. Utiliza tipografías bien legibles y respeta siempre los espacios, que te sirven para separar los límites del documento y también las diferentes partes de su estructura. Esto último es clave, porque normalmente un currículum no se lee linealmente, sino que los reclutadores consultan la información que buscan. Cuanto más accesible y visual sea, mejor.

6.- Detalles del siglo XXI

Que el currículum continúe siendo el principal filtro en los procesos de selección no significa que no haya evolucionado a lo largo de los años y el tuyo también tiene que adaptarse.

Hoy en día existen multitud de formas de mostrar tu marca personal (videocurrículum, blog, redes sociales, portfolios, proyectos…), ¿vas a dejar todo eso fuera de tu CV? No te cuesta nada incluir links a todos esos recursos de forma vistosa, de esa manera, si la persona que lo lea quiere saber más de ti, lo tendrá fácil.

¡Descubre las plantillas de Randstad Impulsa!

Si quieres tener un currículum actualizado y optimizado al máximo de la forma más sencilla y profesional, Randstad Impulsa está hecha para ti. Una de las funcionalidades de esta completa herramienta, es ayudarte a construir tu CV gracias a plantillas elaboradas por consultores expertos entre las que podrás elegir para darle forma.

En sus diferentes niveles podrás conocerte mejor y mejorar tu empleabilidad con múltiples recursos útiles, como clips de vídeo formativos. Cuando hayas completado tu currículum, podrás usarlo directamente para las ofertas de Randstad o descargar el archivo.

Los tiempos cambian y los procesos de selección evolucionan, por lo que tu currículum también tiene que hacerlo para adaptarse a las nuevas oportunidades que puedes encontrar.

¡Mantenlo siempre actualizado y estarás más cerca del trabajo que deseas!