Tiempo de lectura: 4 minutos 

En los últimos meses hemos visto cómo la mayoría de las empresas han tenido que cambiar la forma de trabajar.  La crisis sanitaria ha hecho que miles de empleados se hayan tenido que adaptar a marchas forzadas a diferentes maneras de desempeñar su trabajo, con la finalidad de continuar su actividad laboral.

Esto ha sido un reto no solo en el ámbito técnico y tecnológico, sino también en la parte más humana. Los líderes han tenido que mantener la cohesión de los equipos y la motivación de sus miembros para incentivar su fidelización, un reto que siempre es prioritario para las organizaciones, que se ha intensificado en este contexto.

El reto de motivar al talento en la era COVID.

La incertidumbre y el miedo a lo desconocido son factores que interfieren en el desarrollo de las actividades diarias de tu equipo, que pueden desmoralizarle. Ten en cuenta que, incluso cuando todo pase, esta situación puede seguir pasando factura a los ánimos de tus profesionales. Para que esto no ocurra, tendrás que tomar las riendas de la situación y actuar. Estas claves te resultarán muy útiles para mantener siempre la motivación del talento:

  • Comunícate de forma transparente.  Una buena comunicación es vital para el correcto funcionamiento de una empresa. Durante una crisis como la actual lo es mucho más, ya que la incertidumbre está más presente que en cualquier otro momento. Deberás potenciar este aspecto más que nunca y con especial tacto. Tanto si las cosas van bien como si van mal, es mejor que seas claro y honesto con los miembros de tu equipo para evitar situaciones negativas generadas por rumores o dudas.
  • Cuida los detalles y elogia los logros. Los detalles evitan malentendidos y marcan la diferencia. Trata de acercarte por igual a todas las personas de tu equipo, evita la tergiversación en los mensajes, especialmente en la comunicación por escrito o llamada (donde es más difícil interpretar su sentido), y permanece al día de los logros de cada persona. Reconocer los avances y los esfuerzos de tu equipo ayudará a su cohesión, reforzará los ánimos y será un impulso para seguir haciendo un buen trabajo.
  • Propicia un ambiente agradable y haz uso de técnicas que fomenten la cohesión. Una atmósfera laboral agradable siempre contribuirá a que tu equipo esté motivado. Mostrar apoyo, transmitir ánimo e incentivar una conexión personal más allá de la laboral, son factores que permitirán construir un ambiente más distendido. Sin embargo, en situaciones donde gran parte de la compañía teletrabaja, es más difícil conseguirlo. Una buena opción es potenciar las videollamadas grupales que no se centren 100 % en el trabajo. Esto contribuirá al team building y a mantener el sentido de pertenencia. Por otro lado, recurrir a técnicas como el coaching o la gamificación también serán de gran ayuda en situaciones en las que tu equipo necesita más apoyo.

El salario emocional: alicientes más allá de los económicos.

Cuando pensamos en la palabra “salario” nos suelen venir a la cabeza las condiciones que hemos pactado en el momento en el que optamos a nuestro puesto de trabajo, especialmente aquellas que atienden a sueldo y horario. Sin embargo, el salario emocional se centra más en otros factores de carácter no económico, que tienen como fin satisfacer necesidades personales, familiares y/o profesionales, otro tipo de incentivo que contribuye a motivar al talento y que se convierte en un factor diferencial frente a la competencia en tu employer branding.

Estos factores cada vez se tienen más en cuenta por los trabajadores a la hora de elegir un empleo u otro. Las oportunidades de ascender dentro de la organización, la formación, el ambiente de trabajo o la cultura empresarial y los valores que promueve, son algunos ejemplos de ello.

Por ello, ofrecer una propuesta de valor atractiva para el talento no solo pasa por ofrecer una retribución competitiva y acorde con el su perfil profesional. Es imprescindible completarla también con este tipo de alicientes que van más allá de lo exclusivamente económico. Son claves para fidelizar al talento, mejorar la opinión que los propios trabajadores tienen de la empresa, elevar la productividad, e incluso disminuir el absentismo.

La formación continua: un doble beneficio.

La posibilidad de obtener una formación dentro del propio puesto de trabajo es uno de los factores que tienen una gran incidencia en la fidelización y motivación del talento, con una doble ventaja:

a) Para el talento

El hecho de ofrecer a los trabajadores de una organización un plan de formación con el que puedan desarrollar su talento, será un aliciente que incremente su motivación personal y profesional.

Para ello deberás conocer las inquietudes, expectativas y objetivos de cada miembro de tu equipo, así como qué tareas realiza con mayor agilidad y sus puntos fuertes. Una vez tengas esta información, podrás trazar su itinerario formativo de forma personalizada.

b) Para la empresa

Un trabajador satisfecho con la labor que realiza es más productivo que otro al que solo le mueve la obligación. Mantener la motivación incide directamente en la calidad del trabajo que desempeña. Además, cuanto más competitivo sea el talento con el que cuentas, más lo será la organización.

El aprendizaje continuo también es necesario para que nadie se quede desactualizado frente a los nuevos retos que se generan en un entorno laboral que no cesa de cambiar y evolucionar. Esto se hizo visible especialmente durante los primeros meses de pandemia, en los que los profesionales que contaban con más conocimientos, especialmente en el campo de la digitalización, pudieron continuar su labor adaptándose rápidamente a los cambios de su empresa. Un equipo cualificado es vital para afrontar retos similares al que estamos viviendo, apostar por métodos de formación continua como el reskilling, hará que los profesionales con los que cuentas sean más versátiles y estén capacitados para afrontar cualquier situación.

En la actualidad, es más fácil que nunca implementar planes de formación en tu empresa. En Randstad llevamos más de 20 años ofreciendo soluciones de formación y apostando por la metodología elearning, que permite al talento formarse desde cualquier lugar y en el horario que desee. De esta manera, logramos que el ritmo de aprendizaje se adapte a las necesidades de cada persona.

¡Desde Randstad te ayudamos a afrontar todos tus retos!