Tiempo de lectura: 2 minutos

El sector ingeniería comienza ya la recuperación, ¿qué previsiones se esperan tras el COVID-19?

La ingeniería es un sector fundamental en el desarrollo económico de nuestro país, imprescindible para que funcionen la actividad y la producción de no solo la industria y la construcción, sino también el sector agrícola y de servicios. A veces esta profesión puede pasar desapercibida y es posible que no tengamos en cuenta ese carácter transversal y multidisciplinar que la caracteriza y que hace posible que los diferentes sectores económicos puedan funcionar.

Es imprescindible para, por ejemplo, sectores de la talla del agroalimentario, que supone un 10% del PIB de nuestro país; el de las telecomunicaciones, que ha acelerado la transformación digital durante la crisis, o incluso el forestal, que vertebra el 55% del territorio nacional.

Su papel ha sido discreto pero fundamental durante la pandemia de coronavirus. Los ingenieros, por ejemplo, contribuyeron de manera muy importante a lograr el éxito del Hospital de Ifema. Fueron capaces diseñar y ejecutar unas instalaciones construidas en tan solo 72 horas y que han atendido a 4.000 pacientes durante 40 días. La labor y capacidad de los ingenieros a la hora de crear estos espacios es vital para aliviar la carga del sistema sanitario.

Otro de los hitos de la profesión durante esta pandemia ha sido la producción de respiradores en tiempo récord. Los ingenieros han sabido diseñar y readaptar las líneas productivas de empresas de diferentes sectores para fabricar estos aparatos tan vitales en los peores momentos de escasez de la crisis. Empresas del automóvil, electrodomésticos o incluso armamentísticas variaron su producción de bienes tan diferentes como parabrisas o lavavajillas para ofrecer a los sanitarios estos respiradores tan preciados.

Sin embargo, la ingeniería se ha visto golpeada por la crisis igual que la práctica totalidad de los sectores y actividades de nuestro país. La paralización de proyectos y obra, junto a la reducción de la contratación, ha lastado al sector. Con datos de abril, la ingeniería civil registró a más de 11.400 profesionales afectados por un ERTE, mientras que los servicios técnicos de ingeniería y arquitectura suman cerca de 35.800.

Rumbo a la recuperación. ¿Qué previsiones se esperan en el ámbito de la ingeniería tras el COVID-19?

La recuperación ha comenzado ya, aunque tardará. Según previsiones de Randstad Research, actividades relacionadas con la ingeniería no se recuperarán totalmente hasta entrado el año 2022. Pero las empresas están comenzando ya a trabajar y tomar el camino a esa ansiada normalidad. La profesión es ambiciosa, ya que el Instituto de Ingeniería de España propone reactivar la economía elevando la participación de la actividad industrial y productiva hasta el 20% del PIB.

En Randstad Professionals contamos con consultores de selección especializados en ingeniería, que conocen perfectamente la realidad del sector y sus necesidades durante la recuperación. Entre los perfiles en los que estamos especializados se encuentran directores industriales o ingenieros de calidad, comercial, procesos, producción, proyecto o construcción.

¿Necesitas ayuda para activar tu negocio?