Mobile Dreams Factory​ lleva ya diez años en el mercado evolucionando al ritmo en que lo hace la tecnología, la base de su negocio, y dando respuesta a las necesidades de sus clientes, no sólo de comunicación, a través de la movilidad.


Desde 2010 el crecimiento de su negocio ha sido de un 30% anual, y su plantilla ha alcanzado ya los 80 profesionales. En estos momentos su foco, además del mercado español, está puesto en Latinoamérica.

¿Cuál es la historia de Mobile Dreams Factory? ¿A qué responde su creación?
Mobile Dreams Factory comenzó en marzo de 2004 cuando Salvador Carrillo y yo mismo trabajábamos en Recoletos. A Salva le encargaron un proyecto de innovación y me eligió como su compañero para realizar tal tarea, por mis conocimientos tecnológicos y mi trabajo previo en la compañía. El proyecto de empresa que nació de aquel trabajo dio lugar a lo que hoy es Mobile Dreams Factory.
¿Cómo definiría su proyecto de empresa?
En 2004, cuando el Angry Bird de la época era la serpiente de Nokia, nosotros queríamos conectar marcas y consumidores a través del contenido en el móvil, y pensamos que era necesario que se llevara la información del papel del periódico a la palma de la mano del usuario. Todo esto evolucionó en marketing móvil, aunque hoy en día nos gusta hablar más de movilidad; resolvemos cualquier problema de una organización, no sólo de comunicación, a través de la movilidad.

Pensamos que era necesario que el consumidor se llevara la información del papel del periódico a la palma de la mano

¿Cuál ha sido su evolución y en qué momento consideran que están?
Mobile Dreams Factory ha cambiado desde su nacimiento. Comenzamos con una parte de contenidos, patentamos una herramienta de microediciones para que las empresas pudieran comunicarse con sus usuarios a través del móvil. Del 2006 al 2012 hemos hecho mobile marketing, por lo que todo el mundo nos conoce. En los últimos años nos hemos abierto a la movilidad: m-commerce, m-shopping, mobile advertising, etc. Ahora tenemos a prescriptores o expertos de la movilidad dentro de la empresa para poder adecuarnos a todas las tendencias.
En un momento como el actual ¿cuál es la clave para que una empresa como la suya continúe creciendo?

Hemos crecido desde 2010 un 30% anual en cuanto a ingresos, pese a que en 2014 hemos tenido muchos altibajos. Ha habido dos hitos muy importantes para la industria y, por ende, para nosotros: en 2007 Steve Jobs lanza el iPhone, lo que provoca un gran crecimiento de los smartphones, y en 2009 se masifica el uso de los teléfonos inteligentes, aumentando año tras año el número de usuarios (y que creemos que seguirá aumentando). Esto provoca que los usuarios y las marcas hagan del móvil una herramienta más, para un gran número de cosas.

Ha habido dos hitos muy importantes para la industria: el lanzamiento del iPhone y la masificación del uso de smartphones desde 2009

Pero si han crecido nuestros ingresos, también ha crecido nuestra plantilla, de hecho, el año pasado recibimos un premio por parte de Expansión como la empresa con mayor crecimiento. En 2011 éramos 15 personas y ahora somos 80 trabajadores. Y el objetivo es que sigamos creciendo, en otros mercados, diversificando y aumentando el número de clientes.
¿Cómo ven el mercado español en su sector de actividad y por dónde creen que puede seguir desarrollándose?

El mercado español tiene un potencial enorme en marketing digital, y nosotros estamos preparados para acoger todo el proceso: diseño, consultora, creatividad, desarrollo, etc.
Los clientes encuentran en nosotros un único interlocutor que da solución a sus problemas a través del móvil. Creemos que otro foco para crecer es Latinoamérica, donde hay un gran desarrollo digital.

​​​​​​​​​​​​​