Tiempo de lectura: 4 minutos 

La creatividad es la capacidad de crear o inventar cosas nuevas. Normalmente, se asocia con el mundo de las artes, pero desempeña un papel fundamental en las organizaciones empresariales y en las nuevas competencias que demanda el mercado.

El liderazgo y la creatividad siempre han estado estrechamente ligados, y, de hecho, los líderes más destacados triunfaron gracias a ella. Henry Ford lo aplicó a principios del siglo XX dando lugar a la cadena de montaje. Y, sin irnos tan lejos, tenemos claros ejemplos de esto con Steve Jobs, Elon Musk o Jeff Bezos, líderes conocidos por sus creaciones.

En una época tan impredecible como la que estamos viviendo actualmente la creatividad es tu gran aliada. En los momentos de crisis, los líderes y managers que se han sabido adaptar son los que han logrado que sus organizaciones se recuperen e incluso salgan reforzadas. Por eso, los momentos de dificultad tienen que ser vistos como la manera de impulsar y mejorar a las empresas.

Una situación de cambio es un buen momento para activar el pensamiento creativo.

¿Por qué es necesaria la creatividad en un buen líder?

La innovación empresarial es esencial para mejorar las estrategias y de los procesos, y, por lo tanto, mejorar la competitividad. El liderazgo creativo es la llave para lograrlo.

  • Los líderes deben permanecer en búsqueda constante de lo nuevo. Reinventarse o morir. Siempre han de hallar nuevos enfoques e ideas innovadoras para resolver los problemas, invocando así, el espíritu de la renovación.
  • Con un líder con estas características al frente de una empresa, la creatividad formará parte de la cultura empresarial y no será un simple estilo de dirección. Además, la visión del negocio tenderá siempre a miraracia el futuro y a la implementación de mejoras que hagan más evolucionar a la empresa.
  • Con personas abiertas al cambio se logra fomentar el diálogo y el ´brainstorming´, que dan lugar a puntos de vistas diferentes que enriquecen los proyectos, generando así una organización más inteligente y eficiente para enfrentarse a los cambios del mercado.

Afronta los cambios en tu negocio de manera diferente

En este nuevo paradigma en el que estamos inmersos, el cambio es la única constante. Cambios en la economía, en la política, en el sistema financiero, en la tecnología… afectan directamente a las empresas. Por eso hay que aprender a adaptarse a las nuevas circunstancias de la manera más eficiente y rápida posible. Para ello tú, como líder creativo, serás quien encabece el camino.

Tienes que ser quien se responsabilice de la situación y servir de guía a tu equipo para afrontar la crisis de una forma positiva y creativa. Con la consecuencia directa de generar una reducción de ese impacto negativo.

Fomentar en tu equipo también esa capacidad de innovación ayudará a superar circunstancias adversas de una mejor forma y optimizará los procesos, añadiendo valor a la empresa, y haciendo que puedas afrontar cualquier reto que se presente.

En definitiva, el liderazgo creativo abraza el cambio, y el cambio es lo que hace mejorar a las empresas y a sus profesionales.

Cómo aprovechar al máximo un liderazgo creativo

Como ya hemos visto, la innovación es el motor que promueve el éxito. Pero esta no viene sola. Como líder creativo tienes que afrontar el reto de maximizar las capacidades que tienes para fomentar la creatividad en el equipo y mejorar su productividad.

Para esto, lo mejor es que construyas un entorno de libertad profesional y empoderes a tus profesionales para dejar fluir las ideas, sin que se “castigue” el fallo. Te proponemos una serie de buenas prácticas:

  • Analiza en qué son efectivos otros líderes y en qué no

Parece una obviedad, pero es muy efectivo. Analiza a los líderes de referencia, o que te inspiren, para ver cómo desempeñan su trabajo y quédate con sus buenas prácticas. Al mismo tiempo, descarta aquellas que no funcionen o que sean menos efectivas.

De esta forma agilizarás tu proceso de aprendizaje y podrás aplicar las nuevas ideas, tácticas y propuestas en tu día a día.

  • Experimenta con tu equipo y comprueba qué funciona mejor y qué no

Cambiar las formas de trabajar siempre es un paso costoso. Pero deberás probarlo. De esta manera, con el ensayo-error, podrás descubrir qué es mejor para tu equipo. Qué es aquello que saca lo mejor de él, y por supuesto, de ti.

Las experiencias siempre son procesos de aprendizaje que enriquecen a las personas y les hacen abrir la mente. Experimentar mejorará la capacidad creativa de tus empleados. Estar constantemente rodeado de experiencias nuevas hace que el cerebro se esfuerce en interiorizar todo lo nuevo, mejorando su capacidad.

Por lo tanto, probar nuevas prácticas de colaboración o de desarrollo del trabajo será beneficioso, aunque no todo funcione con la misma eficacia con la que se planteaba, te puedes sorprender encontrando nuevos caminos inesperados.

  • Practica networking para compartir buenas prácticas

El networking es un cimiento fundamental para fomentar la creatividad. Compartir ideas con otros profesionales enriquecerá tu perspectiva, y la de los profesionales que te rodean. Es una forma de estar al día de todo lo que ocurre en tu sector, y de permanecer en constante aprendizaje para no quedarte atrás.

En Randstad promovemos estos intercambios a través de nuestros eventos [reflexiones], en los que líderes de RRHH comparten sus visiones sobre la actualidad, las tendencias y las buenas prácticas en la gestión del talento.

Además, podemos ayudarte a mejorar tu estrategia en la gestión de tus equipos. Contacta con Randstad y, ¡descubre todo lo que podemos hacer por ti!