el-tiempo-880.jpg
Toda empresa, independientemente del sector o actividad, está obligada a gestionar la variable tiempo como un bien finito y escaso.

La empresa ha de conocer bien el trabajo que pueden realizar sus empleados y organizarlos en equipos eficientes para que su tiempo sea más productivo.

Para solucionar esta cuestión, Frederick Taylor (1856 – 1915) diseñó un método de organización industrial, la llamada organización científica del trabajo.
Como buen ingeniero mecánico, Taylor buscaba la manera más rápida y sencilla de solucionar los problemas; el tiempo ha demostrado que no siempre esta solución es la mejor.

Taylor diseño la organización científica del trabajo para la optimización del tiempo

Sus métodos se basaban en tres aspectos fundamentales:
  • División del trabajo y creación de la figura del supervisor
  • Control del tiempo ajustado a la duración predeterminada de una tarea (p ej. Montar una rueda son 30 segundos)
  • Plus de productividad para motivar a los empleados a ajustarse a los tiempos establecidos
La teoría de Taylor fue rebatida posteriormente por Elton Mayo y más tarde por Douglas McGregor, con su teoría X e Y, la cual comentábamos en el post La confianza​.

Algo tan recurrente como la productividad, palabra en boca de todos a la hora de intentar mejorar una empresa, resulta de completa actualidad, si bien la mayoría de los trabajadores han cambiado el sector industrial por el sector servicios.
Dentro del sector, cada trabajador debe buscar aquellas herramientas que le permitan hacer trampas al reloj, trabajar más y mejor en menos tiempo (Don´t work hard, work smart).

Don’t work hard, work smart

En este aspecto, las herramientas de trabajo online emplean un papel fundamental en el ámbito de la oficina, ya no es necesario esperar a que un compañero guarde una versión del documento o que nuestra filial en Hong Kong nos mande su presentación, el trabajo es grupal, asociativo y en tiempo real.
En otro ámbito completamente diferente como puede ser la restauración, un cambio en el sistema de caja o proveer a los empleados de una Tablet personalizada para tomar las comandas y enviarlas a la cocina a través de la red Wi-Fi y que sean capaces de visualizarlas, por orden, en un monitor instalado en su zona de trabajo, permitirá ahorrar horas de trabajo inútiles y eliminará las pérdidas de información que surgían a diario.
La gestión eficiente del tiempo resulta fundamental como mejora para la productividad.
Y vosotros, ¿cómo gestionáis vuestro tiempo?

​​​