Tiempo de lectura: 4 minutos 

Conseguir el talento que necesitas para tu empresa es un reto cada vez mayor, agravado por la escasez de perfiles específicos. Por este motivo, resulta imprescindible contar con una estrategia de employer branding, enfocada a las necesidades y demandas de los candidatos en la actualidad, para así atraer talento a tu compañía.

¿Por qué el employer branding es una apuesta ganadora?

La digitalización y el cambio de mentalidad ha provocado que el talento sea cada vez más activo; ahora resulta más sencillo iniciar el contacto con la empresa en la que se desea una oportunidad. Además, la gran cantidad de información existente en internet facilita que los candidatos pueden conocer mejor a las organizaciones y, gracias a ello, tener más datos a la hora de elegir entre una u otra.

Ante esta situación, las compañías necesitan diferenciarse, no solamente a través de su cultura corporativa, sino construyendo, proyectando y manteniendo una imagen atractiva de cara al empleado. En definitiva, reforzando sus acciones de employer branding. Por ello, si no quieres quedarte atrás, necesitas una estrategia potente que te permita ganar competitividad.

La hoja de ruta del employer brand

Si pretendes elaborar un plan de employer branding efectivo, es necesario que comprendas y analices previamente cuáles son las demandas de los profesionales más allá del salario, las cuales deben formar los pilares de tu estrategia. El último informe de Employer Brand Research de Randstad revela las principales en España.

  • Conciliación laboral-personal: los límites entre la vida personal y laboral cada vez son menos rígidos, algo que se ha visto reforzado a raíz de la pandemia y el aumento del teletrabajo. Esto provoca que la conciliación continúe siendo la principal demanda de los profesionales.

Un 53 % de los profesionales consideran importante esta ventaja, situándose 6 puntos por encima de la media europea. Además, resulta de especial interés en la generación X (35-54 años), siendo especialmente relevante para el 62 % de los hombres y el 57 % de las mujeres.

  • Seguridad laboral: en esta época de grandes cambios, la estabilidad es algo deseado por los profesionales, ya que les ayuda a planificar con mayor tranquilidad y desarrollar su carrera.

El 46 % de los encuestados reclaman esta seguridad laboral, un dato que crece con la edad, siendo los boomers (55-64 años) quienes más la demandan (52 %).

  • Ambiente de trabajo agradable: otro aspecto fundamental en tu empresa y requerido por el talento es el clima laboral, que contribuye positivamente en su motivación, de ahí que lo pida el 46 %.

Implementar en tu compañía un programa de wellness empresarial es una buena solución en este sentido.

  • Flexibilidad: directamente relacionada con la conciliación, se trata de una ventaja muy valorada por casi la mitad de los empleados encuestados (42 %).

El horario de trabajo y la ubicación cada vez tienen menos peso gracias a la digitalización, lo que brinda un gran abanico de posibilidades para adaptarse a las necesidades del talento manteniendo o mejorando la productividad.

  • Oportunidades de carrera: otro punto de interés para los candidatos es el desarrollo profesional; si cuentan con opciones para acelerar su crecimiento, valorarán tu compañía de forma más positiva.

Las oportunidades de carrera son un factor de gran relevancia para el 38 % de los profesionales, un dato que asciende al 41 % en aquellos con educación superior.

  • Contenido laboral interesante: si las funciones que desempeñan tus empleados les estimulan y se les ofrece seguir su vocación, resulta más sencillo que estén motivados y permanezcan en tu compañía. De hecho, un 31 % de las personas encuestadas dan especial importancia a este criterio en la búsqueda de empleo.

Ofrecer esta propuesta de valor, con aspectos técnicos y emocionales que ayuden a diferenciarte, aumenta tu capacidad de atracción de talento.

En general, estas demandas no suelen satisfacerse en su totalidad por parte de las organizaciones, lo que supone una oportunidad de mejora para ellas a nivel de marca empleadora. Según el citado estudio de Randstad, existen dos parámetros, más allá del salario, en los que esta diferencia es más acusada: la conciliación laboral-personal y la seguridad laboral. Tener todo esto en cuenta es fundamental a la hora de configurar tu estrategia de employer branding.

Además, otro punto clave asociado que puede resultar diferencial para tu compañía a la hora de atraer y fidelizar talento es la experiencia del empleado. Cuidarla a través de una estrategia Employee Centricity, que impulse aspectos como el empoderamiento, la innovación o la colaboración entre equipos, resulta muy valioso.

Si el employer branding no es un elemento clave en la hoja de ruta de organización, es el momento de apostar por él. Pregúntate en qué medida estás satisfaciendo las demandas de tus equipos y trabaja en ello; de esta manera, mejorarás la imagen de tu organización y estarás en mejor posición para atraer y fidelizar al mejor talento.

¿Quieres impulsar el crecimiento de tu compañía y adaptarte a todos estos cambios? Randstad te ofrece soluciones a nivel organizativo y de gestión de talento a través de la consultoría de capital humano.