Tiempo de lectura: 4 minutos

Las propuestas que, en los últimos meses, sugieren una subida de la edad de jubilación están poniendo el foco sobre las habilidades del talento sénior. Un estudio de Randstad concluye que determinadas competencias profesionales se encuentran en mayor medida entre los profesionales de más edad, lo que supone una notable ventaja diferencial. 

En concreto, el informe de la herramienta ADN de Randstad revela que, entre las competencias en las que el talento sénior destaca se encuentran la capacidad de adaptación a los cambios, la iniciativa proactiva, las habilidades negociadoras y, ya en menor medida, la gestión de personas

Esto supone que, con la edad, los trabajadores de más edad son capaces de adaptarse mejor a nuevas situaciones, ser mejores negociadores o tener mayor iniciativa.

Aunque en la otra cara de la moneda, este estudio identifica otras habilidades que se pueden perder con los años, como por ejemplo, la toma de decisiones y la conexión emocional, que tienen un mayor valor cuanto más joven es el trabajador.

En definitiva, la identificación de las competencias de cada profesional y su ajuste con las características de un puesto de trabajo es fundamental para asegurar su eficacia y rentabilidad. Si quiere aprovechar las oportunidades que les ofrece el mercado, una empresa debe tener en cuenta las características de su puesto de trabajo y qué es lo que necesita, sabiendo que la experiencia y las habilidades del talento sénior pueden marcar realmente la diferencia. Estos profesionales, además de su formación y su experiencia, son capaces de ofrecer otras competencias de gran utilidad para las empresas. 

Innovación al servicio de la búsqueda de talento

Este estudio se ha llevado a cabo gracias al test de competencias ADN de Randstad, que consiste en una metodología de evaluación de profesionales que, a través de algoritmos y gracias al big data, ayuda a encontrar el perfil de empleado que la empresa busca con la máxima precisión y fiabilidad.

Esta metodología consiste en cuestionarios, de los que ya han sido aplicados a cerca de un millón de personas en tres años, con los que analiza hasta 16 competencias profesionales relevantes en los candidatos (habilidades sociales, toma de decisiones, trabajo en equipo, iniciativa, adaptación a los cambios, etc.) y compara posibles candidatos para un puesto de trabajo.

En la actualidad, a muchos empleadores les cuesta dar con los profesionales que necesitan para poner en marcha sus proyectos o mantener la rentabilidad de sus compañías. Es lo que se denomina déficit de talento, un problema que se ha agravado por la pandemia y los procesos de transformación digital que ha generado, lo cual amenaza gravemente la recuperación económica. 

Con el objetivo de atajar este problema, Randstad desarrolla ADN the competences tool, un producto de evaluación de competencias profesionales que ayuda a las empresas a encontrar el perfil de empleado que más se ajusta a sus necesidades. 

En Randstad, ponemos a disposición de nuestros clientes las herramientas más punteras y las nuevas tecnologías para ofrecerles el talento que mejor se ajusta a las necesidades de su empresa. De hecho, la innovación ha sido una de nuestras principales apuestas desde nuestros orígenes, desde el convencimiento que la combinación de la tecnología y la experiencia de los consultores es la mejor y más eficiente fórmula para obtener los resultados más óptimos.

¿Quieres más información?