jornada laboral parcial o completa

Tiempo de lectura: 6 minutos

El mercado laboral evoluciona constantemente y se adapta a las circunstancias económicas del momento. La recuperación empieza a vislumbrarse en diversos indicadores, como es el aumento de la duración de la jornada laboral.

Durante los años de recesión económica, las jornadas laborales han experimentado modificaciones, coincidiendo con el cambio de ciclo. La recuperación trae consigo un contexto de crecimiento y de nuevas oportunidades empresariales.

Durante estos años las empresas se han centrado en aspectos financieros y de aumento de la producción, sin embargo, ahora las necesidades empresariales empiezan a cambiar. Por eso, surgen nuevas oportunidades laborales por la necesidad de ampliar plantillas o ampliar horarios de los trabajadores. El empleo ya está creciendo y este cambio también se da en el tipo de jornada de los trabajadores.

Si recurrimos al estudio employer brand research 2021 elaborado por Randstad a partir de 190.000 participantes a nivel mundial, se observa que dos de los criterios que más valoran los empleados españoles para elegir una empresa son condiciones flexibles y la conciliación profesional y personal.

Cada vez más las compañías practican la escucha activa para conseguir el engagement necesario que ayude a la atracción y fidelización del talento. Ya sea con jornada completa o con jornada parcial, los trabajadores satisfechos con sus condiciones están más motivados y comprometidos y esto repercute de manera directa con su productividad, lo que beneficia tanto al propio trabajador como a la empresa.

Diferencia entre jornada completa y parcial

La gran parte de los trabajadores españoles desempeñan su actividad laboral en una jornada completa, es decir, tienen una jornada laboral de 40 horas semanales que suelen distribuirse en 8 horas diarias. Por cada 5 empleados que trabajan a tiempo completo hay un empleado a tiempo parcial que, por ende, es aquel trabajador que trabaja menos de 40 horas semanales.

Por lo que podríamos decir que la principal diferencia entre la jornada completa y la jornada parcial es la cantidad de horas trabajadas semanalmente. En esta línea, es interesante destacar que el número máximo de horas trabajadas a la semana se establece según la regulación de cada país fijándose en España en 40 horas semanales.

Por primera vez desde 2014 el número de profesionales en jornada parcial se ha reducido por debajo de los 2,7 millones, un 5% menos que el año pasado.

Ventajas y desventajas de la jornada completa

Te contamos las principales ventajas y desventajas de trabajar a tiempo completo:

Ventajas de la jornada completa:

  • Mayor sueldo: al trabajar más horas a la semana, la retribución es mayor que en una jornada parcial.
  • Horario fijo y mayor productividad: las horas de trabajo están bien definidas lo que genera una mayor estabilidad y permite una mejor planificación.
  • Mayor sentimiento de pertenencia y vinculación con el equipo por el promedio de horas dedicadas al trabajo.

Desventajas de la jornada completa:

  • Menor tiempo libre para realizar otras actividades, absorbe la mayor parte de nuestros esfuerzo, tiempo y dedicación.
  • Falta de motivación: la motivación inicial del trabajador puede verse afectada al dedicar 40 horas semanales al trabajo pudiendo llegar a ocasionar aburrimiento.
  • Dificulta la posibilidad de tener más de un trabajo, en caso de necesitar más ingresos, o compaginar estudios y trabajo.

Ventajas y desventajas de la jornada parcial

En el otro lado de la balanza encontramos el trabajo a tiempo parcial, que también ha ido aumentando a lo largo de los últimos tres años hasta llegar a los 2,5 millones de profesionales.

Estas son algunas de las ventajas y desventajas de la jornada parcial:

Ventajas de la jornada parcial:

  • Mayor conciliación y flexibilidad: con la jornada parcial dispones de mayor tiempo libre para dedicarlo a otras actividades de ocio o compaginarlo con los estudios. Por lo general, suele tratarse de trabajos menos estresantes.
  • Adquirir experiencia laboral: el sueldo no suele ser muy elevado por lo que suelen ser empleos que van más allá del beneficio económico como conseguir experiencia laboral.
  • Mismos derechos que la jornada completa en aspectos como las vacaciones o retribuciones por transporte.

Desventajas de la jornada parcial:

  • Menor sueldo: trabajar menos horas implica cobrar menos, lo que en algunas ocasiones obliga a tener que combinar diferentes trabajos siendo esta alternativa poco recomendable.
  • Dificultad de crecimiento dentro de la empresa: generalmente las expectativas de crecimiento suelen darse en los trabajadores a jornada completa.
  • Menor cotización y menor prestación por desempleo que en la jornada completa debido a que el sueldo es inferior.

Tipos de jornadas laborales según profesiones:

Y, ¿en qué sectores es más habitual cada tipo de contratación? Randstad en su informe sobre la evolución de los profesionales que se encuentran trabajando a tiempo parcial en España revela que la gran mayoría de los profesionales que desarrollan una jornada parcial lo hacen en el sector servicios, concretamente, nueve de cada diez profesionales que trabajan en servicios lo hacen a jornada parcial. Sectores como el de la Industria y la agricultura también han registrado crecimientos de este tipo de trabajadores.

Por otro lado, el número de trabajadores que trabaja a jornada completa lo hace en la misma proporción que la distribución de trabajadores por sectores en España, por lo que no se detecta un sector que destaque frente al resto.

En Randstad disponemos de miles de ofertas de trabajo diarias. Inscríbete a las vacantes que mejor se adapten a ti.