Los retos de RRHH a afrontar con los centennials

Los centennials, conocidos también por todos los que configuran la Generación Z (los nacidos entre 1994 y 2010), son los descendientes de los millennials y empiezan a incorporarse en las empresas marcando una nueva era de transformaciones. Sin ir más lejos, Z hace referencia a zettabytes, una de las últimas unidades de medida creadas para dar respuesta a la gran cantidad de información disponible. Ésta equivale a un trillón de gygabytes, una capacidad muy superior, por ejemplo, a la de todos los ordenadores que llevaron al hombre a la luna.

Los nacidos a partir de 1994 suponen un grupo de más de 8 millones de personas en España que en 2025 supondrá, según Deloitte, el 75% de la fuerza laboral del mundo (solo en EE.UU. suman 80 millones de personas).

Características que definen a los centennials

Aunque los millennials y los centennials son generaciones surgidas en plena era digital, entre ambas existen diferencias sustanciales. Los miembros de la nueva generación se caracterizan por:

– Ser nativos digitales

– Ser autocríticos

– Cuidar su reputación digital

– Ser más idealistas y cautos

– Estar comprometidos con el medio ambiente

– Ser impacientes y autodidactas

– Estar preocupados por su futuro laboral

– Estar en constante aprendizaje

– Ser creativos y optimistas

– Están hiperconectados

En definitiva, se definen por promover el cambio social, apoyar iniciativas que preservan el medio ambiente, luchar por eliminar las barreras de la desigualdad y fomentar la participación ciudadana al respecto.

Dicho esto, la principal diferencia con los millennials es que éstos se definen por ser la generación más formada de la historia, mientras que los centennials son los que tienen mayor información disponible al alcance y son conscientes de que en 2030, el 85% de los empleos aún no se han inventado (dato facilitado por Dell Technologies), por lo que tendrán que estar en constante formación para adaptarse a los cambios.

La nueva fuerza laboral

Según el Randstad Employer Brand Research publicado en 2018, los aspectos que más valoran los jóvenes para elegir un empleo son el salario, un ambiente de trabajo agradable, la conciliación entre la vida personal y laboral, tener oportunidades de carrera y la flexibilidad.

Se puede extraer del estudio que la actitud es lo que define a un centennial porque reclaman más flexibilidad en el trabajo y buscan compañías donde crecer y estar en constante aprendizaje en comparación con otras generaciones Además, la metodología agile y el trabajo por proyectos determinará la nueva forma de trabajar de las próximas generaciones. Esto implica que los centennials no compartan el hecho de estar presentes en la oficina muchas horas, de ahí que el teletrabajo y la flexibilidad horaria sean dos aspectos fundamentales que deberán abordar las empresas si quieren ser atractivos para ellos.

Otro estudio elaborado por Deusto Business School remarca una tendencia en alza entre los jóvenes Z, éstos prefieren emprender (36%) a formar parte de un funcionariado (20,8%). De hecho, la edad para emprender ha bajado en los últimos años de los 35 a los 24 años.

Otro concepto de jerarquía

Si los millennials empezaron a cuestionarse las directrices de los jefes, los centennials piden que éstos sean personas que les aporten valor, nuevos conocimientos y flexibilidad.

La idea de jefe que basa sus peticiones en el ordeno y mando no funciona en equipos que trabajan fuera de situaciones de crisis.

Potenciar el employer branding digital

Según datos facilitados por el Estudio Anual de redes sociales de IAB Spain, el 85% de los internautas de entre 16 y 65 años utilizan redes sociales, lo que representa más de 25,5 millones de usuarios en España. En concreto, la Generación Z es la franja demográfica que usa un mayor número de redes a la vez, hasta un total de seis canales.

Están más presentes en Instagram, Snapchat, Tumblr, 21Buttons, Twitch y Musicall. Para esta generación las redes preferidas son Instagram, WhatsApp (24% respectivamente) y Youtube (19%).

Otra de las características es que están acostumbrados a la sobrecarga de información y, por este motivo, la cantidad de tiempo que necesitan para filtrar a través de la información se reduce notablemente, tal y como indica un artículo publicado en The New York Times a finales de 2015.

Estos datos pueden ser de mucha utilidad para los reclutadores que buscan nuevos talentos digitales para cubrir sus puestos vacantes. Además, se posicionan como vías directas para contactar y captar este talento generacional en particular.

En definitiva, los jóvenes Z son nativos digitales muy inquietos que valoran el aprendizaje continuo y la flexibilidad horaria por encima de la estabilidad en la misma compañía, de ahí que se atrevan a emprender más que la generación que les precede.

¿Necesitas ayuda en la gestión del talento?

Puedes contactarnos haciendo clic aquí