recuperacion hosteleria

Tiempo de lectura: 4 minutos.

Considerado uno de los sectores más golpeados por una pandemia que, lejos de desaparecer, se mantiene constante después de dos años, la hostelería se plantea este nuevo año 2022 como el indicado para recuperarse del todo y alcanzar -incluso superar- datos de antes del coronavirus.

Según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) realizada por el INE, el sector hostelero contó en 2021 con unos 30.000 trabajadores más que en el año 2020, pero en comparación con los de 2019 se hablaría de unos 250.000 profesionales menos en el sector. Con subidas y bajadas durante todo el año, marcadas en gran medida por la evolución de la pandemia, el último trimestre del año fue el que experimentó un mayor aumento: 218.000 personas más que el año anterior, llegando a suponer hasta 1,5 millones de trabajadores en el sector hostelero, coincidiendo con la temporada de Navidades y con unos datos epidemiológicos positivos que fueron empeorando a mitad de diciembre. Por ramas de actividad, comparando con 2020, en restauración hubo un 13,8% más de trabajadores y en el alojamiento aumentó en un 29,1%, con caídas respecto a 2019 de un 9,4% y un 13,8% respectivamente.

Retos del sector

Para asegurar una recuperación en este año, la hostelería debe plantearse algunos retos de cara a este 2022, basándose en tendencias que han llegado para quedarse tras la pandemia. Por ejemplo, en el caso de la restauración, el “delivery”, que fue una de las grandes revoluciones durante los meses más duros de pandemia y que, en muchas ocasiones, se convirtió en la única vía de financiación para la hostelería.

Es una tendencia rentable para muchos establecimientos, pero se debe trabajar en ella, invirtiendo constantemente para contar con los mejores servicios que aseguren clientes. La alta cocina, aquella elaborada por chefs de categoría y con platos selectos, ha llegado también para quedarse. Es por eso, que el sector debe adaptarse a esta nueva forma de comer para llegar a unos clientes cada vez más concienciados con el medio ambiente, por lo que las propuestas “plant-based” también serán cada vez más aclamadas.

Por otro lado, pero no menos importante, se encuentra la problemática del empleo. El cierre de establecimientos o las condiciones laborales (el hostelero es uno de los sectores con mayor número de contratos temporales) generaron que un gran grupo de trabajadores abandonaran el sector. Esto, sumado a la falta de personal cualificado, expone la necesidad de captar jóvenes profesionales que se vean atraídos por el sector, que quieran estudiar en escuelas de hostelería y que generen una nueva situación con mayor oferta y demanda de trabajo.

Desde Randstad, la empresa de recursos humanos número 1 en España y en el mundo, hay una gran cantidad de trabajadores cualificados aptos para cada puesto de trabajo en un sector que, pese a haber sido tan castigado, pretende representar uno de los grandes crecimientos de 2022.

¿Necesitas talento para afrontar estos retos?