cambio-de-provincia-para-trabajar-880.jpg
Existe una distribución irregular de la oferta de empleo en el territorio nacional, es decir, en determinadas zonas geográficas hay más oportunidades de encontrar trabajo que en otras. Esta situación supone que cientos de personas tengan que trasladarse a otras provincias o países para trabajar.
Movilidad laboral es el nombre que recibe el desplazamiento de un profesional a otro lugar por motivos de trabajo. Como decíamos, el empleo no está siempre en la ciudad en la que nos gustaría vivir, donde nacimos o crecimos, por eso, numerosos profesionales se marchan a otras provincias. ¿Qué lugares son los que reciben a estos trabajadores? ¿y de qué ciudades se marchan más?
Madrid es la comunidad autónoma que más trabajadores atrae. Le siguen Barcelona, Baleares, Álava y Murcia. En cambio, Toledo y Cádiz son las provincias de donde se marchan más sus profesionales porque han encontrado oportunidades laborales en otros lugares.
Hay factores que influyen en movilidad laboral como el desarrollo industrial o empresarial de las provincias.
Asimismo, la presencia del turismo y la cantidad de servicios que esto supone conllevan oportunidades de desarrollo y creación de empleo.
En 2014 se registraron casi 2,3 millones de contratos que implicaban movilidad de sus trabajadores, la cifra más elevada desde 2007.
Si analizamos los contratos firmados que han supuesto el desplazamiento de los trabajadores a otro lugar en los meses de enero a marzo de 2015 (datos oficiales publicados en el SEPE correspondientes al primer trimestre del año), ya hay más de medio millón de profesionales que se han trasladado por circunstancias laborales.
Estos indicadores reflejan el aumento progresivo en la movilidad de los trabajadores desde el inicio de la crisis y en línea con la situación económica del momento.
Los trabajadores se han ido a aquellos lugares que cuentan con mayor oferta laboral y mayores oportunidades de desarrollo profesional.
De este modo, la tasa de movilidad de trabajadores en España en lo que llevamos de 2015 es de 12,7%, es decir, casi 13 de cada 100 contratos que se firman implican que sus trabajadores tengan que desplazarse de su lugar de origen. Y ¿quiénes son los que más se mueven por cuestiones laborales?
Los trabajadores jóvenes de entre 26 y 35 años son los que más cambian de región por razón de trabajo. En cambio, los mayores de 55 años son los que menos se desplazan a otras provincias o regiones, según el informe de Mercado de Trabajo en las Fuentes Tributarias​.
Movilidad al extranjero

Pero los españoles no solo se mueven entre provincias, también se marchan al extranjero por motivos laborales. En 2009 salieron 1,4 millones de profesionales españoles en busca de oportunidades laborales, y desde entonces, este número ha ido creciendo cada año en más de 100.000 personas.
En el año pasado fueron 2,1 millones los que se marcharon a buscar trabajo, tal y como revela el video Did you know 2015 elaborado por Randstad.
Ya sea en un lugar u otro, el mercado laboral se está reactivando y los trabajadores se mueven continuamente con el afán de encontrar oportunidades profesionales o mejorar las que ya tienen.
En este contexto de movimiento, ¿están las empresas preparadas para localizar el talento, aunque esté en otra ciudad, región o país? ¿Cómo harán para fidelizar el talento que ya tienen en sus plantillas y evitar su fuga?​

​​​​​​