Tiempo de lectura: 2 minutos

Hostelería en la nueva normalidad: los empresarios que antes se adapten serán los beneficiados

La desescalada ha comenzado y muchos son los que la afrontan con ilusión la apertura de los bares tras el coronavirus y disfrutar de una caña en su terraza favorita o por fin ver a la familia e incluso hacer escapada por la provincia. Pero por ahora no será tan sencillo. La recuperación sin duda llegará pero hemos de afrontar aún las distintas fases de la desescalada en las que se encuentra nuestro país y toda esa lista de precauciones y medidas de prevención que hemos de respetar para no volver a los peores momentos de la crisis.

El sector de la hostelería está siendo uno de los más castigados en esta situación. Según datos del INE, las ventas del sector servicios se desplomaron un 19% en el mes de marzo por culpa de la pandemia. En concreto, la actividad más perjudicada ha sido la hostelería, que sufrió una caída de la producción del 58%.

Randstad Research vaticina en un reciente informe que el sector de la hostelería no se recuperará totalmente hasta entrado el 2022. Pero aunque tarde en ser completa, la recuperación está comenzando ya y los empresarios que antes se pongan manos a la obra serán los grandes beneficiados.

Según un informe llevado a cabo por las consultoras Bain & Company e EY, la desescalada en la hostelería tiene diferentes fases. Tras el confinamiento, comienza la apertura restringida, caracterizada por una recuperación lenta y un levantamiento gradual de las restricciones. Tras esta fase se producirá una en la que ya no habrá restricciones pero se reducirá la demanda, ya que los clientes aún tendrán miedo al contagio. La última fase ya contempla un escenario de vuelta total a la normalidad, teniendo en cuenta cierto cambio de hábitos.

Momento clave para el empleo en hostelería

El informe señala que ya desde la segunda fase, la de apertura restringida en la que se encuentra actualmente la mitad del país, la demanda de profesionales comenzará a crecer. La recuperación de la hostelería coincidirá con el comienzo del buen tiempo y el arranque de las vacaciones para muchos, una época en la que tradicionalmente aumenta el consumo para este sector. Aunque este año será diferente y los ingresos distarán mucho de las cifras habituales de años anteriores, cabe esperar cierta recuperación del empleo con respecto a los meses anteriores.

En Randstad, conscientes de la excepcionalidad de la situación, hemos decidido agilizar los procesos y redoblar los esfuerzos para ofrecer a empresas y candidatos el mejor servicio en unos momentos en los que garantizar el empleo es fundamental. Porque sin trabajo no hay actividad y producción y sin ellos no alcanzaremos la recuperación que todos anhelamos. Disponemos de una amplia base de datos de candidatos en todo el país de perfiles como camareros, cocineros, ayudantes de cocina, jefe de sala, mozo de habitaciones, camarero de piso, botones, personal de recepción y reservas, etc. Porque nuestra responsabilidad, en esta situación más que nunca, es poner en contacto a profesionales y empleadores de la manera más ágil y efectiva.

¿Necesitas talento para reactivar tu negocio? ¡Te ayudamos!