Tiempo de lectura: 4 minutos

La crisis sanitaria ha transformado radicalmente nuestras vidas, hasta tal punto que nuestros hábitos de consumo no son excepción y han tenido que adaptarse a los rigores impuestos por la pandemia. En este sentido, el sector retail tuvo que reaccionar con velocidad y superar las dificultades en un mundo en el que el canal físico tenía que cerrar obligatoriamente. Ahora que poco a poco volvemos a la normalidad, ¿cómo evolucionará un sector de la importancia del retail? ¿Cuáles son los principales retos que tendrá que afrontar?

1.- Hacia un modelo híbrido

Las restricciones y el confinamiento obligaron a empresas y consumidores a acostumbrase a las herramientas digitales. De hecho, si no lo hacían, los negocios podrían sufrir caídas en sus cuentas aún más severas o directamente desaparecer.

Ahora que el canal físico está regresando paulatinamente, es el momento que las empresas del sector implanten, si es que todavía no lo tienen, estrategias que permitan combinar la experiencia de la tienda en persona con las opciones que ofrecen las nuevas tecnologías. Es lo que se denomina modelo híbrido, y pretende ofrecer una experiencia de uso única para el cliente que le permita no solo aumentar el volumen de ventas, sino también fidelizar al usuario. 

2.- Una transformación digital pendiente

Para que las compañías del sector puedan implantar un modelo híbrido que realmente conlleve retornos tangibles, es imprescindible que todos los negocios, independientemente del tamaño que tengan, pongan en marcha una transformación digital que, en muchos casos, tienen pendiente desde hace años. 

Vivimos en un mercado global, con infinitos competidores y productos, en el que es muy difícil marcar la diferencia. Además, los consumidores son cada vez más exigentes y demandan un trato diferencial y único. En esta situación, si las empresas realmente quieren destacar, han de combinar las múltiples posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías con la creatividad y la innovación dirigidas a fidelizar a los clientes.

3.- La importancia de la sostenibilidad

Precisamente a la hora de fidelizar a un cliente, en especial a aquellos más jóvenes, cada vez tiene una importancia mayor la reputación de las empresas. El denominado consumo responsable está adquiriendo un peso muy relevante en las decisiones y hábitos de los usuarios, hasta el punto de poder perjudicar a una compañía que no haya sabido cuidar convenientemente su reputación ni apostar por el compromiso social o la sostenibilidad.

4.- Nuevas técnicas de marketing

El sector retail también se encuentra en una encrucijada con respecto a las aplicaciones que las nuevas tecnologías pueden tener en el marketing. De hecho, en un escenario tan saturado por la proliferación de competidores, productos y servicios, la creación de campañas de marketing que puedan atraer y convencer a los consumidores pueden marcar la diferencia de manera determinante. Campañas que además servirán para crear una experiencia de usuario que resultará fundamental para implantar ese modelo híbrido tan necesario en la actual situación.

5.- Un nuevo talento

Toda esta estrategia resultará imposible de poner en marcha sin los profesionales necesarios. Un talento que tendrá que manejar con soltura las herramientas digitales y últimas tecnologías que son tendencia actualmente. Además, deberán conocer el papel que la sostenibilidad tiene en el sector del retail o la importancia que las nuevas técnicas de marketing pueden jugar en un mercado tan saturado. 

En Randstad contamos con una amplia base de datos de candidatos con las competencias y habilidades que demandan el mercado, además de consultores especializados en el sector retail. Con el talento necesario, cualquier empresa puede marcar la diferencia y aprovechar las oportunidades que ofrece la recuperación.

¿Necesitas ayuda?