reponedor de tienda.

 

Un trabajo fácil, activo y dinámico. Estas son las tres máximas que definen el rol del reponedor de tienda, con el plus de que a través de él podrás incorporarte al mercado laboral de manera sencilla o conseguir un trabajo rápido, en caso de que desees cambiar de profesión.

ver ofertas de reponedor

¿qué es un reponedor?

El trabajo de un reponedor de tienda (también llamado repositor) es colocar y ordenar la mercancía en las estanterías de los comercios. Su principal preocupación es que nunca falten existencias en las góndolas o en los estantes. También debe mantener las estanterías siempre bien limpias y ordenadas y, en algunos casos, puede ejercer el rol de atender al cliente resolviéndole dudas sobre un determinado producto, ya sea por su disponibilidad en stock como por su ubicación dentro de la superficie.

rol del reponedor

El rol de reponedor de tienda vendría definido por las siguientes operaciones:

  • Organizar y rellenar los estantes de un comercio o de una tienda con el fin de que estén siempre en buenas condiciones y con stock disponible para los clientes.
  • Mantener las superficies donde se exhiben los artículos en las máximas condiciones de limpieza.
  • Controlar en todo momento los registros del stock disponible.
  • Preservar un orden y un método en el momento de rellenar los estantes con artículos, para que al cliente le resulte sencillo acceder a ellos y para que la tienda nunca se quede sin stock.
  • Tener capacidad de trabajar en la caja registradora en el supuesto de que el personal de cajeros y cajeras necesite un refuerzo cuando el comercio está lleno de clientes.

1.- salario medio de un reponedor de tienda

Según las últimas ofertas de reponedor de tienda publicadas en Randstad, el salario medio de este sector está en los 14.000 euros brutos al año, un valor que se calcula para los contratos que, a la larga, se plantean como fijos o indefinidos. Así sucede con múltiples empresas que buscan reponedores de tienda para periodos prolongados.

Pero al tratarse de un sector muy versátil y dinámico donde el trabajo temporal es muy habitual, también se suele pautar el salario por horas, de tal manera que encontramos ofertas de trabajo en las que se paga entre 8 y 9 euros la hora y que resulta de gran utilidad para trabajadores que buscan algo más esporádico y temporal.

2.- tipos de reponedor de tienda

Existen dos grandes clasificaciones de tipos de reponedor de tienda en el mercado laboral. La primera tiene que ver con el tamaño del comercio en el que trabaja y, dentro de ella, los hay de tres tipos:

  • El reponedor de pequeñas tiendas: generalmente, es una sola persona a cargo de un pequeño comercio y que también cumple el rol de cajero y de descarga de camiones cuando llega el proveedor.
  • El reponedor de superficies medianas: supermercados de barrio, tiendas de un volumen mediano pero con suficiente stock como para que el reponedor de tienda cumpla esa función y, en ocasiones, solo cuando se necesite, pueda dar una mano en la caja.
  • El reponedor de grandes superficies: en este caso, el reponedor de tienda trabaja en grandes supermercados o negocios considerables de diverso tipo y solo se encarga de que el stock en las góndolas y en las estanterías esté correcto y en óptimas condiciones.

La segunda clasificación para un reponedor de tienda está relacionada con el tipo de función que lleva a cabo, que puede ser específica o múltiple.

  • El reponedor de tienda que solo se encarga de mantener y controlar el stock generalmente es el de las grandes superficies. Y bien puede ocuparse de las estanterías como de trabajar en el almacén o depósito controlando y administrando el stock de reserva.
  • El reponedor de tienda que cumple, en ocasiones, las funciones de cajero o que trabaja tanto en el control de stock de las estanterías como del depósito. Este rol es más común dentro de pequeñas tiendas o superficies medianas.

3.- trabajar como reponedor de tienda

funciones y responsabilidades

  • Rellenar estantes y góndolas con los nuevos suministros de mercancía y controlar que siempre haya stock disponible, detectando todo tipo de carencias.
  • Tener el control del stock disponible en depósito para saber si es posible la reposición de un producto en el acto o si es necesario realizar un pedido al proveedor.
  • Recoger y cargar artículos desde el almacén y transportarlos en un carro hasta las estanterías en donde van a ser colocados y ordenados.
  • Controlar desperfectos, fallos, fechas de caducidad y todo lo que atente contra la calidad y presentación de las mercaderías en la tienda.
  • Ordenar adecuadamente los productos en una estantería para que resulten accesibles y cómodos de coger y de revisar por parte de los clientes.
  • Mantener siempre una adecuada limpieza tanto de las superficies de las góndolas o estanterías como de los mismos productos, evitando la acumulación de polvo, manchas y otros desperfectos.
  • Sacar los productos de sus cajas, desembalarlos y marcarlos con un código de barras o una etiqueta.
  • Llevar un registro ordenado y controlado en una hoja de la cantidad y tipos de artículos colocados en las estanterías de la tienda.
  • Orientar, explicar y atender a los clientes sobre cualquier duda que tengan con respecto a un determinado producto que se vende en la tienda.
  • Apoyo logístico al departamento de almacén y de cajeros, siempre que sea necesario.

entorno laboral del reponedor de tienda

El entorno laboral de un reponedor de tienda es muy dinámico y activo, ideal para esas personas a las que les encanta estar en movimiento y no pueden quedarse quietas. Asimismo, se trata de un trabajo que, si bien requiere de cierta fuerza o de al menos un buen estado físico, no implica esfuerzos excesivos ni demasiado desgaste corporal.

Trabajar como reponedor de tienda te cargará las pilas y te mantendrá siempre activo, pero sin incurrir en un desgaste mental o emocional de ningún tipo. En esta labor, todas las tareas son muy sencillas de ejecutar; y las responsabilidades que implica el puesto de trabajo, muy cómodas de gestionar.

horario de trabajo

Para trabajar como reponedor de tienda puedes cumplir el horario de comercio habitual en España, que oscila entre las 10 y las 21 horas o entre las 9 y las 20 horas, dependiendo del tipo de comercio y la ciudad. También influye en el horario de trabajo si se trata de pequeñas tiendas, que muchas veces suelen cerrar entre las 14 y las 17 horas; o de grandes superficies comerciales, que hacen horario de corrido.

La mayoría de supermercados o centros comerciales reponen sus mercancías durante la noche y la madrugada, por lo tanto a menudo el reponedor de tienda suele cumplir un horario de esta clase y que implica descargar la mercadería de camiones y colocarla en las estanterías durante la noche o la madrugada.

¿quiénes son tus compañeros como reponedor de tienda?

El reponedor de tienda trabaja en contacto directo con el encargado de almacén, sobre todo en grandes superficies y también en algunas medianas, para estar al tanto de todo el stock disponible y saber si es posible la reposición de productos o si es necesario contactar con el proveedor antes de que sea tarde para sustituir la mercancía que falta. Hay repositores que también trabajan en el sector del almacén descargando camiones y desembalando los productos que llegan desde el proveedor. En las pequeñas tiendas, el encargado del almacén suele ser el mismo reponedor.

Las cajeras y los cajeros son otros compañeros imprescindibles para un reponedor de tienda, ya que ambos estarán en contacto directo en caso de que un cliente decida cambiar o devolver un producto, haya un error en el etiquetado o no esté un producto en la góndola y sea preciso revisar su stock en el almacén. El gerente o encargado de la tienda, que en pequeños y medianos comercios con frecuencia es el mismo dueño, también es otro actor fundamental en el entorno laboral de un reponedor.

perspectivas de empleo

Las posibilidades de conseguir empleo en el sector de reponedor de tienda son muchas y muy variadas, puesto que es un trabajo imprescindible en todo tipo de comercios. Es la manera más sencilla y rápida de conseguir un empleo tanto para aquellas personas que necesiten cambiar de rumbo como para quienes se están incorporando al mercado laboral. Sobre todo, porque no se necesita demasiada formación ni un perfil muy específico para cubrir puestos de este tipo. Y también porque, en muchos casos, no se requiere experiencia previa para trabajar como reponedor de tienda.

ventajas de trabajar con Randstad como reponedor de tienda

En Randstad encontrarás un amplio abanico de posibilidades para trabajar como reponedor de tienda, con ofertas en comercios diversos: tiendas pequeñas, supermercados, centros comerciales, grandes superficies. Y contarás con una gran variedad de rangos salariales en función de lo que mejor te convenga, ya se trate de una paga por hora de trabajo, de un salario mensual promedio o de un cálculo anual. Porque en Randstad nos preocupamos por personalizar la oferta que te acercamos en función de si buscas un trabajo temporal o un trabajo fijo y de si deseas trabajar a jornada reducida o completa. Y un empleo como el de reponedor de tienda ofrece todo este extenso margen de posibilidades.

4.- educación y habilidades

calificaciones educativas

No se necesitan demasiadas calificaciones educativas para trabajar como reponedor de tienda, pero sí alguna certificación en manipulación de alimentos, especialmente para comercios donde se venden productos alimenticios. Para esto, hay cursos específicos que suelen durar entre 10 y 20 horas y que se completan en una o dos semanas de formación.

También existen formaciones específicas sobre administración de estanterías o para mozos de almacén que se resuelven a través de cursos breves. Y, atendiendo al sector en el que desempeñes tu labor como reponedor de tienda, las circunstancias exigirán determinado tipo de formación que, en la mayoría de los supuestos, es provista directamente por la empresa de cara a cualificar y especializar a sus empleados. En general, con tener la educación secundaria básica y obligatoria completada, es suficiente como formación reglada para acceder a un puesto de reponedor de tienda.

habilidades y competencias

  • Buena forma física: se trata de un trabajo en el que se suele andar de aquí para allá y que implica pasar muchas horas de pie y usar los brazos para cargar peso y levantar y bajar cajas.
  • Ser ordenado y metódico: es fundamental en todo buen reponedor de tienda llevar un control preciso de todo el stock para que las estanterías que gestiona estén siempre abastecidas.
  • Cuidado por la higiene y la correcta disposición de los productos: las mercancías que el reponedor de tienda gestiona deben estar en óptimas condiciones de higiene (libres de polvo, manchas y cualquier tipo de suciedad) y ordenadas de manera tal que sean perfectamente visibles y a la mano de cualquier cliente.
  • Capacidad de hacer cálculos numéricos: es importante tener facilidad y rapidez para hacer cálculos matemáticos no muy complejos pero sí necesarios para llevar un adecuado control del stock de una tienda.
  • Buena atención y calidez en el trato: muchas veces el reponedor de tienda debe hablar directamente con los clientes y resolver dudas sobre los productos que administra y gestiona en las estanterías. Por ello ha de estar siempre predispuesto a la buena comunicación y resolver con claridad las dudas que planteen los clientes.
  • Autonomía: aunque el trabajo del reponedor de tienda está controlado por un gerente, es fundamental que tenga la suficiente autonomía como para resolver problemas por su cuenta y poder trabajar sin supervisión.
  • Atención y concentración: el reponedor de tienda debe tener control absoluto de los productos que gestiona, con especial atención a fechas de caducidad, huecos en estantes y cualquier otra cosa que afecte la presentación de los mismos de cara al cliente.