¿qué es un abogado o abogada?

Un abogado es un profesional graduado en derecho que ejerce la defensa jurídica en los juicios y se encarga de todos los procesos judiciales, administrativos y legales asociados a su cometido. Asimismo, se especializa en diversas áreas de la legislación, como son el derecho penal, laboral o administrativo, y está capacitado para orientar y asesorar a sus clientes y velar por sus derechos e intereses.

rol del abogado o abogada

Una de las principales ventajas de la formación en el área del derecho es que ofrece infinidad de oportunidades laborales y no precisamente en los despachos legales. Los abogados pueden desempeñar un sinfín de roles y el grado en Derecho se convierte en un escalafón para avanzar. Entre los roles que puede asumir un abogado destacan:

  • Como fiscal, en el proceso de acusación de los imputados por delitos.
  • Como penalista, en la defensa de los imputados por violaciones del Código Penal.
  • Como diplomático, para realizar funciones en los consulados; y como embajador ante las diferentes naciones como representante de la política exterior.
  • Como representante legal de empresas o particulares, para llevar a cabo diferentes trámites jurídicos.
  • Como juez o magistrado, a la hora de reunir y hacer cumplir los requisitos de ley.

abogado

1

salario medio de un abogado o abogada

La profesión de abogado goza de gran prestigio y está muy bien remunerada en todos los sectores. La preparación, experiencia y el lugar de trabajo son los principales factores que pesan en las tablas salariales.

salario medio en el sector privado

Según el Informe de tendencias salariales 2023 de Randstad, en el sector privado un abogado júnior en su primer año cobra entre 17.000 y 20.000 euros brutos al año. En la medida que aumenta su experiencia el salario sube a 1.800 euros a partir del tercer año y a 3.800 euros transcurrido el quinto año. Se espera que a partir del sexto año, como abogado sénior, alcances un salario entre 47.000 y 55.000 euros brutos anuales.

2

tipos de abogados o abogadas

Existen diferentes tipos de abogados especializados en una materia específica que atienden a una regulación legal y procesal particular. Te los detallamos a continuación:

  • Penalista: es especialista en derecho penal y actúa cuando existe alguna acción delictiva involucrada, ya sea económica, contra la salud pública, el honor, etc. Puede actuar a favor o en contra del infractor de la ley.
  • Civil: se especializa en derecho civil e interviene en la defensa de personas físicas o jurídicas en los casos de reclamos de deudas económicas, herencias, manutención, separación de bienes, redacción de contratos, auditorías jurídicas...
  • Inmobiliario: es una especialidad del derecho civil que se centra en el derecho inmobiliario. Trabaja en casos de desahucios, ocupación ilegal, hipotecas, para defender y resolver los casos de disputas.
  • De familia: se focaliza en el derecho de familia, atiende los casos de divorcios, separaciones o nulidad matrimonial. Asimismo, ayuda a establecer el régimen de visita a menores, custodia, pensión alimentaria, etc.
  • Laboralista: abarca todos los aspectos del derecho del trabajo y ejerce en los casos de conflictos entre las empresas y los trabajadores; especialmente en situaciones de despidos, accidentes en el trabajo, indemnizaciones, condiciones del teletrabajo, etc.
  • Administrativo: trabaja tanto en el sector público como en el privado para ofrecer soluciones en el área administrativa relacionada con expropiaciones, valoraciones, subvenciones...
  • Mercantilista: se centra en el derecho mercantil y vela por el cumplimiento de las leyes de comercio, de manera que se respeten en el momento de constituir sociedades, contratos o sociedades mercantiles, negociaciones entre empresas, juntas de accionistas, etc.
  • Derecho digital: es un perfil en alza en la rama del derecho y relaciona la normativa en protección de datos, ciberseguridad y e-commerce. Su radio de acción aumenta con los avances tecnológicos.
  • Compliance officer: es un abogado que promueve la conducta ética de sus clientes y vela por que las empresas cumplan en todo momento las normas y reglamentos que rigen sus actuaciones, evitando así los riesgos legales.
  • Del Estado: pertenece al cuerpo jurídico de los cuerpos de administración pública, se encarga de la defensa y representación del Estado español y sus organismos dependientes. Tiene que superar la oposición de abogados del Estado cuando se convoque.
3

trabajar como abogado o abogada

A la hora de ejercer la carrera de la abogacía te puedes desarrollar profesionalmente desde en un gran despacho o trabajando por tu cuenta, como profesional autónomo en tu propio despacho, o desde una dependencia del Estado. Descubre todas las responsabilidades a tu cargo y las funciones que debes ejercer en los distintos escenarios.

4

formación y competencias

En España, para ejercer la abogacía necesitas obtener el grado en Derecho y has de completar el máster de acceso a la abogacía. Adicionalmente, por ser una profesión regulada, debes estar inscrito en el Colegio Profesional que te corresponda. Para especializarte en el ámbito de tu interés, cursa el máster que corresponda.

certificaciones indispensables

Estos son los estudios que te permiten ejercer la abogacía:

  • Grado en Derecho, que te capacita con todos los conocimientos teóricos y prácticos para incursionar en el mundo de las leyes.
  • Máster de Acceso a la Abogacía, que completa tu formación básica y te brinda los conocimientos complementarios para aprobar el examen de acceso a la abogacía que realiza el ministerio de Justicia.

aptitudes y competencias

Para desarrollar todo tu potencial como abogado necesitas entrenar y desplegar habilidades y competencias que te permitan sobresalir en el plano laboral y superar el estrés que impone el ritmo de trabajo en un despacho exitoso. Entre estas destacan:

  • Conocer las herramientas tecnológicas que facilitan el trabajo.
  • Consolidar fuertes habilidades en negociación.
  • Dominar el arte de la comunicación oral y escrita; debes ser capaz de persuadir y defender cabalmente tu punto de vista.
  • Tener capacidad de análisis, interpretación y síntesis.
  • Saber destacar en el trabajo en equipo.
  • Ser flexible, saber adaptarse a los cambios en el entorno normativo, social y cultural.
  • Saber manejar el tiempo con prudencia y eficiencia.
  • Realizar una gestión efectiva de los proyectos a su cargo.
5

preguntas frecuentes

8 trabajos en abogado Mostrar ofertas