Tiempo medio de lectura: 5 minutos.

Has elaborado un buen currículum, has buscado entre miles de ofertas de empleo y, finalmente, has conseguido una entrevista de trabajo. ¡Es el momento de finalizar el proceso! Porque sabemos todo el esfuerzo que hay detrás, queremos darte algunos consejos para que seas capaz de causar una buena primera impresión y conseguir el puesto de trabajo que deseas. 

1.- Antes de la entrevista, ¡descubre la empresa!

Muchas veces se acude a un proceso de selección pensando que todas las preguntas girarán en torno a ti, pero hay que tener en cuenta que la persona que te entrevista también quiere conocer qué puedes aportar a la empresa, si cumples con las aptitudes y actitudes necesarias para la vacante.

Por eso, una vez cerrada la cita, debes informarte sobre la compañía que te ha contactado: a qué se dedica, cuáles han sido sus hitos, cómo se está orientando en la actualidad… Todo ello te ayudará a comprender qué buscan en ti y cómo puedes colaborar en su proyecto empresarial.

Además, si durante la conversación haces referencia a alguna cuestión de la empresa que se pueda relacionar, será valorado positivamente: demuestra interés en el puesto y evita que se pierda tiempo en tareas explicativas.

2.- El storytelling aplicado a tu vida laboral

Una buena historia se recuerda siempre, por lo que, a la hora de contar tu vida laboral a la persona encargada de la selección, es muy importante tenerlo en cuenta. Piensa en la cronología de tu experiencia: las empresas para las que has trabajado, las funciones que has desempeñado, tus conocimientos y aptitudes.

Si lo analizas bien, puedes construir una historia que cautive, ¿verdad? Al final, todas tus experiencias te han planteado retos que superar y eso es lo que te ha permitido evolucionar. Si lo narras de forma clara, la persona que te entrevista recordará todas tus aventuras profesionales, a las que, como a toda buena narración, no les puede faltar algo de épica, aventura e incluso humor.

3.- ¡Es el momento de resaltar tus logros!

Seguro que en esa historia has ido acumulando logros que te han impulsado y demuestran tu capacitación profesional. ¡No dudes en exponerlos! Aunque algunos reconocimientos puedan parecerte pequeños o creas que no merece la pena nombrarlos, todos constituyen una prueba de tu desempeño.

Evidentemente, la persona que te entreviste reconocerá en ellos un patrón, por lo que lo ideal es que no te centres en una parte más técnica, ¡también resulta importante todo lo que has logrado como parte de un equipo o, incluso, como empresa!

4.- Analízate y anticípate: resaltando tus puntos fuertes y zonas de mejora

A estas alturas, que te pregunten sobre tus puntos fuertes y zonas de mejora es ya un clásico, pero no deja de ser una cuestión temida en todos los procesos. Para prepararla, tan solo tienes que analizarte, preguntarte qué debes pulir para convertirte en un mejor profesional.

En este sentido, tener un punto de vista externo siempre te puede ayudar, no dudes en consultar con antiguos compañeros con los que tengas confianza. A veces, no eres consciente de tus debilidades o no consideras fortalezas lo que de verdad son.

5.- ¿Qué esperas de esta oportunidad? ¡Diseña tu futuro laboral!

Hagamos repaso: ya conoces a la empresa, sabes qué puedes aportar y, además, reconoces tus fortalezas. El siguiente paso es igual de importante: establecer qué oportunidades de futuro reconoces en esta vacante. Se trata de que cualquier tipo de empleo, de la temporalidad que sea, pueda acercarte a tus objetivos laborales a largo plazo.

¿Qué conocimientos vas a adquirir? ¿Qué posibilidades de desarrollo laboral encuentras en la empresa? ¿Cuáles son las condiciones que más valoras de la oferta? Es necesario responder a estas y otras preguntas que te permitan considerar un plan de carrera que evite un problema de motivación posteriormente.

Todos estos consejos te ayudarán a preparar una entrevista que seguro causará una buena impresión y, al mismo tiempo, conseguir un conocimiento sobre ti mismo como profesional. Así, aunque finalmente no consigas el puesto, habrás superado un proceso de aprendizaje y estarás más cerca del éxito.

Si estás buscando empleo, o quieres darle un giro a tu carrera profesional, descárgate nuestra app con más de 4.000 ofertas de empleo. ¿A qué esperas?