Tiempo de lectura: 5 minutos.

Sin duda, el mundo postpandemia será aún más tecnológico que antes de la irrupción de la crisis. Las restricciones de movimiento y los confinamientos provocaron un mayor empleo de las nuevas tecnologías, tanto para el ocio como para el trabajo. Muchas empresas pasaron a depender de herramientas digitales, tanto para mantener a sus empleados teletrabajando, como para competir en el mercado del comercio electrónico y aliviar algo el desplome de las ventas.

Toda esta adaptación tecnológica tuvo un importante impacto en el empleo: el temido déficit de talento. Una escasez de determinados perfiles que, si bien ya existía desde hace años, se ha incrementado por la mayor demanda de profesionales con competencias tecnológicas por parte de compañías que quieren o se han visto obligadas a emprender procesos de transformación digital.

Pero, ¿cuáles son estos profesionales tan necesarios? Randstad Technologies, el área de Randstad especializada en soluciones de recursos humanos del sector de las nuevas tecnologías, ha detectado algunos de estos perfiles tecnológicos. Por un lado, todos aquellos expertos en big data y data scientist, capaces de analizar y generar información de valor a partir de los datos. Otros perfiles son los relacionados con la arquitectura y administración de entornos cloud, que crean nuevos entornos en la nube.

Por otro lado, también son muy solicitados los perfiles de ciberseguridad, que protegen los sistemas y las redes de las compañías, o los ingenieros devops, capaces de acelerar los procesos de desarrollo  Por último, los desarrolladores Full Stack, profesionales versátiles que desarrollan software con elevados conocimientos técnicos.

Atraer al mejor talento

¿Y cómo pueden las empresas atraer a estos profesionales tan codiciados? Debido a la alta demanda, los perfiles digitales más solicitados suelen recibir remuneraciones muy competitivas.

Según el Informe de Tendencias Salariales 2021 de Randstad perfiles como arquitecto de sistemas, devops, account manager, data scientist o business analyst, cuentan con salarios iniciales superiores a los 30.000 euros anuales, que pueden duplicarse fácilmente tras seis años.

Pero la pugna por atraer a los mejores candidatos no termina en el salario. Las sucesivas ediciones del informe sobre Employer Branding de Randstad señalan que, cada vez más, los trabajadores valoran aspectos más allá del salario cuando buscan empleo. Más aún en la actual situación, los profesionales demandan flexibilidad, que les permita conciliar la vida laboral y personal, o un agradable clima laboral.

Las empresas que no sean capaces de ofrecer estos aspectos, corren el riesgo de no atraer el talento que necesitan, lo que sin duda repercutirá negativamente en su cuenta de resultados. Acceder al mejor talento no es una tarea sencilla, pero es fundamental si queremos mantenernos competitivos.

En Randstad somos conscientes de ello y no perdemos de vista las tendencias que marcan el mercado laboral, ofreciendo el mejor talento tecnológico. En Randstad Professionals contamos con consultores especializados en el sector de IT y de telecom, capaces de ofrecer una amplia base de datos de candidatos que se ajustan a la perfección a las necesidades de las empresas.

¡Contacta con nosotros para más información!