Tiempo de lectura: 7 minutos

Estamos en un mundo globalizado en el que cada vez se da más el intercambio cultural de las personas por la convivencia de distintas nacionalidades, géneros, religiones, culturas, capacidades, etc. Las empresas deben reflejar la diversidad de la sociedad, porque más allá de estar conectados con ella, apostar por este tipo de políticas de inclusión supone grandes beneficios a todos los niveles. 

Atracción y retención de talento: la clave

Ser una empresa atractiva para los profesionales, ya sea desde una perspectiva interna como externa, es clave para que tengas a tu lado a los más idóneos. En este sentido, contar con una reputación de compañía que, más allá de evitar la discriminación, otorga valor a la heterogeneidad es muy valioso.

Una estrategia de employer branding enfocada a la diversidad supone importantes ventajas competitivas, especialmente de cara a las generaciones más jóvenes. El 83% de los candidatos de la Generación Z considera importante el compromiso de las empresas con la diversidad a la hora de evaluar posibilidades de empleo, según una encuesta de Monster.

Llevar a cabo en tu compañía políticas que impulsen la diversidad no solamente te ayudará a la hora de atraer talento, sino también a fidelizar el existente. Porque si tus equipos perciben que el ambiente en el que trabajan es heterogéneo, se sentirán más cómodos y motivados en su día a día y será más sencillo que se mantengan en la organización.

Diversidad para enriquecer tus equipos

Está más que claro que los profesionales prefieren trabajar en una compañía que practique la diversidad. ¿Por qué es un aspecto tan importante para ellos? Porque les permite aprender más y crecer personal y profesionalmente, suponiendo beneficios como los siguientes: 

  • Variedad de perspectivas: en un grupo de trabajo compuesto por personas diferentes, la visión del mundo cambia de una a otra, algo que facilita que cada profesional descubra los puntos de vista de los demás, enriqueciendo así su conocimiento.
  • Mejora en la innovación: si todas las personas piensan igual, es mucho más complicado encontrar ideas nuevas que se traduzcan en avances. Sin embargo, si tus equipos son diversos, el abanico de propuestas será más amplio y de él se podrán crear colectivamente estrategias innovadoras que beneficien a tu organización y a los propios empleados.
  • Mayor creatividad: en relación con lo anterior, tus profesionales ganan en creatividad si aportan soluciones diversas ante el mismo problema, lo que favorece la capacidad de adaptación ante diferentes escenarios. Resulta mucho más probable que exista esa diversidad si tienen orígenes, culturas, géneros, características, etc. diferentes. 
  • Aumento de la productividad: si las personas que forman parte de tu compañía tienen ideas distintas y las comparten entre sí, reforzarán su desempeño de forma recíproca, aprenderán y estarán más motivados a la hora de superar los retos del día a día. Esto los hará más productivos en cantidad y calidad.

Para que estos beneficios se produzcan, es imprescindible que la cultura de la diversidad sea también la de la inclusión, garantizando que todas las personas tengan las mismas oportunidades de crecimiento. 

La diversidad no solo supone una ventaja competitiva, es un compromiso que todas las empresas deben asumir con el objetivo de crear un mundo más justo.

¿Cómo te podemos ayudar desde Randstad a conseguir tus objetivos?

La gestión de la diversidad es un must para las empresas, como demuestra un estudio de la Fundación para la Diversidad, que refleja que el 99% de las empresas españolas muestran interés en ella, especialmente la diversidad demográfica, que está en la hoja de ruta del 87% de las organizaciones. Esto pone en evidencia la necesidad de encontrar las estrategias adecuadas, y en Randstad te ayudamos a lograr tus metas.

¿Qué necesitas para cumplir este objetivo?

  • Garantiza un proceso de selección inclusivo y riguroso, de forma que tengas la garantía de encontrar a los profesionales adecuados. Desde la Consultoría de Selección de Randstad, nuestros consultores especializados te ayudarán a conseguirlo poniendo a tu servicio sus conocimientos y nuestra tecnología. Empleamos la metodología True Fit® que busca el encaje de cada candidato en tres niveles: con el perfil requerido, con el responsable y el equipo y con la cultura de la compañía.
  • Incluye programas de inclusión de colectivos vulnerables. Desde nuestra Fundación Randstad contribuimos a la diversidad y la inclusión impulsando la igualdad de oportunidades laborales de las personas con discapacidad. En 2020, 1.102 empresas formaron parte de nuestros proyectos, atendimos a más de 3.500 personas y conseguimos que más de 2.000 accedieran a un empleo.
  • Promueve la igualdad retributiva y de género. Te ayudamos a cumplir la normativa actual en materia de igualdad y el Principio de Transparencia Retributiva, a través de la elaboración de un diagnóstico y un Plan de Igualdad adaptado a la realidad de tu empresa.

 

Está claro que la diversidad en las empresas ya no es una buena idea, sino una necesidad. Dentro de un mercado cada vez más competitivo necesitas ser capaz de atraer y fidelizar talento diverso que haga que tu organización sea más innovadora, flexible y competitiva.

¡Practica la diversidad y te acercarás al éxito!