¿qué es un ingeniero de mantenimiento?

Como ingeniero de mantenimiento, tendrás que aplicar conceptos que garanticen el funcionamiento fluido de todo el equipamiento y la maquinaria industrial de una empresa. Algunas de tus actividades rutinarias serán instalar, reparar y realizar el mantenimiento de diferentes máquinas. Mediante el uso de un equipo especializado, los ingenieros de mantenimiento diagnostican y monitorizan los fallos en la maquinaria. En caso de avería, su trabajo consistirá en reparar los fallos y garantizar el rendimiento óptimo de los equipos. 

Es habitual que los ingenieros de mantenimiento utilicen su formación y experiencia para resolver problemas estratégicos y orientar a los técnicos en la reparación de deficiencias en el sistema. Dependiendo del sector para el que trabajes y del tamaño de la empresa, es probable que solo tengas que dedicarte al mantenimiento y a la reparación de la maquinaria crítica para el funcionamiento de la fábrica. El resto del tiempo lo dedicarás a tareas de gestión. Sin embargo, algunas empresas te contratarán para que también realices reparaciones y tareas de mantenimiento más generales. 

Un puesto de trabajo como ingeniero de mantenimiento te permitirá trabajar en talleres mecánicos de reparación o en empresas destinadas al mantenimiento de maquinaria y equipos. Aparte de trabajar para empresas de consultoría, podrás trabajar en las propias instalaciones de grandes fábricas, plantas de producción y diferentes tipos de industrias, como la automoción, el petróleo y el gas o la electrónica. 

¿El trabajo de ingeniero de mantenimiento se ajusta a tus capacidades analíticas y a tus dotes resolutivas? Sigue leyendo para conocer la titulación y las competencias necesarias para triunfar en un puesto de ingeniero de mantenimiento. 

ingeniero de mantenimiento

1

salario medio de un ingeniero de mantenimiento

Según el Instituto Nacional de Estadística, el sueldo medio de un ingeniero de mantenimiento en España es de 2.566 euros mensuales, en un rango salarial que va desde los 28.000 hasta los 51.000 euros anuales. Esta horquilla es amplia porque el salario varía notablemente en función de la experiencia y del sector al que orientes tu carrera. Las industrias de la automoción, la construcción y la energía son las que ofrecen mejores perspectivas salariales. En puestos de empleo que requieren desplazamientos dentro o fuera del país, se pagan pluses por dietas y movilidad. También hay empresas que ofrecen bonus de productividad al final de cada ejercicio. 

cómo mejorar tu salario como ingeniero de mantenimiento

Tu paquete retributivo estará determinado por el tipo de empresa para la que trabajes y la complejidad de las tareas que realices. Por ejemplo, las grandes plantas de producción y las fábricas utilizan equipos y maquinaria más compleja, que requieren de conocimientos específicos para su instalación y mantenimiento. La empresa te pagará más si tienes que realizar tareas complicadas y si necesita que estés disponible a cualquier hora del día por si se produce un fallo en el sistema. 

Tu nivel de formación y de experiencia son aspectos clave a la hora de fijar tu sueldo. Los ingenieros de mantenimiento con más experiencia tienen salarios más altos, ya que aportan a la empresa una mayor capacidad a la hora de solucionar fallos y problemas con las máquinas. Por su parte, los ingenieros de mantenimiento con más formación podrán optar a puestos de gestión, en los que el sueldo es mayor que cuando se realiza un trabajo meramente técnico o práctico.  

¿Quieres saber más sobre el salario de un ingeniero de mantenimiento en España? Consulta nuestro informe de tendencias salariales de Randstad Research.

2

tipos de ingenieros de mantenimiento

La ingeniería de mantenimiento es una carrera que abarca diferentes especialidades, entre las que destacan las siguientes: 

  • ingeniero de mantenimiento mecánico: como ingeniero de mantenimiento mecánico, tu trabajo consistirá en instalar y supervisar el estado de los sistemas y el equipamiento mecánico empleado en el ámbito industrial, comercial o doméstico. Te centrarás en la reparación mecánica de las máquinas y en aspectos como la lubricación de engranajes o el reemplazo de bombas y motores. 
  • técnico de mantenimiento: como técnico de mantenimiento, te encargarás de realizar el trabajo manual en los procesos de mantenimiento y reparación de maquinaria. Esto implica desmontar equipos para retirar los componentes dañados o defectuosos y comprobar si las reparaciones se han realizado correctamente. 
3

trabajar como ingeniero de mantenimiento

¿Te preguntas cómo es el trabajo diario de un ingeniero de mantenimiento? Sigue leyendo para conocer las funciones y responsabilidades más comunes en este puesto. 

4

formación y competencias

Para convertirte en ingeniero de mantenimiento deberás cursar lo siguiente: 

  • titulación universitaria: el máster universitario en Ingeniería de Mantenimiento tiene una duración de un año y completa los estudios de grado de Ingeniería Técnica (cuatro años). El itinerario académico se divide en varias etapas, que abarcan una formación multidisciplinar, primero en ámbitos más generales de la ingeniería y, a continuación, en temas técnicos, estadísticos y de control de calidad más relacionados con el mantenimiento de sistemas y maquinaria. 
  • prácticas profesionales: aparte de las prácticas reglamentarias durante la carrera, una buena forma de mejorar el expediente académico es la realización de prácticas en fábricas y plantas de producción para poner en marcha sobre el terreno los conocimientos adquiridos en la universidad. 
  • cursos y posgrados especializados: aparte de la titulación universitaria obligatoria, los cursos de posgrado te ayudarán a orientar tu carrera profesional hacia un determinado sector y a hacer más atractivo tu currículum. Algunas opciones para la especialización son los cursos de experto en eMaintenance, Electromecánica Industrial o Máquinas y Motores Térmicos. 

aptitudes y competencias

Así como la experiencia y el conocimiento de las máquinas son fundamentales para un ingeniero de mantenimiento, las habilidades blandas también son importantes para tener éxito en este puesto. Algunas de estas capacidades son: 

  1. dotes de liderazgo: como ingeniero de mantenimiento, estarás a cargo del equipo técnico. Tu capacidad de liderazgo te ayudará a integrarte con otros miembros del equipo, mantenerlos motivados y lograr que trabajen de manera coordinada para cumplir con los objetivos. Estas habilidades te resultarán muy útiles cuando te enfrentes a una avería en los equipos. El liderazgo es un aspecto decisivo para la gestión de los momentos más estresantes y los escenarios adversos, así como para fomentar la responsabilidad frente a los errores cometidos. 
  2. capacidad resolutiva: al operar con máquinas y equipos es normal que surjan problemas. Aunque diseñes los protocolos necesarios para abordarlos, es imposible predecir todos los posibles fallos del sistema. Tu creatividad y tus dotes resolutivas a la hora de enfrentarte a situaciones complicadas te ayudarán a lidiar con los problemas más allá de los procedimientos de mantenimiento estándar. 
  3. atención a los detalles: que te conviertas en un buen ingeniero de mantenimiento dependerá, en gran medida, de tu capacidad para prestar atención a los pequeños detalles. El más mínimo error de cálculo puede provocar consecuencias impredecibles, por lo que es fundamental que seas muy meticuloso en el diagnóstico de las averías de los equipos.
  4. aptitudes para la física: las facilidades para las matemáticas y la física te resultarán muy útiles para saber cómo funcionan las máquinas y equipos de trabajo. Por lo general, el diagnóstico de los fallos de un sistema implica la realización de cálculos complejos. Las aptitudes para la física también son necesarias para interpretar el funcionamiento de la maquinaria a través de los planos de diseño y determinar cuál es el mejor modo de solucionar los problemas.
5

preguntas frecuentes

332 trabajos en ingeniero de mantenimiento Mostrar ofertas