Fintech

Tiempo de lectura: 4 minutos

El sector financiero es un motor de nuestra economía, crucial para apuntalar la recuperación que estamos comenzando a construir. También es vital en términos de empleo, ya que el pasado mes de abril firmó 6.459 contratos. Pero el principal reto al que se enfrenta el sector es la transformación digital que tiene pendiente y que va a revolucionar el negocio tal y como lo conocíamos.

Una revolución que responde al cambio de tendencia de consumo de los clientes. La pandemia ha impulsado nuevos hábitos que los consumidores más jóvenes estaban ya poniendo en práctica. Son clientes más exigentes, más informados y que apuestan por una manera distinta de comunicarse con las empresas, una manera digital y multicanal, que dista mucho de los usos tradicionales de la banca.

Esta evolución tiene como gran protagonista a las fintech, cuya actividad financiera y bursátil se lleva a cabo mediante el empleo de las nuevas tecnologías.

¿Qué es una Fintech?

En términos generales, una Fintech es una empresa que incorpora la tecnología en sus procesos y servicios financieros para lograr así automatizarlos o mejorarlos y reducir costes. Por lo que una empresa se considera una Fintech cuando a través de la tecnología presta un servicio en el sector financiero. No necesariamente la empresa debe realizar la actividad de transferir dinero digitalmente si no que puede encargarse, por ejemplo, de digitalizar los contratos que los bancos generan en papel.

Como dato es interesante conocer el origen del término Fintech que nace de la unión de dos términos en inglés, “Finance” y “Technology”, y que juntas dan lugar a lo que conocemos como tecnología financiera.

Es importante tener en cuenta que las Fintech no sólo traen consigo ventajas sino que también implican riesgos en algunos aspectos como por ejemplo en materia de ciberseguridad o la falta de una regulación clara sobre las mismas.

¿Cómo funciona un Fintech?

Las Fintech se sirven de tecnología blockchain que les permite recoger todas las transacciones realizadas entre los consumidores en bloques de información de manera descentralizada.

Generalmente no cuentan con sucursales ni con puntos de venta físicos y tienen automatizados la mayoría de sus procesos internos lo que les permite ser empresas más competitivas frente a los modelos de negocio tradicionales.

Las Fintech ofrecen productos financieros totalmente online y que están disponibles en cualquier momento y desde cualquier dispositivo inteligente gracias al uso de tecnologías disruptivas, estructuras flexibles y metodologías ágiles.

El crecimiento exponencial del sector Fintech, no solo ha revolucionado el sector bancario, sino que deja ver una oportunidad laboral ya que se requieren cada vez más profesionales especializados en la materia.

¿Qué servicios ofrecen las Fintech?

Las Fintech ofrecen diferentes servicios con una finalidad común: buscan facilitar el acceso a los servicios financieros a través de la aplicación de nuevas tecnologías. Es decir, las Fintech prestan servicios financieros de una forma más rápida y accesible con comisiones más bajas que las instituciones financieras tradicionales.

Por lo que las Fintech no solo ofrecen servicios financieros como por ejemplo el acceso a medios de pago, carteras digitales o plataformas de préstamos sino que también por su naturaleza online facilitan el acceso a estos servicios a toda la población. Además, estas empresas suelen aplicar en sus modelos un enfoque centrado en el cliente (customer centric) lo que permite, si la situación lo requiere, ofertar servicios ad hoc de forma inmediata y personalizada.

¿Cómo obtienen ganancias las Fintech?

La mayoría de las Fintech obtienen ganancias a través de activos como suscripciones, servicios financieros de terceros (hipotecas, préstamos, créditos…) y publicidad.

Ejemplos de Fintech

El medio digital especializado Financer.com ha publicado una lista con las mejores Fintech españolas del 2022 que podemos tomar como ejemplos de empresas Fintech. Entre las 10 empresas Fintech que conforman la lista destacamos las cinco primeras:

  • Finizens: plataforma de inversión especializada en inversión pasiva automatizada.
  • InbestMe: se trata de un gestor automatizado de inversiones que permite crear según el perfil diferentes carteras.
  • Finanbest: plataforma gestora de fondos de inversión que combina la gestión pasiva y la gestión activa.
  • Degiro: bróker de acciones online en todo el mundo.
  • MoneyMan: empresa de microprestamos que cuenta con un programa de fidelización VIP que influye en el límite del préstamo.

Fintech españolas

Los expertos aseguran que nuestro país, con más de 400 empresas categorizadas como fintech, está bien posicionado para convertirse en un referente en esta nueva rama del sector financiero.

Un informe publicado por EY sobre la realidad del Fintech en España en 2021revela que la mayoría de estas empresas, en torno a un 80%, están ubicadas entre ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia.

Según Deusto Formación, nuestro país se ha convertido en el sexto mayor mercado de financiación alternativa, tras lograr un crecimiento del 15% durante el año 2020. De hecho, según un informe de BBVA, las empresas fintech movieron 60 millones de euros en nuestro país en el pasado año.

El sector, por tanto, se dirige a un modelo más digital y remoto, más dinámico y ágil, lejos de las estructuras de la banca tradicional, que ha de reinventarse si no quiere quedarse obsoleta. Las empresas financieras, por lo tanto, se enfrentan a un reto que no es baladí y que para seguir siendo competitivas tendrán que adaptarse, no solo en lo que se refiere a sus estructuras, sino también en cuanto al talento con el que cuentan.

El nuevo profesional financiero

Las empresas del sector financiero que no sepan atraer al mejor talento, pueden verse con problemas para competir adecuadamente en esta situación tan crucial y no aprovechar las muchas oportunidades que sin duda va a ofrecer la tan ansiada recuperación.

El nuevo profesional financiero que estos tiempos exigen, se caracteriza por contar con una serie de competencias y habilidades en nuevas tecnologías. Herramientas como el blockchain, la Inteligencia Artificial o el big data están comenzando a ser imprescindibles en un sector incomprensible sin la innovación. El talento financiero, por lo tanto, debe estar siempre formándose en las nuevas tendencias que el sector ofrece, para poder aprovechar todas las posibilidades que ofrece la tecnología.

En Randstad contamos con consultores expertos en el sector financiero y que conocen todas las tendencias de un mercado en plena evolución. Somos capaces, además, de ofrecer a nuestros clientes profesionales con las competencias y habilidades digitales que pueden marcar la diferencia en un momento tan vital para todos.

¿Quieres saber más?