La formación transversal, una apuesta para tu carrera profesional

Cada vez más empresas apuestan por perfiles profesionales capaces de desarrollar distintas funciones, favoreciendo así un flujo de trabajo más fluido y eficaz. Ante esta tendencia, el talento debe saber adaptarse y adquirir un conocimiento multidisciplinar que le permita aportar un valor diferencial en cualquier equipo de trabajo.

Para dar respuesta a esta necesidad, nace la formación transversal, también llamada cross-training, que tiene como objetivo proporcionar una preparación práctica y teórica para que el talento desarrolle un amplio abanico de habilidades. De esta manera, se garantiza la adecuación laboral para distintas funciones e, incluso, sectores laborales, mejorando así su empleabilidad.

Además, esta búsqueda de un perfil multidisciplinar es compartida por los millennials y centennials, que aspiran a desarrollarse profesionalmente en distintas empresas y actividades. Por este motivo, las universidades ya se están adaptando a estos cambios y comienzan a desarrollar la formación transversal con la ayuda de las nuevas tecnologías.

 

Adiós a la especialización, hola al Job Hopper

 Las nuevas generaciones son las más preocupadas por impulsar la formación transversal, ya que aspiran a la “flexiseguridad”. Como explicó Rodrigo Martín, Presidente Ejecutivo de Randstad España, en la presentación del informe Randstad Employer Brand Research: los jóvenes confían más en la seguridad laboral que les proporcionará su perfil profesional que en la estabilidad de cualquier empresa.

Es por esta razón que la figura del job hopper es cada vez más habitual entre las nuevas generaciones. Impulsados por su deseo de nuevos retos y desarrollo profesional, este talento demuestra constantemente su facilidad de adaptación y capacidad de aprendizaje. Estas cualidades son muy valoradas por las empresas, que, ante un mundo laboral en constante evolución, buscan profesionales que puedan ser resolutivos en cualquier situación imprevista.

Pero ¿cuál es la clave para mantenerse constantemente actualizado? Sin duda, la tecnología juega un papel fundamental para este talento, permitiendo una formación continua y mejorando el proceso de adaptación a cualquier equipo de trabajo.

 

Ventajas y oportunidades de la formación online

 La formación online es una de las herramientas más prácticas para mejorar la transversalidad de las habilidades. El elearning, los webinars o los campus virtuales se han convertido en prácticas comunes para impulsar el aprendizaje, tanto por iniciativas de las empresas como de los propios profesionales. Entre sus muchas ventajas, destacan las siguientes:

  • Flexibilidad horaria: gracias a la formación online, el talento es capaz de administrar y optimizar el tiempo dedicado a la formación, así como compaginarla con otras actividades. De esta forma, es posible simultanear un empleo con el aprendizaje.
  • Ofertas de estudio: la eliminación de la barrera geográfica permite acceder a multitud de ofertas de estudio, que abarcan distintos sectores profesionales. Así, es posible reformularse profesionalmente o ampliar conocimientos muy dispares.
  • Contenido actualizado: los cursos online están en constante revisión, modificando sus contenidos didácticos e incluyendo nuevas tendencias e información.

Por esta razón, cada vez más empresas ofrecen a sus empleados la posibilidad de formarse, algo que beneficia a los profesionales y al employer branding de las compañías, que se posicionan como un lugar atractivo para el desarrollo del talento.

 

Apuesta por la formación basada en competencias

 El gran pilar de la formación transversal es el cambio de paradigma; en lugar de apostar por un aprendizaje basado en un conocimiento específico, se trata de impulsar la adquisición de competencias. Este cambio, ya introducido en diversas instituciones académicas, prioriza las capacidades instrumentales, como la programación, la comunicación personal, la búsqueda de información…

Estas habilidades son necesarias en cualquier área y sector laboral, por lo que el profesional que las desarrolle será mucho más competitivo y mejorará su empleabilidad. Se trata de ofrecer un perfil versátil, que elimine el desajuste entre las necesidades inmediatas de la empresa y las habilidades del talento.

En este sentido, las e-skills (o competencias digitales) destacan como prioritarias para desmarcarse profesionalmente. En pleno proceso de digitalización de las empresas, el talento debe anticiparse y renovarse tecnológicamente. No solo por los empleos que creará la economía digital, sino por la reconversión que sufrirá el resto, que deberán adaptar su modo de trabajo.

 

El STEAM, diversificando los perfiles con mayor demanda

 Precisamente, ante la nueva realidad digital, nace la metodología STEAM, que busca promover un conocimiento transversal en todas las disciplinas académicas. De este modo, la ciencia, la tecnología, la ingeniería, el arte y las matemáticas se combinarían para formar un talento multidisciplinar.

Las empresas buscan candidatos completos y que ofrezcan un valor diferencial: buscan profesionales innovadores, con capacidad resolutiva y que aporten nuevos aspectos a la plantilla.  Por eso, formarse bajo programas STEAM es una solución perfecta para ello, ya que permite explorar distintas áreas de conocimiento mientras se enfatiza en aptitudes transversales.

Para desarrollar un perfil transversal, existen distintas oportunidades y formas de hacerlo, ya sea a través de una institución académica, mediante formación online o trabajando en diferentes sectores para desarrollar un know how multidisciplinar. El progreso y el aprendizaje son la clave para mejorar tu carrera profesional y llegar a lo más alto, ¡sólo hay que querer!

 

Y tú, ¿apuestas por una formación transversal?