Los perfiles más demandados

El auge de la digitalización ha supuesto una transformación del mercado laboral. Esto ha posibilitado que aparezcan nuevas oportunidades laborales y nuevos retos para los profesionales tecnológicos que reúnen unas características concretas.

El desajuste entre las necesidades de las empresas y la escasez de perfiles especializados supone que hacer frente al déficit de talento sea uno de los grandes retos de las organizaciones. De hecho, cada vez son más las empresas que demandan perfiles técnicos, un valor diferencial respecto a la competencia que permitirá ponerse a la cabeza del mercado laboral.

 

Habilidades transversales: ¿cuáles deben tener los trabajadores?

En todo proceso de selección, factores como la experiencia, la formación o la especialización son aspectos que adquieren gran importancia. Sin embargo, cada vez se tienen más en cuenta las habilidades transversales a la hora de contratar talento.

Este tipo de habilidades se desarrollan independientemente del sector profesional y la formación. Se trata de aptitudes valiosas para cualquier empleo, que sirven para mejorar la competitividad en los equipos de trabajo y permiten a los profesionales tener un perfil más versátil en un mundo de constantes cambios. ¡Conoce cuáles son las habilidades transversales más importantes!

  • Toma de decisiones: en un mundo en el que predomina la incertidumbre, es fundamental estar preparado para hacer frente a cualquier situación y tener la capacidad de reaccionar con rapidez.
  • Compromiso: garantiza una mayor dedicación, genera confianza en el desarrollo de las tareas y es fundamental para aumentar la productividad de la empresa.
  • Buena capacidad comunicativa: ser un buen comunicador mejora el clima laboral, incentiva el trato entre compañeros y aumenta la implicación de los miembros del equipo al sentirse escuchados y comprendidos.
  • Creatividad: el talento creativo trata de encontrar soluciones a los problemas de manera lógica, innovadora y original. Suponen un valor diferencial para cualquier organización.
  • Flexibilidad: es una cualidad propia de personas ambiciosas y capacitadas para salir de la zona de confort, adaptarse a las circunstancias y no temer a enfrentarse a nuevos desafíos.
  • Trabajo en equipo: esta habilidad es imprescindible para el rendimiento de cualquier grupo. Es propia de personas abiertas y participativas que anteponen el beneficio del grupo al suyo propio.

 

Perfiles profesionales más demandados

En los últimos años han aparecido nuevas profesiones que hace un tiempo no existían. Sin embargo, su demanda se encuentra en continuo auge y crecimiento. Desde Randstad Technologies, área de selección de Randstad especializada en puestos IT, apuntan que los perfiles más buscados corresponderán a empleos relacionados con el Big Data, el blockchain, la robótica o la ciberseguridad. ¡Descubre cuáles serán las profesiones más demandadas en los próximos años!

 

Realidad virtual o realidad avanzada: los perfiles más demandados serán ingenieros gráficos y arquitectos de soluciones intensivas para diseñar bocetos digitales y resolver problemas complejos de negocio. La realidad virtual o realidad avanzada se está implementando con fuerza en campos como la medicina, la educación o el mundo inmobiliario.

– Soluciones de movilidad: se precisarán desarrolladores de aplicaciones móviles y Devops, principalmente, ingenieros de Devops o ingenieros de software. Tendrán un papel fundamental para innovar y adoptar nuevas tecnologías y unificar el desarrollo de software.

– Big data: se demandarán data analyst y arquitectos big data. Responde a la necesidad de fomentar un nuevo tipo de profesional que aporte conocimientos en IT y genere valor de negocio poniendo la tecnología al servicio de este.

– Cloud: serán requeridos arquitectos cloud y virtualization specialist. Son perfiles muy vinculados a la digitalización que tienen el objetivo de gestionar a través de la red procesos importantes de la compañía. Algunas de las especialidades más destacadas son arquitectos de sistemas cloud, desarrollador de servicios cloud o manager de cloud computing.

– Blockchain: destacarán desarrolladores en open source con enfoque en el frontend del usuario y especialistas solidity para generar los smartcontracts en plataforma. Las tecnologías blockchain constituyen un foco de empleabilidad importante. Se trata de una destacada tecnología multisectorial, siendo sus perfiles más demandados aquellos dirigidos a programación, profesionales de arquitectura hw/sw, especialistas económicos y perfiles enfocados a los aspectos legales.

– Ciberseguridad: se incorporarán auditores de seguridad para enfoque normativo, GDPR, procesos y procedimientos; y consultores hacking ético con enfoque a seguridad y análisis de vulnerabilidades. La ciberseguridad se ha convertido en uno de los mayores retos de las organizaciones para evitar una mala gestión que afecte negativamente tanto en el aspecto económico como a nivel reputacional.

– IoT: se requerirán especialistas de telecomunicaciones M2M e IoT solution architech. El IoT es un ámbito relacionado con la digitalización que continuará extendiéndose desde cualquier ámbito de la vida: por ejemplo, desde los sistemas de monitorización del tráfico, en medición del medioambiente, en la salud, etc.

– Digital Channels: se demandarán digital business analyst y e-commerce delivery manager. Es uno de los ámbitos en los que más se centran las organizaciones conscientes de que implementar contenido en estos canales de naturaleza electrónica es beneficioso por cuatro aspectos: permitirá mejorar su marca, llegará a nuevas audiencias, impulsará las ventas y aumentará el retorno de inversión.

Robotics: se precisarán desarrolladores RPA o de aplicaciones en tiempo real con un gran conocimiento informático y experiencia en proyectos de automatización de procesos. Cada vez son más las empresas que están invirtiendo en este campo, ya que obtienen ahorros importantes y permiten reducir cargas de trabajo al talento humano para encargarse de tareas de mayor valor.

– Machine Learning: se necesitará incorporar NLP engineering y Deep learning engineer. El machine learning es uno de los campos de la inteligencia artificial más destacados. Sus principales ámbitos de aplicación son, entre otros, la detección de fraude en transacciones, predecir fallos en equipos tecnológicos o, para los Recursos Humanos, prever qué empleados serán más productivos el año siguiente.

 

El auge de estos perfiles tecnológicos también contribuye el auge de la Industria 4.0., que supone un cambio disruptivo en la mentalidad de los empresarios. Ahora las organizaciones ponen su punto de mira en el talento de personas preparadas para las nuevas tareas, capaces de formar parte de la evolución y adaptadas a la nueva realidad digital.

Tal es la influencia de la digitalización que, según un estudio del Institute for the Future (IFTF), se espera que, en el futuro, el 85% de los trabajos actuales no existirán tal y como los conocemos hoy en día. Si, además, se tiene en cuenta que algunos de los empleos del futuro aún ni se han inventado, se puede apreciar que se está produciendo un cambio rotundo en la estructura laboral.

Esta transformación del mercado motiva que la brecha entre las necesidades de las empresas y los candidatos siga creciendo en los próximos años. Las organizaciones tienen ante sí el reto de encontrar candidatos con las competencias que demandan y con una formación técnica concreta.

 

Carreras STEM: una gran opción de futuro

Atendiendo a la evolución del mercado, las previsiones aseguran que las carreras STEM, referidas a las disciplinas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, serán las más demandadas a corto plazo. A priori, estos profesionales son los que mejores perspectivas laborales tienen en la actualidad. De hecho, en los últimos años han sido los sectores que han registrado la tasa de paro más baja.

Sin embargo, según apunta un estudio de Randstad Research, se espera que, durante los próximos años, en España los titulados STEM desciendan a un ritmo anual del 3,3%. Esto supondrá un problema a la hora de encontrar el talento necesario para determinados puestos. De hecho, se estima que en 2030 España será uno de los países más amenazados por el déficit de talento.

Aun así, como se analiza en este estudio, la digitalización creará 1.250.000 empleos en nuestro país hasta 2020, de los cuales 390.000 serán STEM y 689.000 serán trabajos inducidos que darán soporte a los STEM. Es decir, más del 85% de los trabajos están vinculados a estas disciplinas.

¿Por qué decantarse por estos estudios? La conclusión es clara: aumentarán exponencialmente las opciones de encontrar un empleo debido a que existe una gran demanda de perfiles técnicos por parte de las organizaciones. Además, la preocupación en las empresas incrementa constantemente, ya que existen cada vez más dificultades para encontrar personas que hayan estudiado una de estas carreras, y así seguirá siendo en los próximos años.

El análisis de estos datos permite interpretar que en una sociedad en la que la innovación será fundamental, formarse en estas disciplinas es una de las mejores maneras de hacerse hueco en el mercado laboral.

 

Prepárate ahora para los empleos que vendrán

Las necesidades y el contexto actual llevan a las organizaciones a buscar perfiles creativos, proactivos y con una adecuada formación tecnológica y digital. Estas exigencias obligan también a los profesionales a mantenerse en continua formación para seguir siendo competitivos.

La formación es el primer paso para prepararse para esos empleos que aún no existen. Hoy en día, el estudiante tiene un rol más participativo y activo en el autoaprendizaje, mientras que la labor del docente deja de ser un mero transmisor de información para convertirse en un guía u orientador. El aprendizaje activo y el autoaprendizaje son fundamentales para alcanzar los objetivos marcados en el itinerario formativo. Estos, además, permiten desarrollar un conjunto de conocimientos y habilidades profesionales muy útiles en la búsqueda de oportunidades laborales.

Para poder adaptarse con éxito a estas nuevas profesiones, la universidad cobra un papel fundamental. Actividades como las prácticas en empresas, los intercambios internacionales o el aprendizaje de nuevos idiomas ayudan a generar un perfil laboral más versátil, que se asemejará al profesional que será demandado en el futuro y que supone un valor diferencial para las empresas.

En un mercado laboral altamente competitivo, las habilidades transversales también cobran un papel importante, pero no son las únicas a tener en cuenta. Para destacar como profesional STEM, se recomienda desarrollar algunas de las siguientes capacidades:

  • Capacidad analítica: es necesaria para identificar los problemas, interpretar el contexto, reconocer la información más relevante y estudiar la situación general para tomar las mejores decisiones.
  • Habilidades matemáticas: dominar fórmulas, cálculos y mediciones es fundamental para aplicar en estas profesiones.
  • Capacidades científicas: ayuda a dirigir los procesos, descomponer los problemas en partes más pequeñas y basarse en los hechos para defender las opiniones.
  • Habilidades técnicas: es fundamental para aplicar el conocimiento teórico a las situaciones de la realidad.

En definitiva, entender qué está pasando en el mundo laboral actualmente e identificar qué se prevé de cara al futuro, es clave para adaptar la formación educativa y el desarrollo profesional a las necesidades del mercado. Solo de esta forma es posible convertirse en el mejor candidato para los empleos del futuro.

Encuentra los perfiles más demandados en Randstad Professionals y Technologies.