kern-pharma-tendencias-21-880x450.jpg
Kern Pharma ha sido galardonada recientemente con el Premio Cecot 2013 a la Formación y la Gestión del Talento.
El premio ha tenido en cuenta el plan integral de formación y desarrollo continuos que la farmacéutica lleva a cabo entre todos sus profesionales, así como el programa de prácticas que permite que más de 60 estudiantes pasen cada año por la empresa y puedan aprovechar esta experiencia en su posterior trayectoria profesional.
Pere Rodríguez Carbó, director de Personas de Grupo Indukern, asegura que la política formativa de Kern Pharma se articula a partir del lema “buenas personas buenas”, entendido como el hecho de contar con profesionales que, por un lado, sean capaces de conseguir resultados excelentes y, por otro, que lo hagan siguiendo unos valores.

‘Buenas personas buenas’: profesionales capaces de conseguir resultados excelentes siguiendo, para lograrlo, unos valores


Este lema, según Pere Rodríguez, “da coherencia a todas las políticas y procesos de RRHH, desde la definición de talento y los procesos de selección hasta las acciones de formación y desarrollo o la retribución”.
La premisa de partida de la política formativa de Kern Pharma, que articula este ambicioso plan de formación y desarrollo, es que sólo si los trabajadores crecen la empresa podrá crecer en resultados y competitividad en el mercado, en tanto que las personas son el pilar de la organización.

Además, la posibilidad de establecer planes de formación que permitan crecer en la organización se contempla también como un factor generador de motivación y compromiso entre los trabajadores y la organización que redunda, a su vez, en mejoras de la productividad.

La premisa de partida de la política formativa es que, si los trabajadores crecen, la empresa crece en resultados y competitividad ​

Todos los profesionales de Kern Pharma pueden acceder a acciones formativas, ya sean de tipo transversal, como cursos de informática o idiomas, por ejemplo, o formaciones de desarrollo de los conocimientos técnicos y de las competencias llamadas “soft”.
En este último caso, se establecen itinerarios personalizados en función de las necesidades de negocio y de cada profesional.
Más allá de la formación que proporciona la empresa y para fomentar la formación continua, Kern Pharma subvenciona el 50% de las carreras universitarias que cursen los trabajadores de la organización, siempre que éstas estén relacionadas con el negocio.

​​​