recepcionista.

 

Si eres extrovertido, tienes facilidad para los idiomas y disfrutas del trato con las personas, la carrera de recepcionista es una buena oportunidad para tu desarrollo. Descubre todas las empresas que necesitan tus servicios, las opciones disponibles y cómo hacer que tu perfil destaque sobre los demás cuando compites por un puesto de trabajo.

ver ofertas de recepcionista

¿qué es un recepcionista?

El recepcionista cumple un papel esencial en todo tipo de empresas; desempeña la función de recibir a los huéspedes, darles la bienvenida y orientarlos sobre el próximo paso que deben dar. El recepcionista también maneja las llamadas telefónicas y atiende las solicitudes y peticiones realizadas a través de los correos electrónicos. A pesar de que sus funciones principales están orientadas a la atención al cliente, en el caso de las compañías pequeñas realizan tareas del área administrativa como parte de sus responsabilidades, coincidiendo con las actividades de un auxiliar administrativo. En este supuesto, se encarga de la programación de citas, recibir documentos, realiza labores de archivo, redacción, contabilidad, recibe pagos o asume tareas de recursos humanos. Las funciones del recepcionista pueden variar notablemente dependiendo de la empresa donde trabaje y pueden estar asociadas tanto al sector público como al privado.

rol del recepcionista

Una de las mayores ventajas que tiene un recepcionista es que puede trabajar en una gran variedad de sectores ejerciendo funciones propias de cada uno de ellos, aunque siempre su principal papel será en la recepción, orientación y atención de los visitantes o clientes. Entre los lugares donde te puedes encontrar ejerciendo estas labores destacan:

  • Hoteles.
  • Servicios sanitarios.
  • Dependencias públicas.
  • Escuelas.
  • Edificios de oficinas, grandes corporaciones.
  • Instalaciones industriales.

1.- salario medio del recepcionista

Tu salario como recepcionista depende del lugar de trabajo, las responsabilidades a tu cargo y la localidad donde residas. El BOE reporta los convenios que se establecen a nivel nacional entre el ministerio de Trabajo y Economía Social con los distintos sectores laborales. Por ejemplo, en el caso del sector de la hostelería los mejores salarios de recepcionista corresponden al País Vasco y se ubican entre 1450 euros mensuales (sin experiencia) y 1700 euros al mes con 9 años de ejercicio. El salario medio ronda los 1080 euros al mes con proyección anual de 13 500 euros. El conocimiento de otros idiomas como el inglés o el alemán te proyecta en la tabla salarial con ofertas de trabajo que varían entre 20.000 y 25.000 euros brutos al año.

2.- tipos de recepcionista

Como recepcionista debes recibir una capacitación formal en las áreas de turismo, administrativa o sanitaria que te prepare para responder diligentemente en todos los escenarios que se presenten. Asimismo, te permite manejar las herramientas especializadas que precisarás en cada una de los ámbitos de trabajo como son la centralita, los paquetes de reservación y las herramientas comunes en el ambiente de oficina. De acuerdo a esta capacitación encontrarás diferentes tipos de recepcionistas asociadas a los hoteles, clínicas, hospitales, agencias de viaje o para la gestión general de la recepción.

3.- trabajar como recepcionista

A pesar de los avances de la tecnología, para los visitantes, nada supera la sensación de entrar en la recepción de una gran empresa y ser recibido por un recepcionista sonriente y atento. Serás la primera persona de la empresa con la que los clientes tendrán contacto y se espera que transmitas los valores que representan a la compañía. Si te interesa aprender un poco más sobre el trabajo y tus funciones, te invitamos a seguir leyendo.

funciones y responsabilidades

Como recepcionista eres responsable de recibir a los visitantes, darles la bienvenida, enterarte del objetivo de su visita y orientarlos a su destino final. En algunas instancias, de acceso más restringido, habrás de hacer el registro y entregar los pases de visitantes respectivos. También serán parte de tus funciones:

  • Atender las llamadas telefónicas y los correos electrónicos entrantes a fin de canalizar los requerimientos específicos hacia la persona o grupo de trabajo relacionado.
  • Si está a tu alcance, debes dar respuesta a las diferentes solicitudes de los clientes, atender las quejas o promover los servicios que oferta la empresa.
  • Hacer seguimiento a la gestión de citas, mantener al día el calendario, atender la lista de asistentes a las reuniones, realizar la reservación del salón, solicitud de refrigerios, etc.
  • Recibir documentos y correspondencia física entrante.

funciones del recepcionista de hotel

Aparte de las funciones anteriores, si escoges trabajar en un hotel deberás prepararte para:

  • Cumplir con la gestión de reservaciones (confirmar, modificar o cancelar) empleando las vías de comunicación del hotel (teléfono, email, WhatsApp).
  • Hacer el check in, confirmar métodos de pago, asignar habitaciones.
  • Hacer el check out, verificar los consumos, procesar el pago, emitir la factura.
  • Atender diligentemente las quejas y solicitudes de los huéspedes.
  • Cumplir con las políticas y procedimientos ajustados a las normativas de calidad del hotel.

funciones del administrativo recepcionista

En múltiples oficinas la figura de recepcionista se combina con labores de auxiliar administrativo, así que más allá de la atención de las llamadas telefónicas asumirás las siguientes funciones adicionales:

  • Efectuar la gestión de viajes de los empleados de la empresa (reservaciones, itinerario, adelanto, etc.).
  • Control de materiales, compra y reposición de inventarios.
  • Pago de clientes y proveedores.
  • Gestión de personal.
  • Función contable, apoyo en la redacción de documentos, etc.

ambiente de trabajo como recepcionista

Como recepcionista lo más habitual es que desarrolles tu trabajo en el área de recepción y que suele ser detrás de un mostrador, donde tendrás acceso a todos los útiles necesarios y recibirás a los clientes y visitantes. En algunos lugares puede ocurrir que solo tengas disponible un escritorio y acceso a las principales herramientas de trabajo en la oficina. Si formas parte de una institución pública, sanitaria o eres integrante del staff de un hotel, deberás usar un uniforme; pero si estás en la recepción de una gran corporación, el ambiente será más formal y exigente.

horario de trabajo

El horario de trabajo de un recepcionista es tan variable como el ambiente de trabajo. En algunas instituciones, consultorios o clínicas serás responsable de abrir y cerrar las instalaciones, por lo que tus tareas diarias responden a la oferta del servicio. En otras empresas se establecen los "horarios de atención al público", que pueden variar entre 5 y 7 horas de trabajo diarias. En el sector público la jornada fija está establecida de lunes a viernes entre las 9:00 y las 14:30 horas. En grandes hoteles que prestan servicio 24/7 te tocará adaptarte de acuerdo a los turnos de trabajo y, a pesar del desvelo que en ocasiones puede producirse, tendrás que estar preparado para brindar la mejor sonrisa y un cálido saludo de bienvenida a los huéspedes. Algunos trabajos a tiempo parcial solo exigen tu presencia los fines de semana, mientras que en otros trabajarás solo de 4 a 5 horas por día.

¿quiénes son tus compañeros como recepcionista?

En algunas empresas, sobre todo cuando compartes funciones administrativas, trabajarás con otros auxiliares administrativos; pero en otras compañías estarás solo en la recepción, interactuando con los mensajeros y secretarias. Si estás en un gran hotel, compartirás la recepción con otros profesionales, botones y supervisores que estarán pendientes de que se respete y agilice el servicio de atención al cliente.

perspectivas de empleo

El trabajo como recepcionista es exigente y en algunas ocasiones puede resultar un poco monótono pero es esta misma característica lo que te permitirá dominar las herramientas, conocer las normas y establecerte con propiedad en tu puesto de trabajo en muy poco tiempo. Si eres un trabajador responsable y respetuoso de las normas, podrías tener la posibilidad de ascender dentro de la organización e ir asumiendo mayores responsabilidades y, por supuesto, incrementar los beneficios salariales. Mientras exista el turismo y las empresas, el trabajo del recepcionista será siempre valorado.

ventajas de trabajar con Randstad como recepcionista

El perfil de recepcionista te permite trabajar en diferentes sectores con facilidad. Si te interesa explorar nuevas oportunidades laborales en esta área, Randstad te propone importantes ventajas:

  • Dispones de una amplia variedad de oportunidades de formación y desarrollo.
  • Puedes acceder a muchas ofertas de empleo cerca de tu zona de residencia.
  • Tendrás a una persona de contacto con experiencia que te ayudará siempre que lo necesites.
  • Accedes a oportunidades a tiempo parcial, que te dejarán el tiempo suficiente para seguir formándote en otras áreas de tu interés.
  • Tienes acceso a ofertas de empleo dentro de tu ámbito de interés y experiencia como son el sector de hostelería, industrial, turismo, servicio, banca, seguros, consultoría, etc.
  • Oportunidad de contratos temporales o permanentes.

¿Buscas un contrato permanente y, de momento, solo consigues ofertas temporales? ¡No te desanimes!, un trabajo temporal como recepcionista es una oportunidad que te conducirá hacia un trabajo permanente. Cada año son incontables las personas que como tú firman un contrato estable, por tiempo indefinido, gracias a un trabajo temporal encontrado a través de Randstad.

4.- educación y habilidades

La carrera de recepcionista no es una profesión regulada, por lo que es posible ejercer el oficio capacitándose por diferentes vías; desde un curso profesional hasta un Grado Superior en un centro universitario. Lo cierto es que las responsabilidades del cargo también varían con el nivel de capacitación, así como el salario. Si tu aspiración es trabajar en un gran hotel o una gran corporación, necesitarás formación formal y , de la misma manera, dominar varios idiomas te ayudará a incrementar las posibilidades de conseguir un mejor trabajo.

certificaciones deseadas

  • FP Grado en Turismo o Grado en Gestión Turística para titularte como Técnico en Gestión Turística.
  • FP Grado en Administración y Finanzas para titularte como Técnico Superior en Gestión Administrativa, con el que te especializas como recepcionista administrativo.
  • FP Grado Superior en Gestión de Alojamiento Turístico para titularte como Técnico Superior en Gestión de Alojamiento Turístico, con el que abres el camino a la recepción de hoteles.
  • Curso Profesional de Recepcionista, aplicado a los diferentes sectores de interés.
  • Curso Especializado en Recepcionista de Alojamientos Turísticos.

formación complementaria

Con la transformación digital de las empresas y la globalización es imperativo que incrementes tu nivel de competencia profesional. Para esto debes destacar en:

  • Conocimientos informáticos, manejo de herramientas ofimáticas y centralitas telefónicas. Trabajar con Microsoft Word o Excel. Los componentes de Google y otros navegadores te darán muchas ventajas comparativas.
  • Dominio de otros idiomas: el trabajo en una recepción se facilita cuando hablas varios idiomas, principalmente en lo que respecta al sector turístico. En algunos casos el inglés es suficiente, pero tendrás puntos adicionales si dominas también el francés, alemán, portugués o italiano.

habilidades y competencias

En función del área de trabajo que selecciones habrás de desarrollar habilidades específicas y tener competencias generales que te ayuden a desenvolverte con eficiencia en el trabajo. Más allá de la buena presencia y educación precisarás:

  • Habilidades de comunicación, tanto oral como escrita.
  • Una clara vocación de servicio orientada principalmente a la atención al cliente.
  • Ser proactivo y responsable.
  • Saber manejar el tiempo eficientemente, ser organizado y capaz de priorizar las actividades apropiadamente.
  • Desarrollar capacidades administrativas, conocer el proceso de archivo y mantener la recepción ordenada todo el tiempo.
  • Habilidad para resolver problemas y capacidad analítica para anticipar las necesidades de los clientes buscando sobrepasar siempre sus expectativas.
  • Estar motivado y sonriente; deberás mostrarte amable y decidido a ofrecer siempre el mejor servicio.