actuario.

 

El trabajo del actuario es fundamental en la fijación de los precios y evaluación de los riesgos que enfrentan las aseguradoras, bancos y empresas de inversión todos los días. Por eso es una de las profesiones mejor pagadas. ¿Sabes cómo debes prepararte para iniciarte en este universo? Te lo explicamos a continuación.

ver ofertas de actuario

¿qué es un actuario?

Es un profesional que desarrolla competencias para evaluar la gestión de riesgos en empresas y organizaciones. En su trabajo se apoya en las ciencias actuariales para analizar escenarios y encontrar soluciones que minimicen el impacto negativo que se pudiera generar. El actuario emplea y hace uso del desarrollo de modelos matemáticos y estadísticos donde visualiza el efecto de las diferentes variables, detectando oportunidades o evitando el desastre en las empresas.

La labor del actuario es particularmente apreciada en compañías de seguros, entidades bancarias, financieras, consultoras o reguladoras. Su trabajo permite establecer los precios sirviéndose de la valoración de riesgos y la rentabilidad de los negocios. Aplica análisis probabilísticos para discernir la factibilidad de que ciertos hechos ocurran y determinar el impacto en las empresas. Además, analiza los riesgos del impacto de las distintas variables para cuantificar su magnitud, verificar sus consecuencias y recomendar acciones para reducir los daños que ocasionarían dichas variables.

rol del actuario

La gestión del riesgo es su principal rol. El trabajo y la capacidad del actuario para realizarlo afecta al bienestar financiero de las empresas, los asegurados, los tomadores y beneficiarios de las pólizas, así como a los inversionistas y las empresas de inversión donde se desempeña, de ahí su importancia. Es fundamental garantizar la calidad y los estándares con los cuales efectúa sus cálculos y estimaciones, ya que, más allá de una metodología y las herramientas que utiliza, se impone su criterio y juicio profesional, esperando que los modelos brinden un resultado razonable en las proyecciones que lleva a cabo.

1.- salario medio de actuario

El trabajo del actuario es fundamental en la evaluación de riesgos en la industria aseguradora. Su salario está determinado por su experiencia, formación y responsabilidades a su cargo. Las compañías multinacionales buscan a los estudiantes con más talento y mejor formados para confiar sus estrategias de negocio a sus modelos estadísticos. Por esta razón su trabajo es tan apreciado. En el convenio colectivo del sector de entidades de seguros, reaseguros y mutuas colaboradoras con la Seguridad Social se contemplan 12 pagas ordinarias y 3 extraordinarias, correspondientes a los meses de junio, octubre y diciembre, es decir, quince pagas en total. En función de dicho convenio, el salario base varía entre los 22.237 y 30.500 euros anuales, diferenciando el perfil júnior del sénior.

Según publica el portal www.formazion.com, el perfil de actuario se encuentra entre los mejores pagados en la actualidad, en lo que concierne al sector de la banca, finanzas y seguros, pues devenga un salario medio de 46.200 euros al año. Revisa también el último estudio de Randstad de Tendencias Salariales 2022 y algunas oportunidades laborales actualizadas.

2.- tipos de actuarios

Como actuario eres un profesional con formación para asumir trabajos en áreas específicas que definen tu formación y capacidades. Entre ellas destacan las siguientes:

  • Actuario de seguros: evalúa los riesgos para las posesiones, la vida, la salud y la seguridad de las personas. Contribuye a fijar límites de coberturas, deducibles y otros aspectos de interés para la compañía de seguros.
  • Actuario de inversiones: estudia los riesgos del mercado financiero, efectúa proyecciones, formula recomendaciones y establece procedimientos para evitar el impacto negativo en las negociaciones. A través de un análisis de coste-beneficio el profesional determina la conveniencia de las actividades que llevan a cabo las instituciones bancarias, casas de bolsa, empresas de inversión, etc.
  • Actuario de auditorías: examina la veracidad de los datos auditados, localizando valores atípicos que indican la presencia de problemas contables o falsificación de información.
  • Actuario del sistema público: su análisis permite descartar el riesgo de las políticas gubernamentales y facilitar la toma de decisiones financieras en lo que respecta al sistema de pensiones, salud y otros beneficios. También se involucra en los sistemas de auditoría y monitoreo que realiza el Estado.
  • Actuarios de pensiones: dispone las cotizaciones de la Seguridad Social, de manera que siempre exista un equilibrio entre las recaudaciones y los costes proyectados en el sistema.

3.- trabajar como auditor

El trabajo como actuario requiere una capacitación educativa para construir una carrera estable y lucrativa. Es una de las profesiones reguladas por el gobierno central, por lo que necesitas una titulación e inscribirte en el colegio de actuarios que te corresponda. Te detallamos todos los aspectos que precisas conocer respecto al trabajo como actuario.

funciones y responsabilidades

Entre tus principales funciones como actuario destacan:

  • Aplicar tus conocimientos matemáticos y estadísticos para identificar riesgos potenciales relacionados con la empresa donde prestes servicios.
  • Evaluar la probabilidad de ocurrencia que tienen los acontecimientos adversos para las personas, como son las enfermedades, lesiones o accidentes.
  • Diseñar sistemas flexibles y creativos para disminuir la probabilidad de eventos indeseados.
  • Analizar el impacto financiero que tienen las variables en estudio, principalmente las económicas, climáticas, ambientales, sociodemográficas y cualquier otra que pueda impactar negativa o positivamente en la rentabilidad de las empresas.
  • Preparar los reportes detallados de los eventos.
  • Asesorar respecto a las acciones a seguir, basadas en sus estudios.
  • Generar nuevos productos financieros o de seguros, que impliquen poco riesgo y sean rentables para las empresas.

ambiente de trabajo como actuario

El entorno laboral del actuario se suele desarrollar en el ambiente de oficinas. En función de tu capacitación y metas, podrás optar por oportunidades laborales dentro de los organismos del Estado o en la empresa privada, en grandes multinacionales o pequeñas empresas, en el campo de los seguros, finanzas o bancos. Atendiendo a las responsabilidades asignadas, también tendrás que presentar resultados a la gerencia de tus interacciones y las predicciones de tus modelos estadísticos. Más allá de las obligaciones asignadas, conviene que sepas que el empleo en las ciencias actuariales es uno de los más valorados en las grandes empresas, tanto a nivel de remuneración como de trato profesional.

Adicionalmente, por la naturaleza de tu trabajo hallarás numerosas oportunidades laborales donde se contempla la modalidad de trabajo combinado (teletrabajo y presencial). Considera, asimismo, que el convenio colectivo contempla que las empresas deben cubrir algunos gastos como son los relativos a la energía y la conexión a internet. Para esto fija la cantidad de 2 euros diarios como complemento. Además, deberá suministrar los equipos y herramientas que necesitas para desarrollar tu actividad profesional con diligencia.

horario de trabajo

Según el BOE, en el sector de las aseguradoras se trabaja 1700 horas al año, aunque la distribución del trabajo semanal se realiza de manera irregular dependiendo de las empresas y su actividad primaria. Por lo general, el horario se extiende de lunes a viernes, entre las 8:00 y las 15:00 horas, con algunas variaciones propias de la temporada del año. Por la naturaleza de tu trabajo no se espera que tengas que hacer jornadas extraordinarias, más allá de las asociadas con terminar tu presentación de resultados a la junta directiva, o el análisis de los hechos que ocurren en la escena mundial y el impacto que ejercen en la empresa o el mercado de los seguros.

¿quiénes son tus compañeros como actuario?

Como profesional de las ciencias actuariales encontrarás ofertas de trabajo en distintas organizaciones del sector privado o público, principalmente en empresas de seguros, entidades financieras, organizaciones empresariales, mutuas o fondos de inversión. Pero también tienes la oportunidad de ejercer la profesión de manera independiente a través de asesorías privadas o prestar tus servicios freelance en las múltiples consultoras actuariales que existen en el mercado. En cualquiera de los casos te verás rodeado de corredores de seguro, administrativos y el personal auxiliar que ejercen las actividades que se ejecutan en la oficina. Asimismo, trabajarás estrechamente con el sector gerencial y directivo, donde tendrás que presentar seguidamente tus proyecciones y resultados.

perspectivas de empleo

Convertirte en actuario te permite acceder a un mercado laboral exclusivo, que presenta oportunidades de trabajo realmente destacables. El perfil del actuario se ha vuelto indispensable en las empresas y organizaciones que luchan por incrementar o mantener su competitividad en el mercado, de ahí que los actuarios formen parte de los profesionales con mejores sueldos en España. En las grandes multinacionales comprobarás que hay hasta 4 niveles en la escala para los actuarios, que diferencian al profesional júnior (recién contratado), del especialista (seguros, inversiones, riesgo empresarial, etc.), del sénior y del denominado superespecialista, que ocupa puestos y cobra salarios similares a los de la junta directiva.

En la actualidad, numerosas empresas incluyen al actuario en su plantilla, como es el caso de las empresas que ofertan seguros de vida, salud, riesgo, retiro, accidentes...; o de las compañías financieras como bancos, casas de bolsa, inversiones, bolsa de valores... Si tienes el perfil o te encuentras en proceso de formación y estás interesado en optar a un puesto como actuario, en Randstad estamos dispuestos a echarte una mano con las ofertas de trabajo.

ventajas de trabajar con Randstad como actuario

La mayoría de los profesionales que desean cubrir vacantes laborales como actuarios poseen una formación muy especializada, científica y profesional. Si estás preparado para incursionar en el mercado laboral o estás en proceso de culminar tus estudios, encontrar un trabajo a través de Randstad te ofrece múltiples beneficios, entre otros:

  • Acceder a numerosas ofertas de trabajo cerca de tu zona de residencia.
  • Sumar experiencia en el ámbito laboral para construir un CV sólido que sirva como base para conseguir el puesto de tus sueños.
  • Una amplia variedad de opciones de formación y desarrollo personal que te preparará para afrontar con éxito el proceso de entrevistas.
  • El personal experimentado de Randstad te da el apoyo y las respuestas que precises cada vez que lo contactes.
  • Escoger entre las ofertas de trabajo que pertenecen a tu área de interés o especialidad.

Pero, si prefieres probar la modalidad combinada, donde tendrás la ocasión de realizar trabajo presencial y a distancia, también podrás confiar Randstad. Y si no encuentras la oferta de trabajo que te inspire, ¡no te desanimes!, en nuestra plataforma se publican nuevas oportunidades de trabajo todos los días.

4.- educación y habilidades

Para ejercer como actuario has de sentirte realmente atraído por los números, las matemáticas, el estudio de las probabilidades y el impacto sobre las finanzas. Por esta razón poseer una licenciatura universitaria en Matemáticas, Finanzas o Economía es una base excelente para lanzarte a la conquista de la profesión. Para completar la formación será preciso que te especialices en ciencias actuariales, en los aspectos de la gestión del riesgo empresarial y en estadísticas aplicadas, a fin de que accedas a las mejores opciones dentro de las ofertas de empleo. Adicionalmente, si tus aspiraciones son formar parte del cuerpo de actuarios de la Seguridad Social, del Banco de España o de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, como funcionario público deberás prepararte y aprobar la oposición convocada para ocupar tales posiciones.

certificaciones deseadas

  • Máster en Ciencias Actuariales y Financieras.
  • Licenciatura en Ciencias Actuariales y Financieras.
  • Aprobar la oposición de actuario para optar a cargos públicos.
  • Credencial CERA (Chartered Enterprise Risk Actuary).
  • Dominio del inglés.

credencial CERA

Representa la acreditación en gestión de riesgo empresarial más importante en el mundo de los actuarios. La formación te prepara como profesional para enfrentar cualquier tipo de riesgos dentro de las organizaciones donde prestan servicio. Para obtenerla has de completar el ciclo formativo que se imparte directamente en el Instituto de Actuarios de España. El curso consta de 4 módulos que se imparten en inglés y que te preparan en las herramientas y técnicas para evaluar y categorizar los riesgos. En resumen, para lograr la acreditación requieres:

  • Formar parte del Instituto de Actuarios Españoles (IAE).
  • Estar adscrito a la Asociación Actuarial Internacional (IAA, siglas en inglés).
  • Aprobar los exámenes de acreditación, disponibles en inglés, alemán o español.

habilidades y competencias

Ejercer como actuario exige sólidos conocimientos matemáticos que permitan resolver de manera creativa las diferentes situaciones que se analizan. Para esto se espera que muestres competencias irrefutables en las áreas siguientes:

  • Matemáticas, economía, finanzas, probabilidades y estadísticas.
  • Programación y desarrollo de software para la construcción e iteración de modelos matemáticos.
  • Manejo experto de las herramientas informáticas como Word, Excel y PowerPoint.
  • Conocimiento de la administración de base de datos.
  • Simulación de riesgos empresariales.
  • Manejo experto de herramientas estadísticas.
  • Conocimiento y optimización de los modelos financieros que inciden en el área de especialización.

habilidades deseadas

  • Capacidad para transmitir mensajes con claridad mediante una comunicación oral y escrita efectiva.
  • Resolución de problemas.
  • Toma de decisiones efectivas.
  • Planeación de negocios y administración integral de riesgos.
  • Trabajo colaborativo.
  • Gestión efectiva del tiempo.
  • Disciplina y orden.
  • Atención al detalle.
  • Confianza para presentar sus predicciones.