Cómo abordar los temas más importantes de una entrevista de trabajo

¿Tienes una entrevista de trabajo próximamente y no sabes cómo enfrentarte a ella? En muchas ocasiones, prepararse para la cita ofrece grandes ventajas, ya que te ayudará a prepararte ante nervios inesperados o situaciones con la mente en blanco.

Si bien no es recomendable ceñirse a un guion estrictamente acotado por el riesgo de resultar poco natural, ser previsor nunca está de más para transmitir seguridad, templanza e interés a la hora de la verdad.

El objetivo principal de este tipo de encuentros es, al fin y al cabo, conocer mejor al candidato para poder decidir si este es apto, o no, para el puesto vacante atendiendo a su perfil, formación y experiencia.

 

¿Cómo será mi próxima entrevista de trabajo?

Aunque es cierto que todas las entrevistas tienen algunos puntos en común ante los que es posible prepararse, no hay que olvidar que cada proceso se adapta a las necesidades del sector, a las particularidades de cada puesto e incluso a la cultura corporativa de la compañía y, por ende, la situación siempre será diferente en cada caso concreto.

Hay ciertas preguntas difíciles que se suelen repetir en la mayoría de entrevistas y para las cuales podemos tener una idea previa de qué deberíamos contestar. Sin embargo, hay otras cuestiones más específicas o no tan comunes para las que no solemos estar prevenidos.

Estas preguntas suelen referirse a los temas específicos del puesto al que se quiere acceder. Para enfrentarse a ello, es imprescindible realizar un estudio previo del sector y de la empresa a la que se acude.

Este análisis proporcionará mucha información acerca de la cultura empresarial, las expectativas y necesidades de la compañía, permitiendo resaltar en la entrevista el valor diferencial que están buscando.

 

Aprende a responder adecuadamente en una entrevista de trabajo

¿Cómo deciden las compañías cuál es el perfil idóneo para el puesto que van a cubrir? Desde luego, es un tema complejo que requiere de numerosas fases, comenzando por la lectura de los CV y siguiendo por tantas etapas como quiera desarrollar cada departamento de Recursos Humanos.

Dentro de este proceso, la entrevista personal es vital para conocer ciertos temas del candidato que requieren de un contacto más cercano y una conversación más extensa. ¡Descubre cuáles son los temas más frecuentes en una entrevista de trabajo y cómo debes responder ante ellos!

  1. La eterna cuestión del salario. Cuando surge el tema económico, es posible que la situación se vuelva algo incómoda por ambas partes. Para evitarlo, es interesante hablar de forma honesta y prudente, el salario no debe ser el gran protagonista en un empleo, aunque es imprescindible hacerse valer y respetar como profesional.
  2. Los logros profesionales del pasado. Llegado este punto, es preciso tener en cuenta que lo más importante no serán los logros en sí, sino cómo se alcanzaron y el camino recorrido para ello. Por lo tanto, resulta imprescindible detallar cuál fue tu hoja de ruta en cada momento y qué tipo de decisiones tuviste que llevar a cabo.
  3. Trabajo solo o en equipo. En la mayoría de los empleos hay tareas que requieren de la concentración de un trabajador solo y otras que están más enfocadas a la creación y desarrollo en equipo. Por ello, ante la famosa pregunta de “¿prefieres trabajar solo o en equipo?” es importante que la empresa sepa que está ante un profesional polivalente que puede defenderse por igual en ambas situaciones.
  4. Los motivos de estar desempleado. En caso de estar desempleado, es posible que se interesen por los motivos durante una entrevista de trabajo. Lo importante será convencer a tu interlocutor con argumentos de que simplemente tuviste mala suerte. Y, en caso de llevar mucho tiempo sin empleo, especifica cómo esto te ha permitido crecer personal y profesionalmente, adquiriendo nuevos conocimientos y/o habilidades.
  5. Qué es para ti el éxito. Un profesional ambicioso es un perfil codiciado por las empresas, ya que garantiza que se esforzará por aprender, mejorar su labor y ofrecer buenos resultados a la compañía. Para reflejar un espíritu trabajador sin caer en la avaricia, simplemente sírvete de todos los conocimientos que has adquirido en tu carrera laboral y da el protagonismo a todas esas lecciones aprendidas.
  6. Las razones para dejar tu último empleo. Evita señalar que has tenido problemas con tus jefes o compañeros. Por el contrario, destaca que, en realidad, eres una persona más o menos ambiciosa y que buscas nuevas oportunidades que te permitan continuar creciendo y desarrollándote en tu ámbito profesional.
  7. La visión del futuro profesional. Las compañías que buscan atraer talento hacia ellas suelen estar interesadas en perfiles profesionales que pretendan quedarse en la empresa a largo plazo. Por ello, la mejor respuesta ante una cuestión sobre el futuro será que esperas que ese empleo te ayude y motive a conseguir tus metas profesionales.

 

En definitiva, es esencial trabajar una comunicación constructiva que nos permita crear una conexión sincera y honesta con el profesional que nos está entrevistando, teniendo siempre en cuenta las particularidades de cada situación.

De esta manera, sabremos enfrentarnos a cualquier pregunta por inesperada que sea y ofrecer una respuesta elegante y clara. Recuerda que la seguridad y naturalidad serán muy valoradas a la hora de responder las cuestiones, por lo que dominar la improvisación también será un gran punto a tu favor.

Y tú, ¿tienes alguna frase estrella para triunfar en las entrevistas de trabajo?