administrativo.

 

Hoy en día la labor y preparación del administrativo cobra mucha importancia debido a los cambios que experimentan las empresas por efecto de la digitalización y la globalización. Descubre las habilidades complementarias que debes desarrollar para hacer que tu perfil destaque y consigas las mejores vacantes de trabajo y los salarios más atractivos.

ver ofertas de administrativo

¿qué es un  administrativo?

El administrativo vela por que la gestión administrativa de las empresas se realice con precisión. Su trabajo se desarrolla desde la presidencia de grandes compañías, ejerciendo como soporte ejecutivo; hasta la recepción de la pequeña o mediana empresa. Como profesional el administrativo se prepara para cubrir una amplia gama de responsabilidades generales, pero también se capacita como especialista para profundizar en un área de interés como es la labor contable, fiscal, laboral, facturación, marketing, seguros, comercial, logística, bancaria, salud o en funciones del Estado. La digitalización de las empresas le obliga a dominar herramientas informáticas específicas, sobre todo en el campo de la comunicación. Dependiendo de las responsabilidades de trabajo también se exigirá el dominio de otros idiomas como el inglés, francés, italiano o alemán. Profundicemos ahora en los roles y las funciones que el administrativo realiza.

rol del administrativo

Ser administrativo te permite trabajar en cualquier sector. Estarás ejecutando múltiples roles tanto en la empresa pública como en la privada. Entre estos destacan:

  • Supervisor de departamento o de área.
  • Recepcionista bilingüe u office manager.
  • Secretario ejecutivo asociado a la presidencia o la dirección de la empresa.
  • Contable, calculando costes, finanzas, impuestos, etc.
  • Analista en el procesamiento de datos y elaborando informes.
  • Supervisor de almacén y encargado de la logística.
  • Atención al cliente en el área de banca.

1.- salario medio de un administrativo

El salario del administrativo depende del sector de la empresa donde tenga que trabajar y las responsabilidades a su cargo. Por supuesto que la experiencia y desempeño también tienen su peso en los ajustes salariales que por mérito y ley te corresponden. El ministerio de Trabajo y Economía Social publica permanentemente en el BOE los convenios correspondientes a cada sector. Por ejemplo, en el sector mercantil, la retribución mínima garantizada (RMG) es del orden de 24.000 euros anuales brutos. En el caso del sector de la energía, uno de los mejores remunerados del mercado laboral, el salario base varía entre 19 785 euros y los 45 006 euros anuales (no incluyen complementos), en función de la experiencia y responsabilidades del cargo.

2.- tipos de administrativo

Como administrativo debes haber superado el Grado Superior en Administración y Finanzas y tener tu título de Técnico Superior. Con esta titulación ya podrás desempeñar múltiples actividades administrativas dentro de cualquier empresa. También podrás optar a los cargos que se ofrecen dentro de la Administración General del Estado, pero deberás prepararte, reunir los requisitos y aprobar las oposiciones que se convocan para tal fin. Atendiendo a tus intereses, tendrás la oportunidad de profundizar en muchas áreas distintas y especializarte en diversos campos de acción:

  • Office Manager: combina los procesos de comunicación con clientes y proveedores con la labor de recepcionista, gestión de viajes, control de materiales, pagos a proveedores y mucho más.
  • Fiscal: mantiene al día y en orden los impuestos empresariales.
  • Financiero: evalúa el balance entre las ganancias y pérdidas de la empresa.
  • Contable: lleva la cuenta de los negocios al día.
  • De costes: gestiona el control de los costes de producción.
  • Analista: recopila y analiza la información de la empresa para elaborar informes de gestión para la toma de decisiones.
  • Bancario: puede especializarse como auxiliar de caja o auxiliar de oficina.
  • Facturación: realiza la gestión de facturación y cobros.
  • Sanitario: se encarga de la dirección, organización, planificación y manejo de los centros de salud, en todas sus especialidades, tanto públicos como privados.
  • Seguros: se ocupa del control de la gestión de las pólizas (emisión, procesamiento, renovaciones) y del trámite de los siniestros de los asegurados.
  • Del Estado: presta servicio administrativo y de control en cualquiera de los organismos del Cuerpo Administrativo del Estado. Debe aprobar la oposición correspondiente.
  • De comunidades autónomas: trabaja directamente en los trámites y ordenación de los procesos administrativos dentro de las comunidades autónomas.

3.- trabajar como administrativo

La labor del administrativo es imprescindible en la empresa moderna, ya que entiende cómo coordinar las demandas cambiantes del negocio, cumpliendo con los objetivos de la empresa sin perder de vista la productividad y rentabilidad de los procesos. Te explicamos todo lo que debes saber sobre el trabajo que hace el administrativo para que destaques respecto al resto de candidatos.

funciones y responsabilidades

Como administrativo eres responsable de garantizar la operatividad de la empresa y mantener al día todos los procesos. La diversidad de funciones que realizas de acuerdo al cargo se resumen en los siguientes puntos:

  • Elaborar documentos, informes administrativos o comunicaciones atendiendo a solicitudes del supervisor o en función de las necesidades detectadas.
  • Gestionar las comunicaciones internas o externas de la empresa.
  • Atender la gestión documental respetando las normas de registro y archivo establecidas.
  • Realizar los cálculos contables y fiscales, según los procedimientos y aplicando las normas vigentes.
  • Mantener o supervisar que los trámites de expedientes administrativos estén actualizados, sobre todo lo relacionado con certificaciones, impuestos, etc.
  • Supervisar estudios de viabilidad y análisis de la gestión administrativa.
  • Supervisar y controlar la gestión de recursos humanos.
  • Tramitar la presentación de documentos ante la administración pública, tanto los virtuales como los presenciales, en los plazos requeridos y respetando normas establecidas.
  • Llevar a cabo la gestión administrativa de la tesorería, trabajando en la supervisión de los proyectos de inversión.

ambiente de trabajo como administrativo

Por lo general, el entorno de trabajo se centra en las oficinas, tanto del sector público como del privado. Dependiendo de la temporada puede ser que existan periodos de tiempo muy ocupados y estresantes, mientras que otros puede ser que sean más tranquilos y relajados. También es posible que trabajes en la recepción de una gran empresa y tengas que sonreír todo el día mientras das la bienvenida a los visitantes o, por ejemplo, que trabajes supervisando un call center donde vivirás, junto con los operadores, el estrés de las llamadas y el volumen incesante de trabajo.

horario de trabajo

En numerosas ofertas de trabajo como administrativo el horario viene determinado por las responsabilidades del trabajo. En el sector público la jornada semanal fija está establecida entre las 9:00 y las 14:30 horas. En algunos supuestos será preciso que realices turnos a partir de las 15:00 y hasta las 20:30 horas. También existe la posibilidad, dependiendo del cargo, de tener que trabajar 40 horas semanales y otros en los que deberás cumplir jornadas extraordinarias, durante momentos clave del ejercicio como por ejemplo en época de cierres contables.

¿quiénes son sus compañeros como administrativo?

El abanico laboral que se abre al culminar tu formación como administrativo es muy amplio, así que te verás rodeado de profesionales de diversas áreas y sectores productivos. Como profesional estarás supervisando a los auxiliares administrativos a tu cargo, compartiendo tareas con otros administrativos, secretarias, analistas, supervisores y gerentes, e inmerso en los fragores del trabajo. Pero también podrías tener la oportunidad de estar al servicio de la presidencia de una gran corporación, o de un director general, organizando la agenda y los aspectos protocolares del cargo.

perspectivas de empleo

Convertirte en administrativo te brinda la oportunidad de entrar en un mercado laboral que, a pesar de que muestra gran demanda de profesionales, proyecta cambios relevantes en sus funciones. Se prevé que en el futuro un administrativo deberá asumir responsabilidades en distintas áreas a la vez, combinando entre sus funciones labores contables, de RR. HH., atención al cliente o apoyo comercial. Asimismo, el análisis y gestión de datos proyectará el requerimiento potencial de analistas para evaluar el rumbo de las empresas. Además, el marketing y la comunicación se convertirán en herramientas estratégicas para el crecimiento y proyección de las empresas, lo cual demandará conocimiento de otros idiomas, servicios especializados de atención y contacto con clientes y proveedores. También se espera que se mantenga la demanda de profesionales para seguir cubriendo los puestos vacantes en los cargos públicos. Como puedes comprobar, es un mercado laboral que requiere especialización, y en Randstad estamos listos para ayudarte con las ofertas de trabajo.

ventajas de trabajar con Randstad como administrativo

Encontrar tu trabajo de administrativo a través de Randstad te ofrece múltiples ventajas:

  • Tendrás la oportunidad de acceder a muchas ofertas de trabajo cerca de tu zona de residencia.
  • Podrás consultar a una persona de contacto con la experiencia necesaria para ayudarte en caso de dudas.
  • Accederás a ofertas de empleo a tiempo parcial, que te dejarán el tiempo suficiente para seguir formándote, con la posibilidad de facturar entre 10 a 15 euros la hora.
  • Tendrás acceso a numerosas vacantes dentro de tu área de interés y experiencia.
  • Podrás firmar contratos temporales y permanentes.

Recuerda que si buscas un contrato permanente y, de momento, solo consigues trabajos temporales, muchos de ellos ofrecen la posibilidad de incorporarte a la plantilla, así que ¡no te desanimes! Acumular toda la experiencia que necesites como administrativo solo ampliará tus oportunidades laborales a través de Randstad.

4.- educación y habilidades

Para trabajar como administrativo en la empresa privada necesitas un título como Técnico Superior en Gestión Administrativa o Técnico Superior en Asistencia a la Dirección. Si decides profundizar en un área específica has de cursar estudios de posgrado que te preparen para el campo en el que decidas incursionar. Tienes la opción de especializarte en el área contable, operación de caja, recursos humanos, etc. No obstante, si tus aspiraciones son convertirte en un funcionario público y optar a un cargo público como administrativo del Estado necesitarás aprobar el concurso de oposición.

certificaciones deseadas

  • FP de Grado superior en Administración y Finanzas para titularte como Técnico Superior en Gestión Administrativa.
  • Estudios de posgrado en un área de interés.
  • Aprobar el concurso de oposición de administrativo para optar a cargos públicos.

formación complementaria

En un entorno digital y global es imperativo que incrementes tu nivel de competencia y seas útil en tu rol dentro de la compañía. Para esto te exigen:

  • Manejo de herramientas informáticas para realizar desde las operaciones bancarias básicas hasta las gestiones con Hacienda y Seguridad Social en un entorno virtual.
  • Dominio de otros idiomas, principalmente formación en inglés, nivel negocios.

habilidades y competencias

Independientemente del área de trabajo has de desarrollar habilidades ofimáticas profesionales y acumular competencias específicas en el ámbito donde te desenvuelvas. Específicamente, debes:

  • Desarrollar habilidades supervisoras.
  • Dominar el funcionamiento de los equipos de oficina.
  • Destacar en el trabajo con aplicaciones informáticas como Word, Excel, Adobe, etc.
  • Tener habilidades en mecanografía.
  • Dominar el cálculo matemático básico.
  • Poseer excelente capacidad comunicativa.
  • Ser organizado y prestar atención al detalle.
  • Tener capacidad para el trabajo en equipo.
  • Saber dirigirte con profesionalismo, educación y amabilidad.
  • Poseer iniciativa, ser proactivo y responsable.