A raíz de la crisis sanitaria originada por el COVID-19, el 50,5% de las empresas españolas optaron por el teletrabajo para continuar con su actividad, según un reciente estudio de Randstad Research. Hoy, la mayoría de ellas lo mantienen, algunas incluso combinándolo con la presencia física por turnos o grupos. Lo que está claro, es que el teletrabajo ha venido para quedarse, y con ello, las sustitución de la mayoría de las reuniones presenciales a las que estábamos acostumbrados por las videoconferencias.

La situación laboral que estamos viviendo ha hecho que se multipliquen e intensifiquen el número de videollamadas que realizamos a lo largo del día. Aunque trabajemos desde casa, tenemos que recordar que estamos en horario laboral y debemos seguir una serie de buenas prácticas para lograr con éxito una videoconferencia. 

¿Quieres descubrirlas? ¡Toma nota!