evento de [reflexiones] sobre la movilidad interna de las organizaciones

 

Desde Randstad RPO retomamos la jornada [reflexiones], un espacio de diálogo organizado por Randstad para debatir sobre los principales retos a los que se enfrentan las empresas desde el punto de vista de los recursos humanos y la gestión del talento. En esta ocasión, reflexionamos sobre la movilidad interna en el ámbito nacional e internacional y contamos con Javier Vidaurreta, People Partner en KPMG España para dinamizar la conversación.

El evento fue presentado por María Jesús Soga, Directora Nacional de RPO Randstad, acompañada por Javier Martín, Director de Talento en Randstad, y Ana Casqueiro, Strategic Account Manager en Randstad. Además, contó con la participación de María Mirón, Directora de Selección de Bankinter; Sandra Gil, Talent Manager de ABB; María Rodríguez Navarro, Directora de Talento y Cultura de Endesa; Lucía Castillo de la Cruz, Responsable de Talento de Acciona Infraestructura; Mariola García, CEO de Bejob; María Narvaez, Directora Corporativa de Talento de MAPFRE; Héctor Arto, Responsable de Selección de Iberdrola; Carmen Alegría, Directora de Talento y Desarrollo de Intelcia; Amparo González, Directora de RRHH de Accenture; y Alicia Marquina, Head of People Administration & labour relations de BBVA Technologies.

1

ser generadores de empleabilidad

En un entorno económico, social, político y tecnológico complejo, la movilidad interna en las organizaciones es un gran reto a la hora de gestionar el talento de los equipos. En este contexto, Javier Vidaurreta compartió su experiencia, aprendizaje y buenas prácticas para afrontar esta realidad en una multinacional de la talla de KPMG.

Con la entrada de las nuevas generaciones al mundo laboral, en palabras de Vidaurreta, “el verdadero reto para nuestra función está en buscar el equilibrio entre promoción interna, movilidad, rotación y adquisición de talento que cada compañía necesita”. Por eso, considera que es fundamental apostar por “ser generadores y aceleradores de la empleabilidad interna y externa de nuestros profesionales, cuidando la formación y el plan de carrera de cada empleado y respetando el equilibrio entre su vida personal y profesional”. Sin olvidar, como apuntaba María Jesús Soga, la gestión óptima del talento senior de las organizaciones.

“Aunque no sea viable dejar a cero el porcentaje de rotación del talento, si está fidelizado y su experiencia de empleado ha sido positiva, ayudará a atraer a más y mejores profesionales a nuestras  organizaciones”, concluía Vidaurreta. “La rotación sana puede contribuir a la sostenibilidad del negocio en el medio plazo”.

2

la formación, clave para fomentar la movilidad interna

El punto de encuentro de todos los participantes al evento se encontraba en las ventajas de la promoción de la movilidad interna como un pilar estratégico en la gestión del talento, aunque no estuviera exento de las dificultades y desafíos que puede plantear.

En esta línea, la formación se antoja como una herramienta fundamental para poder accionar con mayor éxito la movilidad de los empleados. Por ejemplo, el upskilling y el reskilling permitirá mantener a los equipos formados en capacidades y aptitudes que en un futuro les posicionará para cubrir una vacante interna. De este modo, no solo se agiliza el proceso, sino que también fideliza el talento y supone una reducción de costes de contratación.

3

el acompañamiento del talento en su carrera

El papel del manager es otra herramienta esencial para mejorar la experiencia del empleado. Por un lado, velando por su crecimiento y desarrollo profesional a través de un plan de formación personalizado y un feedback de mejora continua. Y, por otro lado, respetando el interés por experimentar nuevos retos o roles en otro equipo dentro de la compañía.

El rol del HR Business Partner (HRBP) debería ofrecer también ese acompañamiento para poder conocer de primera mano las inquietudes y expectativas de los equipos. De este modo, habrá una mayor capacidad por parte del equipo de RRHH de anticiparse a futuras necesidades y de asesorar a cada empleado en su carrera profesional, ofreciendo distintas oportunidades de desarrollo dentro de la misma empresa.

Para finalizar la jornada, se extrajeron algunas conclusiones:

  • Hay que entender la movilidad interna como una posible solución a algunos de los retos en la gestión de recursos humanos, como la escasez y la rotación del talento.
  • Cuanto mayor sea el conocimiento de las necesidades de los equipos y del negocio, más exitosas van a ser las políticas de movilidad interna de las compañías.
  • La formación personalizada, el upskilling y el reskilling son fundamentales para fidelizar al talento y favorecer el desarrollo y la movilidad interna.

¿Quieres externalizar la selección de candidatos? ¡Desde Randstad RPO te ayudamos!