Hoy en día la digitalización es una necesidad para las compañías, un proceso que no es sencillo y se necesita crear un contexto propicio en el que el talento juega un papel fundamental. Conseguir profesionales capaces de optimizar las herramientas tecnológicas te ayudará a dar ese salto cualitativo que tu negocio requiere.

¡Digitalízate para competir!

La transformación digital es sinónimo de productividad e innovación, por lo que cada vez tiene más importancia en la hoja de ruta de las empresas, que aumentan sus inversiones en ella año a año. De hecho, la International Data Corporation estima que en 2022 las organizaciones gastarán cerca de 2 billones de dólares en este proceso.

La digitalización no consiste simplemente en invertir en herramientas tecnológicas para aplicarlas a la actividad de la empresa, sino que necesitas crear un molde adecuado previamente para que el proceso sea efectivo. La base más importante de esa adaptación es el talento, que debe conocer de cerca las tecnologías para así exprimirlas al máximo, al igual que los responsables de la organización.

Sin embargo, no se trata exclusivamente de una preparación técnica, sino que también es necesario un cambio a nivel de estructura y mentalidad. Si quieres afrontar con éxito esta transformación deberás tener una estrategia digital que se aplique en tu empresa a todos los niveles. De esta manera, la cultura empresarial irá en esta línea y el contexto será el idóneo para aprovechar las innovaciones tecnológicas con las ventajas competitivas que ello supone.

La transformación digital es sinónimo de productividad e innovación

5 tecnologías que llegan para quedarse

La digitalización evoluciona rápidamente, por lo que es conveniente que prestes atención a las tendencias para saber hacia dónde va. Dentro del amplio espectro digital podemos reconocer cinco tecnologías principales que ya son una realidad y tienen mucho futuro:

  • Inteligencia Artificial: esta quizás es la más previsible, ya que desde hace décadas se esperaba que los robots llegasen. Hoy en día, la Inteligencia Artificial (IA) está presente en multitud de empresas, puesto que simplifica y acelera los procesos y tiene capacidad de aprendizaje. Búsquedas inteligentes, chatbots, análisis de datos o asistentes personales son algunos ejemplos de una tecnología que está aún en su fase inicial. Según un análisis de Randstad Workmonitor, España es el país de Europa donde las empresas más invierten en tecnología para la automatización de determinados procesos (53 %).
  • Realidad virtual y aumentada: estas tecnologías permiten trabajar sobre proyectos virtuales como si fuera la realidad, por lo que cada vez se utiliza más en campos como la arquitectura o ingeniería. Además, supone una revolución en cuanto a experiencia del consumidor, por lo que también está cobrando protagonismo en el comercio.
  • Internet de las cosas: si piensas en conectividad seguramente te vendrán a la mente dispositivos como ordenadores, smartphones o tablets. Sin embargo, cada vez hay más objetos conectados a internet (relojes, electrodomésticos o incluso viviendas), lo que se traduce en una mejora de su funcionamiento y de la experiencia del usuario.
  • Computación en la nube: se trata de una solución muy útil para las compañías, porque mejora la accesibilidad, seguridad y manejabilidad de los datos, archivos o recursos almacenados. Además, esto supone un ahorro de costes al simplificar los procesos.
  • Ciberseguridad: las facilidades que supone la digitalización también tienen una cara negativa: los ciberataques. Se trata de una amenaza latente que obliga a las empresas a reaccionar y tomar medidas para prevenir posibles ataques y reaccionar con eficacia ante ellos. En este sentido, disponer de los recursos tecnológicos adecuados y tener protocolos de seguridad es fundamental.

España es el país de Europa (53%) donde las empresas más invierten en tecnología para la automatización de determinados procesos

El reto de conseguir talento tecnológico

Este gran abanico digital propicia que las compañías centren sus esfuerzos en conseguir perfiles tecnológicos que puedan impulsar su transformación. Todo ello hace que, según un estudio de Randstad, el número de empresas con esta necesidad se haya duplicado en los últimos seis años hasta llegar a un 11 %, dos puntos por encima de la media europea.

La causa de este notable aumento de la demanda de este tipo de equipos es la escasez de talento, algo que supone un desafío para un 70 % de las empresas tecnológicas, como revela un informe de Randstad Research. Probablemente tú también te enfrentes a este reto y te preguntes cómo puedes afrontarlo. Las soluciones pasan por tres puntos clave:

  • Eficiencia en la captación: la brecha entre oferta y demanda en el talento provoca que exista una gran competencia, por lo que necesitas diferenciarte para mejorar las posibilidades de encontrar el talento que buscas. Para lograrlo, debes aprovechar las vías de atracción de candidatos (plataformas online, eventos tecnológicos, centros de estudios, etc.).

Otra forma de captar el talento es a través del employer branding, que ayuda a proyectar una imagen positiva hacia el candidato, facilitando que elija tu oferta ante las de otras empresas. La conciliación laboral, el clima saludable o la flexibilidad son algunos elementos clave en este aspecto.

  • Formación: quizás el talento tecnológico que busques esté ya en tu empresa, pero no lo has desarrollado. Según un citado informe de Randstad, España cuenta con 619.070 empleados con formación tecnológica, el segundo mejor dato europeo. Sin embargo, tan solo un 21 % de las empresas ofrecen formación sobre TIC a sus trabajadores, dos puntos por debajo de la media de Europa. Estos datos demuestran el margen de mejora que tienen las organizaciones en este sentido, por lo que si en la tuya cuentas con un programa de este tipo podrás cubrir tus necesidades.
  • Apuesta por el talento femenino: el mismo informe destaca la notoria brecha de género que existe dentro del talento tecnológico, habiendo tan solo un 20,9 % de profesionales mujeres frente al 79,1 % de hombres. Esta situación se genera principalmente por la escasez de alumnas en la educación superior STEM, siendo un 35 % del total a nivel mundial según la UNESCO.

Todo ello significa que hay una gran oportunidad de crecimiento del volumen de talento tecnológico. En este sentido, si consigues incentivar a las profesionales a desarrollar su carrera en el ámbito digital a través de la formación obtendrás una gran ventaja competitiva.

Solo un 20,9 % de profesionales son mujeres frente al 79,1 % de hombres.

La transformación digital es un proceso imprescindible para tu éxito presente y futuro al que tu modelo de negocio debe adaptarse. Disponer de equipos preparados para acometer los constantes retos y sacar el máximo partido a las oportunidades emergentes te ayudará a estar a la vanguardia.

Si quieres reforzar tus equipos tecnológicos desde la consultoría de selección de perfiles IT de Randstad Technologies podemos ayudarte. Esta solución te facilita la incorporación de talento gracias a la metodología True Fit®, que permite un mejor ajuste al puesto de trabajo, al estilo de liderazgo y a la cultura corporativa.