entrevista Lluís Batlle | Calsina Carré | especialidades octubre 2016
Lluís Batlle, Corporate Director de Grupo Calsina Carré

 

Calsina Carré cuenta actualmente con 600 empleados entre conductores, personal de almacén, personal operativo y administrativo, unos perfiles que, en palabras del Corporate Director del Grupo, Lluís Batlle, “deben ser flexibles, optimistas y con ganas de asumir retos”.

 

¿Cómo es el proceso de reclutamiento de nuevos empleados?
Utilizamos todo tipo de canales, desde los más convencionales, como son el boca-oído y contactos directos, hasta los más modernos, como las redes sociales, sin renunciar a colaboradores externos que nos ayudan en el recruitment cuando el perfil que buscamos así lo requiere. Nos satisface especialmente comprobar cómo en muchas ocasiones son nuestros propios empleados los que nos ayudan en la selección y reclutamiento a través de su red de contactos, potenciando de manera muy directa nuestro Employer Branding.

 

¿Qué elementos conforman precisamente ese Employer Branding?
Calsina Carré es un grupo responsable que intenta aportar seriedad en sus relaciones comerciales y laborales a todos los niveles. Intentamos ser realistas en nuestra propuesta y ofrecemos a los empleados una empresa que permita un elevado nivel de formación, motivación y proyección. Se trata de ser transparente con todos los stakeholders, ello implica que los trabajadores conozcan los procedimientos internos y externos, el valor que cada labor aporta a la compañía y su rol concreto en la cadena de producción.

 

¿Promueven la conciliación y la flexibilidad laboral?
En la medida que nos es posible; nos interesa sobremanera este aspecto. Entendemos que es una de las mayores palancas de fidelización y, a pesar de las dificultades del negocio, que exige una atención continua, apostamos por ello.

 

La formación es otro de sus pilares. ¿En qué aspectos hacen especial hincapié?
Para Calsina Carré, en un sector tan dinámico como el transporte, la formación interna cobra especial trascendencia. Tenemos programas anuales de reciclaje para personal de chóferes y almacén en los que las nuevas tecnologías, la conducción eficiente y los procedimientos a seguir por la empresa son la columna vertebral. Por lo que respecta al personal operativo de oficinas, cada año realizamos formaciones que les permitan la adquisición o mejora de sus competencias profesionales en transporte, sin olvidar los idiomas, que son básicos en un grupo como el nuestro.
¿Qué posibilidades de desarrollo existen en el seno de la empresa?
El Grupo está viviendo una gran expansión en los últimos años. Asimismo, su presencia internacional permite que los trabajadores puedan desarrollar sus competencias buscando la mejora continua mientras se adaptan a nuevos retos. Existe un programa interno de detección del valor e intentamos que el desarrollo de las competencias por parte de los trabajadores en el ejercicio de sus funciones sea un factor motivador.

No en vano, en los últimos ejercicios, y como consecuencia del crecimiento, hemos tenido que adaptar la estructura orgánica a los nuevos requerimientos y se ha hecho primordialmente con personas que ya trabajaban en la casa.

 

La internacionalización, la tecnología y el e-commerce son tendencias ya consolidadas en el sector. ¿Cómo han orquestado desde RRHH la adquisición de estos conocimientos por parte de la plantilla?
Las adaptaciones y adquisiciones tecnológicas de nuestras instalaciones, equipos y bienes de consumo ya no son una opción, en la actualidad son un factor clave para intentar de entrada no perder competitividad y, si es posible, conseguir una mejor y mayor fidelización o captación de clientes a través de la excelencia. Pero el esfuerzo sería estéril si no fuera acompañado de la inversión en conocimiento por parte de las personas que integramos el Grupo. Por eso, realizamos anualmente programas de formación continua que permiten a los trabajadores conocer a la perfección las necesidades que la empresa debe cubrir y las tecnologías puestas a disposición para ello.

 

¿Cómo promueven el compromiso de sus colaboradores con la mejora del entorno social del trabajo, la calidad y el medio ambiente?
Grupo Calsina Carré está certificado con la ISO 9001 y 14001, así como SQAS y OEA. No hablamos solamente de certificaciones que los clientes nos solicitan y sin las cuales no podríamos seguir trabajando. En nuestro caso nos interesa resaltar que, tal como se desprende de nuestra política, no entendemos nuestra empresa al margen de ellas. La función de una empresa ha superado desde hace mucho tiempo la tradicional concepción decimonónica únicamente basada en el beneficio. Los tiempos presentes demandan un compromiso activo con las personas y la sociedad, algo que forma parte de nuestra toma de decisiones en la renovación periódica de la flota, combustibles, almacenes logísticos, política de PRL, climatización y consumos energéticos, etc.